ELECCIONES AUTONÓMICAS

Aznar calienta la campaña de Castilla y León con duros ataques a Casado

"Hay quien se agarra a los populismos mágicos porque no tienen un referente en quien confiar", ha dicho el ex presidente en un acto electoral en Valladolid

José María Aznar, en el acto de campaña de este sábado en Valladolid.

José María Aznar, en el acto de campaña de este sábado en Valladolid. / EFE/NACHO GALLEGO

3
Se lee en minutos
EPE

El expresidente del Gobierno y expresidente del Partido Popular, José María Aznar, ha disparado contra el actual líder popular, Pablo Casado, en plena campaña electoral para las autonómicas de Castilla y León. "Más que nunca tenemos que ser muy claros, tenemos que estar seguros, tenemos que ser firmes, es decir, tenemos que ser una sólida referencia en la cual confiar", ha dicho Aznar en su intervención en un acto de campaña desarrollado en la Cúpula del Milenio de Valladolid este sábado. En el acto no ha estado presente Casado, que tenía un compromiso de campaña en Segovia.

"Hay muchas personas que se agarran a supuestas soluciones baratas, fáciles, mágicas, a populismos mentirosos, o a populismos falsos, a populismos mágicos, porque no tienen un referente en quien confiar". Ha continuado.

FAES, la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales, que lidera el expresidente del Gobierno, ya se pronunció a principios de este mes sobre asuntos que afectan a la actual dirección del PP. Lo hizo en dos ocasiones: la primera, para defender la actuación de la CEOE en la negociación de la reforma laboral y sostener que "mantiene los elementos fundamentales" de la legislación popular, a pesar de que Casado ordenó votar en contra; la segunda pidiendo a Génova que base su labor de oposición en la presentación de propuestas, siguiendo el ejemplo de lo que se hace en Madrid.

Dos apuntes consecutivos que rompen el silencio mantenido estos años por FAES sobre la estrategia de Casado y que, a la espera de nuevas oportunidades, empiezan a recordar a los mensajes que Aznar enviaba a Mariano Rajoy a través de esta misma vía. Aquellos eran más explícitos, duros y persistentes. Con Casado, por ahora, son un fenómeno incipiente pero que se producen en medio de una profunda incomprensión del exdirigente popular por la guerra abierta entre Génova y Ayuso. Según fuentes conocedoras, suponen los primeros "toques de atención" o "comentarios amablemente críticos" lanzados desde FAES.

Aznar se ha distanciado progresivamente del presidente del PP, a pesar de la amistad personal y política que les une, y en el último año incluso le ha lanzado algunos reproches en público. Pero participó en la convención itinerante del PP este otoño y siempre que puede muestra su confianza en que Casado será el próximo jefe del Ejecutivo. Esto no impide que el expresidente se encuentre entre el amplio grupo de personalidades del partido que ha sucumbido al liderazgo de Isabel Díaz Ayuso. "Ahora están todos deslumbrados con ella", asegura una fuente del PP, en alusión a la presidenta de la Comunidad de Madrid. "Incluso Aznar". Estas mismas fuentes sí creen que en los últimos meses se ha intensificado el alejamiento entre el exlíder del PP y Casado: "Ya no habla igual de él".

"Aquí empezó un partido unido, fuerte, ganador"

Aznar ha acudido a apoyar a Alfonso Fernández Mañueco, que busca la reelección como presidente de la Junta de Castilla y León, a la capital de la comunidad autónoma que él presidió entre 1987 y 1989 y desde donde se lanzó a la política nacional para conquistar la presidencia del Gobierno. "Aquí empezó un partido unido, fuerte, ganador, se gestó una alternativa nacional" ha dicho en su discurso de este sábado.

Aunque sólo ha mencionado al actual líder del PP de pasada, el discurso del expresidente ha estado plagado de mensajes en clave interna: "En estos tiempos tan embarullados, tan desordenados y tan de pequeñeces, construir es liderar", ha indicado. "Construir es integrar, no fraccionar", ha dicho.

Sí ha tenido palabras para elogiar el liderazgo de Mañueco porque, ha dicho, sabe rodearse de los mejores. "Hay que llamar siempre a los mejores, sin ninguna reserva, hay que sumar activos permanentemente". Aznar ha dicho ver similitudes entre el liderazgo del presidente autonómico con la "historia de éxito" que, según él, supuso su periodo al frente del PP, que le hizo dar el salto desde la presidencia de Castilla y León a la presidencia del Gobierno nacional, de la que ha pedido sentirse "legítimamente orgullosos".

Noticias relacionadas