BATALLA EN EL PP

Aznar comienza a enviar "toques de atención" a Casado en medio de la guerra con Ayuso

  • FAES pide a la dirección del PP que se vuelque en hacer una oposición "propositiva" basada en "los buenos gobiernos de gestión territorial", en alusión a Madrid

  • "Ahora están todos deslumbrados con Ayuso", admiten fuentes populares, sobre el entorno en el que crecieron políticamente Casado y la presidenta de la Comunidad de Madrid

José María Aznar y Pablo Casado en un acto en la Universidad Francisco de Vitoria.

José María Aznar y Pablo Casado en un acto en la Universidad Francisco de Vitoria. / Juan Carlos Hidalgo / EFE

5
Se lee en minutos

En apenas unos días FAES, la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales, que lidera el expresidente del Gobierno, José María Aznar, se ha pronunciado dos veces sobre asuntos que afectan a la actual dirección del PP de Pablo Casado. La primera, para defender la actuación de la CEOE en la negociación de la reforma laboral y sostener que "mantiene los elementos fundamentales" de la legislación popular, a pesar de que Casado ha ordenado votar en contra. La segunda pidiendo a Génova que base su labor de oposición en la presentación de propuestas, siguiendo el ejemplo de lo que se hace en Madrid.

Dos apuntes consecutivos que rompen el silencio mantenido estos años por FAES sobre la estrategia de Casado y que, a la espera de nuevas oportunidades, empiezan a recordar a los mensajes que Aznar enviaba a Mariano Rajoy a través de esta misma vía. Aquellos eran más explícitos, duros y persistentes. Con Casado, por ahora, son un fenómeno incipiente pero que se producen en medio de una profunda incomprensión del exdirigente popular por la guerra abierta entre Génova y Ayuso. Según fuentes conocedoras, suponen los primeros "toques de atención" o "comentarios amablemente críticos" lanzados desde FAES.

Aznar se ha distanciado progresivamente del presidente del PP, a pesar de la amistad personal y política que les une, y en el último año incluso le ha lanzado algunos reproches en público. Pero participó en la convención itinerante del PP este otoño y siempre que puede muestra su confianza en que Casado será el próximo jefe del Ejecutivo. Esto no impide que el expresidente se encuentre entre el amplio grupo de personalidades del partido que ha sucumbido al liderazgo de Isabel Díaz Ayuso. "Ahora están todos deslumbrados con ella", asegura una fuente del PP, en alusión a la presidenta de la Comunidad de Madrid. "Incluso Aznar". Estas mismas fuentes sí creen que en los últimos meses se ha intensificado el alejamiento entre el exlíder del PP y Casado: "Ya no habla igual de él".

SEGUIR EL EJEMPLO DE AYUSO

Lo cierto es que en la nota editorial del último número del Cuadernos FAES de Pensamiento Político, con el que la Fundación ha estrenado el año, se le explica al PP cómo debe ejercer la labor de oposición. Su papel, señala, es ser también "alternativa" y ofrecerse "de manera creíble como el cambio necesario y razonable" a un Gobierno que, subraya, "daña las instituciones, enfrenta a los españoles y deteriora sus derechos, devalúa la posición internacional de España y utiliza la propia cohesión nacional como partida de negociación para permanecer en el poder".

Isabel Díaz Ayuso en una comparecencia en La Moncloa.

/ J.J. Guillén

Y para FAES la manera de hacerlo es desarrollar el "componente propositivo". Génova ni siquiera está obligada a ser creativa o innovadora, viene a decir. Le basta con sostener sus propuestas "sobre los buenos modelos de gobierno territorial", a los que luego sólo restaría añadir la idea de conjunto para todos los españoles. La Fundación de Aznar no cita directamente a Madrid pero el ejemplo al que se refiere el laboratorio de ideas de Aznar es Díaz Ayuso. De hecho, según las fuentes consultadas, esto es lo que se piensa en FAES: que lo de que debe hacer Génova es transmitir que su proyecto político y económico es Madrid, que esas políticas son las que impulsarán en España y que para eso es necesario que Casado cuente, se apoye, en la presidenta madrileña.

El expresidente no se ha escondido en la defensa de este planteamiento. Ya dijo de ella, semanas después de su éxito en las elecciones autonómicas, que es el "camino a seguir". Y ahora insiste, justo en medio de la batalla que libran Génova y Sol por la presidencia del partido en Madrid.

"ES LA POLÍTICA MÁS POPULAR, PUNTO"

Como le pasa a una gran parte del partido, Aznar, según distintas fuentes, no puede entender que la actual dirección pretenda impedir que Ayuso presida el PP madrileño. E incluso recientemente dejó entrever que debe hacerlo. En una entrevista en el suplemento dominical XL Semanal, publicada el pasado 12 de diciembre, dijo que "tanto la presidenta de la Comunidad de Madrid como el alcalde de Madrid tienen todo el derecho a presentarse". Pero añadió: "La presidenta de la Comunidad de Madrid es la política más popular de toda España, punto".

Y preguntado, precisamente por el conflicto en torno a la presidencia, sentenció: "El principal activo del PP se llama Madrid, el modelo alternativo del PP se llama Madrid y las personas que lo encarnan tienen expansión general por toda España. Estoy hablando del modelo de libertad que los ciudadanos defienden en Madrid y que sirve para toda España. Ese es el principal activo que tiene el PP: ¡por favor!, que no se deteriore y que se enriquezca".

En resumen, lo que ahora sostiene FAES en su editorial: que la construcción de una alternativa al Gobierno se debe edificar con las políticas que Díaz Ayuso impulsa en Madrid. Por ahora su postura no ha hecho mella en la dirección del PP. Todo lo contrario, El conflicto entre Casado y Ayuso no tiene visos de solución, aunque las encuestas constatan que esta crisis reabre la fuga de votantes del PP a Vox. Su defensa del papel de la CEOE en la reforma laboral tampoco ha tenido eco. Los populares tienen decidido el voto en contra porque, aseguran fuentes del partido, ellos representan intereses que van más allá de la patronal. Además, apuntan, la CEOE nunca les informó de la marcha de las conversaciones, a pesar de que luego acuden al PP cuando quieren matizar en el Congreso alguna propuesta económica del Gobierno.

Noticias relacionadas