Política

Este alcalde renegado de Génova es la clave en las elecciones de Castilla: "El PP quiere ovejas dóciles"

Jesús Manuel Sánchez Cabrera, alcalde de Ávila, posa frente al Ayuntamiento.

Jesús Manuel Sánchez Cabrera, alcalde de Ávila, posa frente al Ayuntamiento. / EPE

  • El alcalde de Ávila, de un partido independiente, afirma que Mañueco se "ha inventado una farsa" de moción de censura para adelantar unos comicios que "ponen en riesgo la salud de los castellanoleoneses" 

  • "Es García Egea quien convoca las elecciones para tapar otros asuntos", asegura Sánchez Cabrera, 'purgado' en su día por Casado y que pronostica una derrota del PP: "Se creen que los ciudadanos son tontos"

14
Se lee en minutos

Tere, que vive al lado del Ayuntamiento de Ávila, siempre que lo ve se lo dice: "Debe de ser el alcalde más torpe que hemos tenido, porque mira que echa horas aquí metido, los demás no se quedaban por la tarde ni por la noche". Pasear con Jesús Manuel Sánchez Cabrera (Ávila, 1982) por el centro de la ciudad exige cierto grado de paciencia. Si no le paran los vecinos, les para él para preguntarles por la familia, por la pandemia, por sus cosas. Cita por el nombre a la mayoría. 

"Si estás para echar un baile", le responde a una vecina mayor que se le queja de los achaques mientras echa la mañana en la plaza mayor, donde un sol radiante que ha desplazado al cielo plomizo de primera hora da un brillo especial a los puestos navideños. 

En diez minutos a pie de calle uno percibe por qué obtuvo el 35% de los votos en las pasadas elecciones de 2019 en esta localidad de casi 58.000 habitantes donde había gobernado el PP durante 28 años. Y eso que cinco meses antes no tenía ni partido. Pablo Casado, antes compañero de filas y amigo, le relegó en la listas pese a ser uno de los mayores activos del PP en Castilla y León después de presidir la Diputación desde 2015. Entonces, Sánchez Cabrera ayudó a fundar Por Ávila, un partido que ponía en el centro los problemas de la provincia. Y arrasó.

Pablo Casado, junto al alcalde de Ávila, en una imagen de archivo.

/ EFE

Ahora Sánchez Cabrera vuelve a llamar la atención de la prensa nacional. El procurador que obtuvo su partido en aquellas elecciones a las Cortes de Castilla y León era clave para que el Gobierno de coalición de PP y Ciudadanos aprobara las cuentas este año. Las negociaciones, que el alcalde afirma que siempre fueron entre los tres partidos, "y Fernández Mañueco [el presidente de Castilla y León y del PP] estaba enterado al detalle", estaban muy avanzadas. Pero el lunes pasado y por sorpresa, el presidente de la Junta disolvió las Cortes y convocó elecciones para el 13 de febrero.

El motivo que esgrimió: que PSOE, Ciudadanos, y Por Ávila estaban preparando una moción de censura contra el PP. "Es una invención, una farsa de Mañueco que no tiene ningún sentido", se defiende.

Pregunta. ¿Llegaron a hablar con Francisco Igea [vicepresidente de la Junta y líder de Cs hasta el lunes] de una moción de censura?

Respuesta. No, claro que no, si es que no se ha puesto encima de la mesa. El señor Igea era la persona más leal y fiel que podía tener Mañueco. Nunca han tenido un enfrentamiento ni le ha dejado mal y sin embargo, Mañueco despotrica ahora de su vicepresidente, de su consejera de Sanidad..., cuando realmente han estado trabajando bien y no ha habido ningún problema hasta ahora. 

P. Dice que estas elecciones no las convoca Mañueco.

R. Es que estas elecciones las convoca Teodoro García Egea dentro de una estrategia nacional del PP para tapar aquellas cuestiones que no le interesan, fijar la atención en otras cuestiones. Nos usa a los castellanoleoneses en unas elecciones innecesarias. La estabilidad del Gobierno podía estar garantizada con Ciudadanos y Por Ávila, podían haber acabado el mandato. Mañueco ha recibido una llamada y le han dicho que convoque elecciones pensando en los intereses del PP. Es una estrategia para que Casado sea presidente del Gobierno donde se quiere calendarizar una serie de acontecimientos y los primeros en pagar los platos rotos hemos sido nosotros. 

P. ¿Qué cree que quieren tapar?

R. No lo sé, esa pregunta se la tendría que hacer al PP, pero al convocar elecciones lo que han hecho es acabar con varias comisiones de investigación que estaban sobre la mesa, como es la del incendio de la sierra panamera, que iba a constituirse, o la que ya estaba constituida, la de las residencias... había cosas encima de la mesa que incomodaban al PP y su gestión de los últimos dos años y medio. También hay que recordar que hay varios procedimientos judiciales que rozan a Mañueco, como el de las primarias de Salamanca, su provincia y encima en las elecciones en las que fue elegido. 

P. Queda toda la campaña, ¿pero qué cree que va a pasar? ¿van a castigar los electores este adelanto electoral? R. Es que nadie entiende por qué ha convocado elecciones. A mí la gente me lo preguntaba ayer por la calle y no sabía qué decirle. Varios inversores me decían que está creando un gran clima de inestabilidad. Estoy convencido de que el PP va a perder las elecciones. No se puede jugar así con la gente, y menos en la sexta ola, en pleno pico de contagios, cuando está muriendo la gente. El PP piensa que los ciudadanos son tontos y los pueden manipular. Lo que hay que hacer es trabajar para atajar la pandemia. No puedes cesar a tu consejera de Sanidad, que gestiona la pandemia desde el minuto uno. Están poniendo en riesgo la vida de los castellanoleones. No se lo va a perdonar la gente, que estaba encantada con la gestión de Verónica Casado, porque ha sido honesta y ha tomado decisiones difíciles en momentos puntuales, como los cierres de la hostelería, pero todas las decisiones que ha tomado han sido pensando en salvar vidas. ¿Es que va a tomar decisiones restrictivas la Consejería como va a proponer la Conferencia de presidentes? 

ANIMAL POLÍTICO

Exempleado de banca, Sánchez Cabrera es un animal político. Fue compañero de pupitre de Íñigo Errejón en Políticas de la Universidad Complutense, se afilió a Nuevas Generaciones de joven y presidió la diputación provincial de 2015 a 2019, pese a que no era el candidato oficial del partido. No fue una decisión fácil. Con solo 32 años le había dado un ictus del que se repuso y por el que los médicos le recomendaron dejar la política. No lo hizo: "Consiguieron saber que lo que me provocó el ictus y los pequeños microinfartos era una apnea de sueño. Ahora duermo con un respirador y duermo a pierna suelta, es que llego agotado".  

Después de que Casado prescindiera de él, abandonó el PP. Era diciembre de 2018 y el enero siguiente ya estaba embarcado en el nuevo partido que iba a "defender de verdad los intereses de la provincia". Sus miembros se reunían en la Posada de la Fruta, ahora un bar restaurante, pero que llegó a hospedar en su día a Orson Wells durante el rodaje de "Campanadas a medianoche". "La oficina la teníamos ahí arriba, en un cuarto", rememora el alcalde sobre este local que tiene un precioso patio de columna techado que sirve ahora de comedor. 

"Es que fíjate, es como una casa del pueblo", bromea el alcalde, que no para de saludar aquí y allá. Cuenta que en la primera reunión con la oposición, antes de tomar posesión en junio de 2019, les dijo que quería contar con ellos. "Nuestra ideología es Ávila, no somos ni de izquierdas ni de derechas". Ciudadanos se sumó y le dio los concejales que le faltaban para la mayoría absoluta. Un partido que ahora Mañueco ha situado en el ojo del huracán.

Pregunta. ¿Cómo se enteró de que convocaba elecciones anticipadas?

Respuesta. Iba camino de la subdelegación de Gobierno y nos llamó Carmen, la jefa de prensa. No salíamos de nuestro asombro, no tenía ningún sentido.

P. ¿Es cierto que estaban negociando los presupuestos a las espaldas del PP?

R. Claro que no, las negociaciones eran con PP y Ciudadanos. Tratábamos de buscar un punto de encuentro en cuanto a las enmiendas que habíamos presentado. Eran 22 enmiendas por 35 millones de euros. Empezamos a trabajar con ellos de la mano. Ciudadanos iba a trabajar para encajar las enmiendas en sus consejerías, y el PP iba a hacer lo mismo. Nos iban a ir diciendo qué enmiendas se aceptaban y por qué importe. Todo iba bien hasta que hubo una reunión en el parador donde Raúl de la Hoz, el portavoz del PP en las Cortes, tiró por tierra todo el trabajo y nos dijo que las enmiendas quedaban reducidas a siete millones, pero no de nueva inversión, sino que lo sacaban de otras partidas. Era un juego de trileros. 

El alcalde de Ávila, en la muralla de la ciudad.

/ EPE

P. ¿Y eso?

R. En aquel momento pensamos que esa propuesta era para que dijéramos que no, obteniendo una supuesta justificación para decir que no les salía el presupuesto porque Por Ávila no les votaba. Ahora, después de lo que ha pasado, pensamos que estaban ganando tiempo. Estaban esperando al día que Teodoro García Egea había marcado para convocar las elecciones. Estamos seguros que llevaban semanas retrocediendo las conversaciones. Estaban esperando el momento que les estaba marcando Génova. 

P. ¿No había ningún interés entonces en pactar?

R. No, estaban mareando la perdiz. Buscando la excusa perfecta para convocar elecciones. ¿Qué ocurrió? Que el sábado el PSOE anuncia que va a votar a favor de las enmiendas de Por Ávila, y ahí se les ocurre que igual están tejiendo una moción de censura. No tiene sentido. Cualquiera que conozca la relación personal del señor Francisco Igea y el señor Luis Tudanca [portavoz del PSOE] saben que no se pueden ni ver, se odian. Es imposible que haya un acuerdo para una moción, es impensable. ¿Y quién va a contar con nosotros para una moción de censura cuando tuvimos una hace cuatro días, como aquel que dice [fue en marzo y no prosperó] y no la hemos votado? No tiene ningún sentido. 

Son las 13.00 horas y las calles lucen cierto trasiego de gente volviendo a casa a comer, muy lejos de la imagen de las tres de la tarde, cuando no hay un alma por ahí. Jesús Manuel se pide una coca-cola light y tres torreznos en la Posada de la Fruta. "Joder, nos han fastidiado bien, para una vez que teníamos la sartén por el mango", le dice el camarero, Benjamín. "Es que lo tenían planeado hace tiempo", le responde el alcalde, que muestra a todo el mundo su indignación por "la irresponsabilidad" de la convocatoria. Por la fecha elegida y porque veía que esos 35 millones que iban a conseguir para Ávila en los presupuestos iban a ayudar a hacer muchas cosas:  

-Es que no hay que olvidar que es un momento muy complejo porque hay que gestionar los fondos europeos, de Next Generation, que gestionan las comunidades autónomas, pero de los que dependemos los ayuntamientos. Ahora mismo la maquinaria ha parado. Todas las inversiones que estaban en juego están paradas. El PP va a tener por ello un gran castigo electoral. Es un menosprecio. Se olvidan de dar soluciones a los problemas que tiene esta tierra. Hace unos días se inauguraba el AVE a Orense y Ávila es una de las ciudades que se quedan sin AVE. Y la Junta no hace nada. 

P. Ha dicho que aspira a pasar de un procurador a dos para tratar de ser más decisivos. 

R. Nosotros nos vamos a poner a disposición de los abulenses. Pedro Pascual va a ser el candidato de Por Ávila y tenemos que sacar dos escaños. Es momento que Por Ávila tenga mayor representación en Las Cortes. Los últimos años de [Juan Vicente] Herrera fueron nefastos para Ávila, el único procurador que ha defendido los intereses de Ávila ha sido Pedro Pascual, por eso nos van a dar su apoyo... Tenemos concejales de derechas y de izquierdas, cualquier elector puede votar a Por Ávila. 

P. Mañueco ya se refiere a ustedes como "ese partido local"...

R. Parece que ahora nos quiere despreciar, pero hace cuatro días nos llamaba para pedir el voto de Pedro Pascual. Es que una persona que monta una farsa como la del señor Mañueco no tiene credibilidad. No ha cumplido con Ávila y será castigado en las urnas. 

P. En Génova aseguran que tienen encuestas que les dan cerca de la mayoría.

R. Bueno, todos sabemos cómo cocinan las encuestas en Génova. Se pueden juntar con Tezanos y hacer la pócima juntos. 

Sus dardos tienen siempre una clara diana: el PP. Lejos, muy lejos quedan sus años jóvenes, cuando Nuevas Generaciones le unió a Casado, Isabel Díaz Ayuso o Santiago Abascal, con los que compartía cañas y primeras experiencias políticas. Y como no hay peor cuña que la de la propia madera sus palabras escuecen mucho en Génova ahora. Era uno de los suyos y ahora es un renegado de Casado después de que este tratara de desplazarle en las listas del PP de 2019. Entretanto, ahora parece que le ha salido un nuevo aliado.

Pregunta. La plataforma de España vaciada ha anunciado que se va a presentar. ¿Se han puesto en contacto con ustedes?

Respuesta. No, en la provincia no ha habido ningún movimiento ni nadie se ha puesto en contacto porque entiendo que nosotros somos los representantes de la España vaciada en Ávila, pero sin ser de ninguna organización. Nos hemos adelantado a lo que está ocurriendo en otros puntos. Entiendo que aquí no se presentarán.  

El alcalde de Ávila, junto a Fernández Mañueco (c.), presidente de Castilla y León, y Carlos García, presidente de la Diputación de Ávila

/ EPE

P. Después de lo que ha pasado, ¿se sentarán a hablar con el PP tras las elecciones?

R. Nosotros estamos dispuestos a buscar diálogo con todas las formaciones políticas. A nosotros lo que nos da fuerza es ser la formación clave para sacar adelante inversiones para Ávila. En la diputación provincial este año, por ejemplo, hemos votado en contra de los presupuestos, por ejemplo, pero los anteriores, se votó a favor porque eran buenos para la provincia. Siempre estamos dispuestos a negociar y dar estabilidad. Nunca va a haber vetos ni cordones sanitarios con ningún partido.

P. ¿Qué la parece la fecha elegida para las elecciones?

R. Son unas elecciones anómalas, desde luego, en plena sexta ola. No podemos olvidar que el 14 de febrero es pleno invierno. ¿Si cae un nevazo tipo Filomena quién va a votar? Con una población muy envejecida además. Muchos de ellos están en Madrid con sus hijos. ¿Va a haber voto por correo para esas personas? Va a ser muy complejo. Hay muchos concejales y alcaldes del PP que están ahí porque es el partido que gobierna y quieren inversiones para su pueblo, pero no porque crean en el PP. Opinan lo mismo que yo, pero no lo pueden decir públicamente porque si no el cacique no les da la inversión para su pueblo. En las pasadas elecciones sus ediles y alcaldes tiraron del partido porque eran elecciones autonómicas y municipales, pero ahora no. 

P. ¿Qué sugiere, que hay alcaldes del PP que no van a apoyar a su partido? 

R. Creo que no se van a implicar en estas elecciones. Saben de sobra que la Junta de Castilla y León no ha hecho nada por su pueblo. Es que hay provincias que han sido muy maltratadas,. de segunda, de tercera y de cuarta categoría [...] en las últimas están Zamora, Ávila, Segovia y Soria. Recientemente la Junta ha propiciado una gran fábrica de autobuses en Valladolid, que creará 2.000 empleos directos y 5.000 indirectos. No tiene sentido este centralismo. Han dejado que las provincias se vacíen, la fuga a Madrid es enorme. Bajamos año tras año en población cuando tenemos una tierra rica para el campo, para la industrias, para la logística... El castellanoleonés es muy trabajador, muy buen trabajador, pero la Junta no ha apostado por industrializar la comunidad. 

P. En Génova no es usted muy querido y ahora se vuelve a cruzar en el camino de Casado. ¿Por qué prescindió de usted en las elecciones de 2019?

R. Yo siempre que he estado en política he antepuesto los intereses de los abulenses a los del PP. Entré muy jovencito, pero continuamente tenía desavenencias. Yo defendía siempre a Ávila, y ellos defendían los intereses del partido en Madrid y Valladolid. Fui presidente de la diputación, luchamos durante cuatro años para cambiar al PP, para que la gente estuviera comprometida y antepusiera los intereses de la provincia al partido, y volvimos a las andadas. El PP quiere ovejas dóciles que hagan lo que quiere el pastor. Lo más cómodo es decir 'Sí, bwana' al partido, lo mas difícil es lo otro, defender a tu tierra delante de quien sea, yo lo voy a hacer siempre con honestidad y cercanía.

Noticias relacionadas