CASTILLA Y LEÓN

Mañueco adelanta elecciones a febrero y abre el nuevo ciclo electoral en España

El presidente de Castilla y León remodela su Gobierno y adelanta elecciones para el 13 de febrero, abriendo el nuevo ciclo electoral por delante de Andalucía. El vicepresidente Igea muestra su indignación.

 El presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco.

 El presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco. / EFE/Víctor Lerena

2
Se lee en minutos

Castilla y León celebrará elecciones anticipadas el 13 de febrero. El presidente, Alfonso Fernández Mañueco, ha remodelado por sorpresa su Gobierno de coalición (sin previo aviso a Ciudadanos) y ha firmado esta misma mañana el decreto de disolución de las Cortes y la convocatoria anticipada. Como publicaba EL PERIÓDICO DE ESPAÑA esta misma mañana, los tambores de adelanto electoral resonaban con fuerza en la comunidad después de que el PP fracasara la semana pasada en sus conversaciones con el procurador de Por Ávila para sacar adelante los Presupuestos de 2022 que se votan el jueves.

Mañueco tenía muy difícil llegar a un acuerdo para sacar las cuentas públicas y tampoco se esforzó por abrir conversaciones con otros procuradores como el del partido regionalista leonés. Es cierto que formaciones como Vox, igual que en Andalucía o el Ayuntamiento de Madrid, ya habían dejado claro que no darían su apoyo a las cuentas. Como adelantó este diario, fuentes de la Junta venían señalando muchos motivos que hacían plausible el adelanto, insistiendo en que más allá de las cuentas públicas, el presidente castellanoleonés tenía más razones de peso para defender un adelanto.

A mediados de enero se celebrará el congreso autonómico del PP en el que Mañueco ni siquiera tiene rival en las primarias. De hecho, en estos últimos días está haciendo una ruta por las distintas provincias para asegurarse un cónclave de alfombra roja. En la Junta reconocen que será una plataforma importante y una exhibición de músculo del partido en Castilla y León. El presidente lleva semanas encadenando visitas a Madrid, ha reforzado su equipo de asesores en los últimos meses con perfiles más políticos y no hay un acto o debate de pedigrí en la capital que se pierda.

Además de que las encuestas le sonríen y la inestabilidad se hace evidente habiendo perdido la mayoría absoluta, hay que tener en cuenta que convocando elecciones en 2022, no tendrá que volver a las urnas al año siguiente como sí le ocurrió a Isabel Díaz Ayuso en Madrid. El estatuto autonómico de Castilla y León así lo establece. Tendrá una legislatura completa a partir del 13 de febrero. La celeridad en la convocatoria también podría impedir que movimientos como la España vaciada tuvieran tiempo de organizarse debidamente, ya que aspiran a una amplia irrupción en las Cortes.

Por otro lado y no es un asunto menor, las elecciones desactivarán varias comisiones de investigación parlamentarias que siguen su curso a día de hoy y que preocupan al PP. Desde la trama eólica al caso de corrupción ‘Perla Negra’ (relativo al sobrecoste millonario que conllevó la compra de un edificio para la consejería de Economía en el municipio de Arroyo de La Encomienda). Y en mitad de todo ello sobresale también la reciente imputación del PP de Salamanca, su presidente y su gerente por la supuesta financiación ilegal en el marco de las primarias que encumbraron al propio Mañueco. Los investigados deberán declarar el día 30 de este mes.

Noticias relacionadas