AGENDAS DEL EXCOMISARIO

Una reunión con Cospedal fue el origen de la "Operación Cataluña", según las agendas de Villarejo

  • El excomisario informaba puntualmente al PP y al Gobierno de Rajoy sobre la presentación de denuncias y las informaciones obtenidas

  • Supuestas cuentas en el extranjero de Mas y Trias, el caso Pujol y sus reuniones con un hijo del ‘expresident’ constan en las anotaciones

María Dolores de Cospedal llegando a la Audiencia Nacional.

María Dolores de Cospedal llegando a la Audiencia Nacional. / José Luis Roca

4
Se lee en minutos

Reunión muy afectiva y cómplice. Muy atenta a todo y tomó nota de detalles. Coincide en la importancia del momento”. Así recuerda el excomisario José Manuel Villarejo la reunión que mantuvo el 26 de octubre de 2012 con la entonces secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, a la que también asistió su marido, Ignacio López del Hierro, y que prácticamente da el pistoletazo de salida a la “Operación Cataluña”, según escribió en sus agendas.

Con la palabra “Barna”, el excomisario y principal imputado en el caso Tándem, en el que se investigan las cloacas policiales, va introduciendo las reuniones que mantiene, su interlocutor y palabras clave como “cuentas Andorra” o el avance de las denuncias que ayuda a presentar: la del empresario Javier de la Rosa y la de Victoria Álvarez, expareja del primogénito del expresidente de la Generalitat Jordi Pujol, a la que llama “Viki”.

Con sus anotaciones se comprueba que informó del día a día al PP, a través de Cospedal, y al Ejecutivo, a través del secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, al que llama ‘Chisco’, que también está imputado en la Kitchen y con el que mantiene una comunicación frecuente desde que, al menos, era jefe de gabinete del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz. El 8 de octubre de 2012 comenta que “está muy cabreado con la pitada” al himno y al día siguiente ya habla de “Asunto CiU. Barna-Pin (lo pide él a Pin)”, en referencia al entonces director adjunto operativo, Eugenio Pino.

Funcionario de pueblo

En las anotaciones de Villarejo, 'Chisco' está muy disgustado con su antecesor en la Secretaría de Estado: el 10 de octubre de 2012, el expolicía anota: “Habla muy mal del S.E. Dice que es un funcionario de pueblo que no sabe hacer nada a derechas”.

En la reunión del día 26 con Cospedal, el excomisario escribe sin especificar más: “Organiza cita con Alicia”. Cuatro días después ILH, siglas que coinciden con las de su marido, añade que da “varios toques porque Alicia S. Camacho no estaba en el hotel”, en referencia a la entonces líder del PP catalán, Alicia Sánchez Camacho.

En la entrada del 6 de noviembre aparecen varios móviles, entre ellos los del expresidente catalán Artur Mas y Oriol Pujol, el único de los hijos que se dedicaba a la política. Entre sus papeles hay un documento que tituló “plan de trabajo Barna”, fechado la víspera, en el que escribe más de una veintena de puntos, en los que cita a medios de comunicación, pero también a Daniel Osacar, el extesorero de CDC condenado en el caso Palau e imputado en el 3%, así como “A M cuentas del padre Luxemburgo”, “Palau, cuentas personales”, “corrupción mossos” y “contactos banqueros Andorra” junto a la que añade “documentos ¡¡Vital!!”.

“Ministro gran bronca”

A medida que avanzan sus agendas, Villarejo va introduciendo personajes, según habla con ellos o de ellos. El 6 de diciembre en una entrada relativa a una querella contra la UDEF, en la que dice que la unidad policial “niega vínculo con borrador”, Pino le hace un comentario que el expolicía sintetiza así: “Ministro gran bronca por no controlar”. Junto a las siglas de Javier de la Rosa añade “mossos le protegerán”.

Diciembre de 2012 fue un mes con muchas anotaciones: “Denuncia Viki”, para unos días después añadir que está “muy mosca y enfadada” no quiere hablar con él más, aunque después declara ante Anticorrupción. Entre medias, Villarejo dice que habló con Cotino, en referencia al que fue director general de la Policía Juan Cotino, “para poder transmitir a Rajoy todo”.

Según Villarejo, Cospedal se mostró “muy preocupada” por las detenciones de Método 3 en febrero de 2013 y añade: “ILH. Quiere que pare todo, niega que le facturaran. Grabación de Bárcenas”. También cita la que se hizo de la comida que mantuvieron Victoria Álvarez y Alicia Sánchez Camacho.

El gran momento

Ese año la “Operación Cataluña” se compagina con la Kitchen. En enero de 2014 vuelve a quedar con Viki y habla de “posible fuente de mafia judicial de CiU”. En febrero se refiere a la “querella Artur Mas” y en abril queda con Álvarez para “comentar y abono del mes”. Ese mes entran a robar en el domicilio de Viki y se llevan su ordenador.

En julio es cuando el ‘expresident’ hace un comunicado reconociendo su fortuna de Andorra, motivo por el que Cospedal le manda un sms, que dice que “como siempre no contesto”, y Pino se muestra “contento muy escuetamente”.

Las anotaciones continúan con el exdiputado de CDC Felipe Puig y"su "hermano imputado en Mercurio", que dan paso a Josep Pujol, al que propone en septiembre “ver a su padre e incluso a su hermano antes de declarar” y quedan en “seguir hablando”. Ese mismo mes López del Hierro está muy preocupado por aparecer relacionado con los negocios de los Pujol.

La entrada más extensa y general de todas es la del 8 de octubre de 2014. La encabeza “Chisco” y el resumen de Villarejo es: “Joaquin Nadal. PSC y CDC. Financiación de partidos y comisiones particulares. Rusiñol: financiación de diputación. Pagos. Puerto del Rosario. Badia socio de Puig y Pujol dispuesto a colaborar con la justicia. CDC denuncia en Anticorrupción a Esquerra. Hnos Trias nuevos 20 millones de suiza a Andorra. Juez Aguirre con ganas de seguir imputando”. Prácticamente judicialmente solo se concretó el caso Pujol, que está pendiente de juicio.

Noticias relacionadas