COMUNIDAD DE MADRID

La oposición planta a la presidenta de la Asamblea de Madrid por censurar las críticas al hermano de Ayuso

  • La izquierda ha vuelto a cargar este jueves contra la presidenta regional y el intento de la presidenta del parlamento autonómico de frenar las críticas ha provocado el enfado de los tres grupos de izquierda y Vox.

  • La Asamblea convoca de manera urgente una junta de portavoces extraordinaria para tratar lo sucedido.

La oposición planta a la presidenta de la Asamblea de Madrid por censurar las críticas al hermano de Ayuso

EFE

3
Se lee en minutos

PSOE, Unidas Podemos, Más Madrid y Vox han abandonado este jueves el Pleno de la Asamblea de Madrid, después de que la presidenta del parlamento autonómico, María Eugenia Carballedo, censurase al PSOE para evitar críticas y menciones al hermano de la jefa del Ejecutivo madrileño. Los tres grupos de izquierda llevan varios días denunciando que el hermano de la presidenta de la Comunidad de Madrid es uno de los receptores de contratos "a dedo" y "sin publicidad" firmados con la administración madrileña.

En el Pleno de este jueves, la izquierda ha vuelto a cargar contra Isabel Díaz Ayuso y ha estallado con el intento de Carballedo de frenar las críticas. El enfado por la censura de la presidenta de la Asamblea ha desencadenado el abandono de la Cámara regional de la oposición en bloque.

La diputada del PSOE Carmen López estaba en el uso de la palabra en el pleno monográfico sobre las contrataciones del Gobierno durante la pandemia cuando ha indicado que el hermano de Ayuso se dedicaba "a ir por los hospitales a sugerir a las unidades de contratación a qué empresa hay que contratar". Con sólo esta mención, la presidenta de la Cámara ha pedido a la diputada que retirase sus palabras por acusar a un familiar de otro miembro de la Cámara y por emplear "palabras feas" para este fin.

López, que se ha negado desde la tribuna, ha sido llamada al orden por segunda vez y ha sido entonces cuando la presidenta de la Mesa le ha pedido que abandonase la tribuna, primero, y la Cámara, después, mientras diputada ha seguido discutiendo y defendiendo su libertad de expresión. Tras su negativa y con el revuelo formado en los escaños, la presidenta ha invitado a los servicios de la Cámara a acompañar a la socialista fuera del hemiciclo. Este gesto es el que ha provocado el plantón definitivo de todos los grupos, incluido Vox, que han abandonado su sitio y se han agolpado en los pasillos hasta que, uno por uno, han ido compareciendo todos los portavoces para condenar lo sucedido.

Con la Asamblea vacía, Juan Lobato, que se encontraba fuera de la Cámara cuando han sucedido los hechos, ha sido respaldado por casi todos sus diputados al comunicar su firme "repulsa" por lo que consideran una censura y falta de libertad parlamentaria. En la misma línea, se han pronunciado la dirigente de Más Madrid, Mónica García, o las de Podemos, Carolina Alonso y Alejandra Jacinto.

No es la primera vez que las indicaciones de la presidenta de la Cámara no son bien recibidas por la oposición. En otras ocasiones ha acusado a Carballedo de actuar como dirigente del Partido Popular y no como representante de todos los diputados de la Asamblea. De hecho, en esta línea se ha pronunciado Vox, que ha anunciado que presentará un escrito para pedir que les aclaren cuáles son los límites de la libertad de expresión de los diputados madrileños. Monasterio se ha mostrado ofendida porque entiende que los límites a los insultos sólo se ponen cuando afectan a los miembros populares y, sin embargo, no se toman medidas cuando en la Cámara a ellos les llaman "nazis" o arremeten contra sus familiares.

Tras el plantón, la presidenta se ha visto obligada a convocar una Junta de Portavoces extraordinaria a petición del PSOE y de Más Madrid, que se ha celebrado durante el receso del pleno monográfico, al que no está claro que los grupos de la oposición vayan a incorporarse.

Noticias relacionadas