Por qué un Tesla es más divertido parado que en marcha

Por qué un Tesla es más divertido parado que en marcha
3
Se lee en minutos

Tesla goza de una gran popularidad entre los que quieren pasarse a la movilidad eléctrica. La figura de Elon Musk y unos productos rompedores con lo que ha sido el automóvil hasta ahora han hecho que la marca gane tantos fans como detractores. Lo cierto es que los vehículos de la marca están entre los más avanzados del mercado, pero esto es un arma de doble filo, ya que la marca se centra más en la tecnología y la experiencia de usuario que en el dinamismo y la conducción. Es por eso que los Tesla se aprovechan más en parado que en marcha.

El máximo partido de un vehículo Tesla, sobre todo de los Model 3 y Model Y, se saca cuando están estacionados, ya sea en un aparcamiento o mientras se carga. Tras probar ambos modelos, en Neomotor siempre hemos defendido que como producto tecnológico estos coches tienen pocos rivales, pero como vehículo no supera a ninguno de sus rivales ni en prestaciones -en los modelos base-, ni en comodidad ni seguridad. Hasta que llegue el extra ‘conducción autónoma total’, incluso hay otras opciones que mejoran el comportamiento del Autopilot de Tesla en marcha.

Decenas de opciones para entretenerse

Pero en parado, estar sentado en un Tesla es como estar en casa. Lo que sí hace muy bien la marca es dotar de sus coches de muchas posibilidades para hacer más amena la espera durante la carga o incluso el trayecto en largos atascos. Por ejemplo, el Model 3 y el Model Y ofrecen un amplio catálogo de videojuegos con opciones tan clásicas como el ajedrez o el 2048 y propuestas tan divertidas como el Beach Buggy Racing 2, un juego de carreras en el que se usa el volante y el freno del mismo coche para correr. La estrategia de Battle of Polytopia o Fallout Shelter son otras opciones dentro de los títulos que ofrece.

Si no eres muy dado a los videojuegos no te preocupes, los vehículos Tesla ofrecen un navegador web para navegar por Internet o acceder a las redes sociales como Twitter. Pese al ‘pique’ entre Elon Musk y Mark Zuckerberg o Jeff Bezos, puedes entrar a Instagram, Facebook y Amazon desde el mismo coche si te apetece. 

Las opciones aumentan en la aplicación ‘Theatre’ de los coches de la marca estadounidense, que ofrece en una sola carpeta las aplicaciones de Netflix, Disney+, Twitch, Youtube o HBO, desarrolladas específicamente para el sistema operativo de Tesla y perfectamente compatibles con su pantalla. Al estar siempre conectado a Internet, ver Juego de Tronos o El Juego del Calamar mientras cargamos el coche es una delicia. No falta Spotify y su infinito catálogo de canciones y listas de reproducción para escuchar las últimas novedades.

‘Modo Romance’ y karaoke

El amplio interior de todos los vehículos de Tesla y la configuración de sus asientos que pueden reclinarse casi por completo maximizan la comodidad. Esa hora aproximada que tarda un supercargador en cargarlos al 100% puede pasar muy rápido. Para aprovechar todo el espacio, la aplicación Modo Romance, disponible dentro del apartado Toybox, reproducirá una hoguera en la pantalla y sus sonidos por los altavoces, al tiempo que activa la calefacción con bastante potencia. Para dejar volar la imaginación…

Si en vez de en pareja, estamos en familia, a todo esto se suman otras funciones dentro de Toybox, como el navegador basado en la superficie de Marte, una aplicación para dibujar o una función para gastar bromas que simula pedos en cualquiera de los asientos. Para los artistas, de serie se incluye la aplicación Karaoke, que en China pueden disfrutar con micrófono, para quedarse afónico con canciones como La Macarena. 

Todos estos añadidos, algunos muy simpáticos, responden a la motivación de Elon Musk de que todo el mundo se divierta en sus coches. Sin embargo, y para apoyar nuestra afirmación de que un Tesla es mejor coche en parado que en marcha, muchas de estas funciones, como las de ‘Theatre’, los videojuegos o el Modo Romance, no están disponibles en marcha, con lo que deberemos recurrir a la clásica música y radio como único entretenimiento para los pasajeros en marcha. Todo esto, claro está, se limita por motivos de seguridad y evitar distracciones al volante.

Noticias relacionadas