MUNDIAL DE QATAR | GHANA

El viaje de Salisu, de llegar "tarde y sin botas" en su última oportunidad a jugar el Mundial pasando por Valladolid

Mohammed Salisu, defensa de Ghana, en un partido amistoso ante Brasil. 

Mohammed Salisu, defensa de Ghana, en un partido amistoso ante Brasil.  / EUROPA PRESS

  • El central, uno de los encargados de frenar a Cristiano Ronaldo este jueves (17.00: La1), se dio a conocer en el club pucelano, que en 2020 lo traspasó al Southampton por 12 millones, la venta más cara de la historia su historia

  • Fran Castaño, fundador de una academia de jóvenes talentos en Ghana y descubridor de Salisu cuando tenía 17 años, recuerda que era un desconocido en su país cuando ya jugaba en LaLiga: "La selección sub-20 no le llamaba, nos decían que si se pagaba el billete de avión le podían ver"

6
Se lee en minutos

Cuando Mohammed Salisu (Accra, 23 años) se presentó hace casi seis años a hacer una prueba para la entonces recién fundada ‘African Talent Football Academy’, el hoy central del Southampton y de la selección de Ghana apenas podía imaginar que estaba a punto de dar el paso que iba a cambiar su vida para siempre. A Kumasi, donde había sido citado junto a un grupo de futbolistas jóvenes para jugar un partido, llegó con lo puesto y tras haber sido expulsado de su anterior equipo, y la primera impresión no fue precisamente buena.

"Recuerdo que vino tarde, sin botas... Me enfadé muchísimo cuando me dijeron que ése era el chico que me habían recomendado, pensé que no era serio. Pero mi ayudante, que es más calmado, me dijo: 'Vamos a verlo'. Le dejamos unas botas de un portero y a los 10 minutos ya quería hablar con su familia para que viniera con nosotros”, cuenta el español Fran Castaño, ideólogo y fundador de la academia de jóvenes talentos futbolísticos, sobre la primera vez que vio a Salisu, que no había jugado "nunca un partido oficial". “Me quedé impresionado, lo tenía todo. Técnica y tácticamente era bueno, físicamente era un portento, tenía carácter, potencial... Veías en él un jugador”.

Después de trabajar como analista táctico y entrenador de fútbol base en varios clubes madrileños, entre ellos el Leganés, Castaño llegó a Ghana en 2012 "a la aventura, en busca de un cambio en su vida ante la falta de oportunidades en el fútbol español y sin tener muy claro que quería ser". A través de un periodista, contactó con el entrenador del Accra Hearts of Oak, que le ofreció trabajar como analista táctico en su cuerpo técnico mientras se hacía un nombre en África.

De ahí, y tras trabajar en varios clubes africanos, pasó a ser seleccionador de la sub-17 y la sub-20 de Níger mientras en su cabeza daba forma a la idea de crear un centro de jóvenes talentos ubicado en Nsawam, a 60 kilómetros de la capital de Ghana. Con la ayuda de un inversor británico ajeno al fútbol que conoció en esa etapa, volvió en 2017 a Ghana para abrir las puertas de su academia, en la que acoge a chicos de entre 13 y 18 años que empiezan a competir en la Segunda División de Ghana y se preparan para intentar dar el salto al fútbol europeo a la vez que se forman académicamente y socialmente.

"Normalmente cuando alguien piensa en abrir, busca chicos jóvenes para formarlos. Nosotros teníamos un inversor que, al no ser de este mundo, buscaba un rendimiento económico rápido, y yo lo que quería es que esta organización se asentara en el tiempo, por lo que al principio me centré en buscar alguien ya muy hecho, que apenas tuviéramos que trabajar con él, para luego poder formar con más calma con chicos más jóvenes", recuerda.

"La llave"

Y entonces apareció Salisu, al que apodaron the key (la llave). En él vieron la carta de presentación perfecta para dar el margen necesario a la academia para crecer y asentarse. "El primer jugador que mandáramos a Europa tenía que ser muy bueno porque se iba a convertir en la 'llave' para abrirnos las puertas de otros clubes en el futuro. Y de cara al inversor teníamos mostrar que podía funcionar desde el primer momento", explica sobre el central, que apenas ocho meses después de llegar al centro ya estaba listo para partir.

No fue fácil, de todas formas, que un club español apostara por él. Al no poder conseguir el visado para realizar una prueba, ya que solo se lo concedían si llegaba con un contrato, y solo poder mostrar un pequeño vídeo de sus partidos en Ghana, muchos clubes se echaron para atrás. Pero entonces Castaño habló con Víctor Fernández, exjugador al que conocía de su etapa como analista en el Leganés y que en ese momento entrenaba al juvenil del Valladolid, para convencerle de apostar por el chico sin más referencias que su palabra. Una decisión que cambió el futuro del jugador y de la academia.

El choque de cambiar Ghana por Valladolid, ya entrado el invierno y en un país en el que no conocía el idioma, fue "brutal" para Salisu, que estuvo acompañado por su descubridor en todo ese proceso. Pero cuando saltaba al terreno de juego, todo los problemas se esfumaban. "Víctor vino hacia mí nada más verlo y me dijo: '¿Tú sabes el futbolista que has traído aquí? Cuando la gente lo vea jugar va a alucinar", recuerda Castaño.

Salisu roba a un balón a Messi durante su etapa en el Valladolid.

/ EUROPA PRESS

Dicho y hecho, ya que solo necesitó jugar unos 10 partidos con el juvenil, sus primeros duelos oficiales, y una treintena con el filial para, el 18 de agosto de 2019, estrenarse en LaLiga, con 20 años y cuatro meses, con una victoria ante el Real Betis, siendo indiscutible desde entonces en el once de Sergio González.

Mayor venta del Valladolid

Un año después, y tras despertar el interés de clubes como el Atlético de Madrid, fue traspasado al Southampton, en la que hasta ahora es la venta más cara de la historia del club pucelano (alrededor de 12 millones). Entonces, llegó el revuelo en Ghana, donde era prácticamente un desconocido hasta que despuntó y fichó por un equipo de la Premier League, el campeonato más seguido en África.

"Cuando ya había debutado en Primera, le mandaba los links de los partidos al seleccionador nacional sub-20 y no le llamaban, me decían que si se pagaba él el billete de avión le podían ver", explica su descubridor. Cuando, tras fichar por el Southampton, en la Federación se dieron cuenta de su nivel, trataron de enmendar el error, aunque Salisu tardo en aceptar la llamada. "Le fueron a visitar un montón de veces el presidente, los entrenadores. No era por rencor, es que llegó a Inglaterra con una lesión, y primero quería asentar su carrera allí antes de ir a la selección, porque allí en África la presión a las que les someten, tanto a los jugadores como a las familias, es enorme, y quería esperar a estar preparado".

Noticias relacionadas

El debut con los Black Stars llegó, por fin, en la última convocatoria previa al Mundial, en un amistoso ante Brasil. "Hablo con él y le insisto en que no se acomode. Tiene tanto potencial, y aprende tan rápido, que enseguida alcanza el nivel y se acomoda. Es un chico que necesita retos constantemente", insiste Castaño.

El siguiente ya está a la vuelta de la esquina. La Portugal de Cristiano Ronaldo le espera este jueves (17.00; Gol Mundial) en su estreno en una Copa del Mundo. Y Salisu está listo para el desafío.