Contenido ofrecido por:

Masificación turística

20th Century Fox deberá pagar 270.000 euros a Tailandia por los destrozos en 'La Playa' de Di Caprio

La empresa causó todo tipo de daños en la zona para el rodaje y la película provocó una avalancha de turistas

20th Century Fox deberá pagar 270.000 euros a Tailandia por los destrozos en 'La Playa' de Di Caprio
2
Se lee en minutos
Joan Lluís Ferrer

Es el claro ejemplo de cómo una playa solitaria y prácticamente desconocida puede convertirse, de la noche a la mañana, en un hormiguero atestado de gente y barcos que destruye su tranquilidad y sus valores naturales. Es lo que sucedió hace más de 20 años, cuando se rodó la película ‘La Playa’, con Leonardo di Caprio de protagonista. Primero se destruyeron partes importantes de la playa, en la bahía de Maya, en las tailandesas islas Phi Phi, para poder rodar la película y posteriormente se llenó todo de turistas y embarcaciones.

Ahora, una sentencia del Tribunal Supremo de Tailandia ha obligado a la productora cinematográfica 20th Century Fox a indemnizar con 270.000 euros al estado de Tailandia y a efectuar una adecuada restauración de los ecosistemas dañados.

La playa en cuestión, de apenas 250 metros de largo, sufrió los efectos del éxito de la película. La proyección en las pantallas de todo el mundo propició la llegada masiva de turistas a este recóndito lugar.

Pero para entonces ya se habían causado numerosos destrozos. La productora 20th Century Fox y Santa International Film llegaron a la playa en 1998 y, sin contemplaciones de ningún tipo, ‘adecuaron’ la estética de este paraje natural a sus necesidades cinematográficas.

Las excavadoras enviadas por las empresas de la película arrasaron vegetación clave para evitar la erosión de la playa, sustituyeron palmeras autóctonas por decenas de palmeras de especies exóticas y se llevaron a cabo otras acciones que dañaron el entorno.

La playa, atestada de barcos turísticos, en una imagen reciente / iStock

Como consecuencia de la masiva llegada de turistas tras la proyección de la película, en el año 2000, las poblaciones de coral de estas aguas se han visto seriamente dañadas o han desaparecido en algunos casos.

Obligados a restaurar la playa

La sentencia que acaba de emitir el Tribunal Supremo de Tailandia confirma que las productoras deben ejecutar obras de rehabilitación y del conjunto de la isla donde se encuentra la playa, con cargo a su propio bolsillo.

El gobierno tailandés se ha visto obligado incluso a cerrar el acceso público a la playa durante largas temporadas, al objeto de permitir la regeneración de las especies vegetales y animales.

El diario Bangkok Post informa de que, en la actualidad, la playa sigue cerrada, aunque se espera poder abrirla en octubre bajo estrictas normas de aforos y control de horarios.

El caso llegó a los tribunales tan pronto como se estrenó la película y llegó la avalancha de turistas, con todas sus perniciosas consecuencias. El gobierno tailandés interpuso la demanda entonces y, finalmente, se ha llegado a un acuerdo entre el Estado y las empresas mediante el cual éstas abonarán 270.000 euros para ejecutar los trabajos de restauración ecológica.

Las primeras demandas de entidades ecologistas y autoridades reclamaban una compensación diez veces más alta.

Aunque inicialmente las productoras cinematográficas intentaron realizar una cierta recuperación ambiental de la zona, extrayendo las palmeras exóticas e instalando vallados de bambú para retener la arena que se llevaba el mar, estas acciones no resultaron suficientes, según informa la prensa tailandesa.

......

Contacto de la sección de Medio Ambiente: crisisclimatica@prensaiberica.es

Noticias relacionadas