ACUERDO ENTRE PP, CIUDADANOS Y RECUPERA MADRID

Almeida salva los presupuestos de Madrid sin Vox y con los 'carmenistas' escindidos de Más Madrid

  • Se acaba el idilio del alcalde y portavoz del PP nacional con Vox en el Ayuntamiento de Madrid

  • Los carmenistas consiguen incorporar a los presupuestos la eliminación de los "regalos fiscales" a los más ricos a través del IBI, varias propuestas socio-culturales como proteger económicamente la fiesta del Orgullo o nombrar a Almudena Grandes hija predilecta de la capital y ampliar la apuesta por una movilidad sostenible con transporte público gratuito y el refuerzo de los carriles bici.

  • Dimite Felipe Llamas, uno de los cuatro ediles carmenistas contrario al acuerdo alcanzado, pero Almeida mantiene la mayoría para sacar adelante el proyecto

La primera teniente de alcalde del Ayuntamiento de Madrid, Marta Higueras (i), y el candidato del PP al Ayuntamiento de Madrid, José Luis Martínez-Almeida (c), indican su lugar a la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena (d), a su llegada al izado de la bandera en la plaza de Colón de Madrid, con motivo de la festividad de San Isidro.

La primera teniente de alcalde del Ayuntamiento de Madrid, Marta Higueras (i), y el candidato del PP al Ayuntamiento de Madrid, José Luis Martínez-Almeida (c), indican su lugar a la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena (d), a su llegada al izado de la bandera en la plaza de Colón de Madrid, con motivo de la festividad de San Isidro. / EFE/ Ballesteros

9
Se lee en minutos

A cuatro días de la fecha límite, 31 de diciembre, José Luis Martínez Almeida ha conseguido por fin un acuerdo para sellar sus presupuestos para la ciudad. Y lo ha hecho haciendo virar el proyecto y las ordenanzas fiscales hacia su izquierda para poder tener finalmente el apoyo de los cuatro ediles escindidos de Más Madrid, integrados ahora en el grupo mixto. Es decir, que se acabó definitivamente el idilio del PP con Vox también el Ayuntamiento de Madrid, como ha ocurrido previamente en Andalucía. Los de Santiago Abascal han culminado su amenaza de querer escorar y lanzar a Almeida a los brazos de los carmenistas para utilizarlo como arma política en su contra, pero, a cambio, le ofrecen al alcalde y también portavoz del PP nacional la posibilidad de recuperar la imagen transversal y de “alcalde de todos” que consiguió durante los peores meses de la pandemia que, antes del triunfo de Isabel Díaz Ayuso el 4-M, lo convirtió en el gran activo de los populares en Madrid.

El viraje de las cuentas municipales se deja ver en la propuesta fiscal, en aspectos culturales, de vivienda, movilidad y gasto social, sobre los cuales los cuatro ediles de Recupera Madrid han incorporado enmiendas que les permiten defender el apoyo a dos partidos liberales como PP y Ciudadanos bajo el argumento de que centran el proyecto y de que eliminan cualquier referencia que evoque a Vox.

Sin embargo, este giro no ha sido suficiente para uno de los cuatro ediles del grupo mixto, Felipe Llamas, que ha anunciado su renuncia al acta al final del día, según ha adelantado Europa Press y ha confirmado posteriormente Recupera Madrid. Este carmenista, ex director de gabinete de la exalcaldesa, había mostrado su desacuerdo al resto del grupo durante los escasos días que ha durado la negociación con el equipo de gobierno. Pero finalmente, ha preferido no apoyar el proyecto con su voto en el próximo Pleno ni buscar fórmulas alternativas y dejar la política activa. A pesar de este último imprevisto y de que esto puede suponer que Más Madrid gane un concejal más, los números siguen siendo favorables al equipo de gobierno y lo más previsible es que los presupuestos salgan adelante en la votación.

Por su parte, en su argumentación defensiva del acuerdo, el equipo de gobierno pone el foco en la necesidad de tener unos presupuestos que, sin ser los que les hubiese gustado tener, les permite dar salida a las inversiones y gastos necesarios para la consolidación de la recuperación económica madrileña tras la crisis sanitaria de estos dos últimos años y que el alcalde, durante la presentación del acuerdo, incluso ha calificado de “continuistas”.

El cambio de socios de Almeida, en el que la vicealcaldesa Begoña Villacís y líder de Ciudadanos en Madrid se ha volcado en las últimas semanas para que el rechazo de Vox pudiera tener un resultado incluso positivo en la ciudad, se ha traducido también en una diferente puesta en escena respecto a los presupuestos pactados por Isabel Díaz Ayuso con Rocío Monasterio en la Asamblea de Madrid.

A diferencia de lo firmado entre populares y el grupo parlamentario Vox, escueto, sin apenas explicaciones y directo a los 13 puntos acordados de manera sucinta, el documento del pacto firmado entre PP, Ciudadanos y Recupera Madrid incluye un prólogo para explicar la motivación del acuerdo alcanzado, en el que todas las partes justifican por qué han optado por darse la mano siendo formaciones ideológicamente tan opuestas.

El alcalde necesita explicar ante sus votantes, y un electorado de Vox al que su partido quiere atraer, por qué prevalece la necesidad de sacar adelante unos presupuestos ante las dudas sobre sus nuevos socios. Los carmenistas, por su parte, necesitan aclarar a todo el electorado de izquierdas, desde los más moderados a los más radicales, por qué han facilitado a Almeida un proyecto de semejante envergadura que le facilita la gestión de todo el año próximo. En Ciudadanos, miran hacia un lado y otro convencidos de que lo mejor que les ha podido pasar es quitarse a Vox de en medio y que los de Recupera Madrid son más posibilistas que sectarios.

Este cambio de socios por parte de Almeida trasciende la política local precisamente por el alcance nacional que tiene cualquier acción del primer edil de la capital por su cargo como portavoz nacional del PP. En Génova trabajan desde hace meses en la absorción por la vía de los hechos de Ciudadanos, intentando tumbar su poder institucional allá donde tienen capacidad para hacerlo, como sucedió primero en Murcia y ahora en Castilla y León. Pero con Vox la situación es diferente. La única forma de hacerlo es ganándose a sus simpatizantes, intentando que aquellos que dejaron el PP para votar a la ultra derecha vuelvan "a casa" y este pacto con la izquierda en Madrid dificulta ese trabajo. Además, las diferencias entre lo que sucede en la Comunidad de Madrid, con Ayuso pactando sin complejos con Vox e ignorando toda propuesta que llega desde la izquierda, y el Ayuntamiento ahondan en las divergencias internas del partido con la pugna que mantienen Génova y la Puerta del Sol y que sitúan a Almeida en medio de esta contienda.

El pacto

Junto a las consideraciones previas del pacto, el texto incorpora también propuestas que, según los firmantes, están extraídas de las enmiendas presentadas por los otros dos grupos de izquierdas, Más Madrid y PSOE. Otra diferencia más con los presupuestos de Ayuso, que pactó con Vox no aceptar una sola enmienda de la oposición en la Asamblea. Y un argumento para que los carmenistas puedan a su vez frenar a quienes desde la izquierda quieran criticar tanto el contenido de los presupuestos como el apoyo del grupo mixto a los mismos. Pero a Más Madrid y al PSOE no les ha importado, no han dudado en criticar el fondo y han acusado a los carmenistas prácticamente de haberse vendido.

El pacto ahora sellado y que incorpora cerca de 60 puntos, superó su principal escollo antes del día de Navidad, tal y como adelantó EL PERIODICO DE ESPAÑA. El aspecto fiscal, focalizado en la bajada generalizada del IBI que había propuesto el equipo de gobierno, fue lo que estuvo a punto de hacer saltar por los aires la negociación. Los carmenistas apostaban inicialmente por una fórmula que favoreciera a los inmuebles de menor valor y que el coste de esa ayuda lo pagaran los de mayor superficie (tanto si eran residenciales como del sector terciario). Pero tras ver que los máximos propuestos por ambas partes no eran conciliables, finalmente, el equipo de gobierno ha aceptado la propuesta del grupo mixto, que tenía dos objetivos claros: evitar lo que llaman “regalo fiscal” a los inmuebles de mayor valor y ayudar a los de menor peso catastral. De este modo, Almeida y Villacís han aceptado finalmente eliminar esa bajada generalizada que supondría un ahorro de 60 millones para los madrileños, según el cálculo de la Delegación de Hacienda, y establecer una bonificación a los titulares de viviendas cuyo valor catastral no supere los 300.000 euros.

Almudena Grandes, hija predilecta de Madrid

Además, entre otras consideraciones que se han tenido en cuenta en la negociación, hay una cuestión que ha sido objeto de crítica por parte de todos los grupos de izquierda y que ahora se ha logrado incluir como parte del pacto. La escritora madrileña Almudena Grandes será finalmente declarada "hija predilecta" de la capital. Aunque el PP ha mostrado alguna reticencia inicial, según fuentes conocedoras de la negociación, finalmente se ha aceptado la propuesta junto con la incorporación de otros dos nombres de mujer a las calles de Madrid: Emilia Pardo Bazán será el nombre que lleve el nuevo centro cultural de la plaza Colón y la maestra Justa Freire tendrá otra vez su propia calle, después de que el equipo actual la hubiese retirado en aplicación de una resolución del Tribunal Superior de Justicia de Madrid. 

En cuanto al capítulo de movilidad incluido en el presupuesto, los ciudadanos de Madrid podrán encontrarse a partir del 1 de enero con autobús público gratuito en determinados días. El acuerdo final matiza la propuesta inicial de Recupera Madrid, que pedía la gratuidad en las horas punta, pero se limitará a periodos concretos, precisamente, porque lo contrario incurriría en un gasto excesivo difícil de digerir para las cuentas públicas según el equipo de gobierno. Se aplicará, por tanto, cuando se active el protocolo de actuación municipal para los días de alta contaminación y en ocho días de gran afluencia en determinadas zonas, como puede ser en la vuelta al cole, el primer día laborable después del puente de diciembre o el black friday, entre otros. Esta medida se aplicará por un importe máximo de 25 millones de euros.

Además, se apuesta de forma más notoria por ofrecer a los ciudadanos una alternativa al vehículo a través del uso de la bicicleta. Para esta propuesta, el acuerdo incorpora medidas propuestas inicialmente por Más Madrid y el grupo socialista. Así, el Ayuntamiento se compromete a iniciar lo antes posible los trámites para que la EMT asuma la gestión directa de BiciMad, a lo que se destinará un presupuesto inicial de 5 millones. Asimismo, se dedicará la misma cantidad a la construcción del tramo de carril bici de Castellana previsto entre Atocha y Raimundo Fernández Villaverde. Y otros cinco millones a la señalización provisional de carriles bici conforme al Plan Director de Movilidad Ciclista. A esto se suma otra iniciativa que ayude a incrementar el uso de transportes alternativos y en la que se incorporan directamente varias enmiendas presentadas por el grupo socialista. Así, se ampliarán los espacios urbanos que hasta ahora estaban reservados para el estacionamiento de vehículos privados o comerciales para que en adelante tengan también espacio para aparcar bicis, patinetes o motos.

Por otro lado, el presupuesto acordado incluye, entre otros, una ayuda de hasta 500.000 euros la celebración del Orgullo de Madrid en 2022, siempre y cuando la situación sanitaria lo permita, e incrementar hasta 75.000 euros las ayudas a las asociaciones LGTBI, que previsiblemente se retirarán a la Fundación Madrina. Además, el equipo de gobierno se ha comprometido a estudiar la implantación de tres nuevos centros de violencia de género por 400.000€.

Noticias relacionadas