FIN DEL IDILIO

Almeida y Vox rompen las negociaciones sobre los presupuestos

Javier Ortega Smith a la entrada de su reunión de esta mañana con el alcalde José Luis Martínez Almeida.

Javier Ortega Smith a la entrada de su reunión de esta mañana con el alcalde José Luis Martínez Almeida.

2
Se lee en minutos

La amenaza de Javier Ortega Smith sobre los presupuestos de José Luis Martínez Almeida se ha cumplido. Vox ha confirmado que no apoyará el proyecto del equipo de Gobierno municipal tras la reunión in extremis que han tenido el portavoz del grupo y el alcalde a primera hora de esta mañana.

Este martes, tras las continuas negativas públicas de Vox a sentarse a hablar sobre los presupuestos, el equipo de gobierno amplió el plazo de enmiendas a la totalidad hasta el mediodía de hoy para abrir un cauce de negociación con el grupo mixto, que amenazaba con esconder la mano que hasta ese momento había tendido al alcalde. Este gesto hizo reaccionar a Vox y Ortega Smith aceptó finalmente reunirse con Almeida. Pero esta mañana se ha visto que esta reunión era solo para escenificar definitivamente el desacuerdo.

"Le he comunicado (al alcalde) que votaremos en contra de estos presupuestos y que presentaremos una enmienda a la totalidad", ha asegurado Ortega Smith a la salida de este encuentro, alegando que están "condicionados por la extrema izquierda de los comunistas de Carmena", en referencia a los cuatro ediles del grupo mixto. La reunión, "educada, cordial y sincera" según el portavoz de Vox, ha concluido con la certeza por parte de la ultraderecha de que los presupuestos van a salir "con seguridad con los votos de la izquierda" y eso supone para este partido "una traición a los madrileños". "Hay una diferencia muy grande entre el equipo de gobierno y nosotros. Para nosotros es mucho más importante ser fieles a nuestro compromiso y actuar en política con honradez y no engañar a los madrileños", ha rematado.

Las negociaciones entre PP y Vox no dan más de sí, según confirman en el entorno del alcalde, por tanto, la única opción que le queda ahora a Almeida es aceptar alguna de las condiciones de Recupera Madrid, que lleva dos días redactando sus enmiendas parciales para tener una base sobre la que empezar a negociar y llegar a un acuerdo definitivo en los próximos días antes de la votación la última semana de diciembre.

Almeida ha tachado de "paripé" la reunión de esta mañana y ha afeado a Vox que se haya presentado solo "para sacarse una foto". Visiblemente molesto y con "profunda decepción" por la reacción de Ortega Smith, el alcalde ha detallado que durante su encuentro el propio portavoz de la ultraderecha le ha confesado que los presupuestos "están bien" e incluso "tiene cosas buenas", de modo que la única explicación que le encuentra es que "no quieren trabajar" y que su negativa responde a "una estrategia nacional" de Vox. "Ha decidido aplicarse el cordón sanitario" y "se ha colocado donde la izquierda lo ha querido colocar, en un rincón sin influencia", ha sentenciado Almeida.

Noticias relacionadas