AEROLÍNEAS

El sindicato USO convoca nueve días de huelga en Easyet-España por los bajos salarios de sus tripulantes de cabina

Azafatos y azafatas tienen un sueldo base de 950 euros, un 80% más bajo que sus compañeros en Alemania y Francia

El sindicato USO convoca nueve días de huelga en Easyet-España por los bajos salarios de sus tripulantes de cabina
4
Se lee en minutos
F. J. Benito

El sindicato USO no ha conseguido un acuerdo con Easyjet en su reunión en el Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje (SIMA) para desbloquear la negociación del convenio colectivo, por lo que continúa con la convocatoria de nueve jornadas de huelga para los tripulantes de cabina de pasajeros (TCP) españoles. Easyjet conecta el aeropuerto de Alicante-Eche con Gran Bretaña y Suiza. Aena descarta, no obstante, que los paros puedan afectar al tráfico intensamente en el aeropuerto de Alicante-Elche, debido a que la mayor parte de los enlaces de Easyjet son directos con aeródromos del Reino Unido y no tocan bases españolas.

La huelga está convocada para los días 1, 2, 3, 15, 16, 17, 29, 30 y 31 de julio, con una duración de 24 horas, para las bases que tiene la aerolínea en España, en los aeropuertos de Barcelona-El Prat, Málaga y Palma de Mallorca, que cuentan con seis, siete y cinco aviones, respectivamente. En el aeropuerto de Alicante-Elche la compañía no tiene base pero mantiene conexiones con Ámsterdam, Basilea, Ginebra, Belfast, Bristol, Edimburgo, Glasgow, Londres, Liverpool y Manchester.

La convocatoria de USO estaría dirigida a 450 trabajadores de la aerolínea, según han explicado los representantes sindicales. Además, desde el sindicato han afirmado la disposición a la compañía aérea de continuar las negociaciones hasta el 30 de junio.

El secretario general de USO en Easyjet. Málaga, Miguel Galán, subraya que, actualmente, los tripulantes de la aerolínea en España tienen un salario base de 950 euros, que son 850 euros menos que el salario base de Francia o Alemania, "rozando el salario mínimo interprofesional".

"Llegar al nivel de nuestros compañeros en Francia supondría un aumento del 80%, que entendemos imposible ante la actual situación económica", ha añadido. Por tanto, el sindicato pide una subida de alrededor del 40% del salario base, a lo que se sumaría el complemento por el número de horas de vuelo.

Entre otras mejoras que USO reivindica para el nuevo convenio están el incremento del salario básico, incluir el pago de complemento por antigüedad, un incremento salarial según el IPC, retribución de las horas de formación, abono de los costes de manutención de los tripulantes en los "cursos de refresco" fuera del territorio nacional.

A estas medidas se unen la limitación de vuelo similar a la de otros países para favorecer el descanso de las tripulaciones y la conciliación, la renovación anual de toda la uniformidad y que se incluya también el calzado.

Por su parte, Ryanair intenta sacar provecho de la crisis de personal que atraviesan algunos de sus competidores. La low cost irlandesa ha anunciado que operará 200 vuelos adicionales esta temporada de verano, según recoge Preferente.

Con esta supuesta ampliación, difícil de cumplir pues la aerolínea opera a pleno rendimiento, dice que quiere ayudar a los pasajeros afectados por las cancelaciones de Easyjet y British Airways, y en menor medida Tui.

Dara Brady, portavoz de Ryanair, destaca que su compañía “continúa operando al 100%, con más de 15.000 vuelos semanales, y ha agregado más de 200 vuelos adicionales desde y hacia nuestros 19 aeropuertos de Reino Unido para ayudar a los clientes de British Airways, Easyjet y Tui”.

El progresivo levantamiento de las restricciones a la movilidad por la pandemia y las ganas de viajar, tras dos años de cierre, han posibilitado que el aeropuerto haya recuperado ya en los cinco primeros meses del año casi el 100% de la operativa que tenía en 2019. A falta de conocer oficialmente los datos del pasado mes de abril, la terminal atendió en el primer trimestre a un total de 1.886.000 de pasajeros en el periodo más bajo del año, en el que resultó significativo que se pasara de los 473.000 pasajeros de enero a los 830.000 de marzo

May fue bueno y las compañías aéreas y la propia patronal turística tienen puesto el ojo en junio, mes para el que había dudas pero para el que las reservas hoteleras crecen día a día. De hecho, Aena tiene programados este próximo fin de semana un total de 875 vuelos en el aeropuerto con la previsión de mover 155.000 pasajeros. Cifras que son similares a las del mismo fin de semana de 2019 (949 vuelos y 164.000 pasajeros), pero en el que se contaba con los pasajeros rusos y ucranianos. Números que se igualan entre este año y el anterior el próximo sábado, cuando habrá 330 vuelos, los mismos que ese sábado de 2019. Datos a años luz de los del pasado 2021, cuando en ese mismo fin de semana hubo 283 vuelos y 44.019 pasajeros. Fuentes de Aena advierten, no obstante, que hay aviones, sobre todo en determinados, destinos, que todavía no van al cien por cien de ocupación.

Las compañías aéreas tienen programados 12 millones de asientos para la temporada de verano que arrancó el último domingo de marzo y se prolonga hasta finales de octubre, lo que supone un aumento del 2,2% con respecto a la programación final de cierre de temporada de verano de 2019, antes del inicio de la pandemia.

Esta cifra es el resultado de los últimos ajustes realizados por parte de las compañías aéreas, que son habituales en las semanas previas al inicio de la temporada. En estos datos no se ha incluido la programación de vuelos con Ucrania y Rusia, cuyo conflicto restará 500.000 turistas. En cuanto a los movimientos programados son 67.000 vuelos, un ligero descenso de tan solo 0,2% con respeto a la temporada de verano de 2019. El crecimiento de las plazas es superior gracias a que los aviones tienen mayor capacidad.

Europa sigue siendo el área con más plazas ofertadas para esta temporada alta con más de10 millones de plazas (2% menos que en 2019). España cuenta con más de 1.690.000 asientos (29% más respecto a 2019) y África registra más de 336.000 plazas ofertadas (14% más que en 2019), al volverse a programar enlaces con varias ciudades de Marruecos como Tetuán, Fez, Casablanca y Marrakech.

Noticias relacionadas