COMUNIDAD VALENCIANA

El experimento de Valencia con la jornada laboral de 32 horas: 9.300€ por empleado y perspectiva de género

Las empresas de todos los sectores de la Comunitat Valenciana podrán adherirse al programa a partir de septiembre

El experimento de Valencia con la jornada laboral de 32 horas: 9.300€ por empleado y perspectiva de género
3
Se lee en minutos
J. B.

La Dirección General de Trabajo de la Generalitat Valenciana pondrá en marcha el primer proyecto "experimental" a nivel autonómico en España para "acompañar" a aquellas empresas que voluntariamente decidan implementar la reducción de la jornada laboral a 32 horas semanales sin modificar el sueldo de sus trabajadores.

Este proyecto, destinado a todo tipo de empresas, incluirá la aplicación de un programa de subvenciones de tres años de duración, con una ayuda durante el primer año de 5.492 euros por persona trabajadora incorporada al plan de reducción de jornada; 2.436 euros, el segundo año, y 1.373 euros, el último año. O sea, 9.300 euros. En total, la partida presupuestaria para el primer año será de 1,5 millones de euros, a los que se sumarán las ayudas específicas de Labora para la contratación y la formación.

Así lo ha anunciado este jueves el secretario autonómico de Empleo, Enric Nomdedéu, que ha apuntado que la orden que regulará la reducción del 20 % de la jornada laboral "previsiblemente estará acabada durante este primer semestre de 2022", según informa Europa Press. En este sentido, las empresas de la Comunitat Valenciana podrán adherirse al programa a partir del mes de septiembre.

En este contexto, Nomdedéu ha anunciado la celebración en València los próximos 27 y 28 de mayo de la Cumbre Internacional de la Semana de Cuatro Días (Four Days Week International Summit), en la que más de 200 personas debatirán sobre el futuro del trabajo y compartirán experiencias sobre la iniciativa de reducción de la jornada laboral.

El secretario autonómico ha insistido que la participación en este programa es voluntaria, pues "no se cuenta con la capacidad legal ni la voluntad política de legislar nada por obligación", y ha apuntado que el debate es si las 32 horas se concentrarán en cuatro o en cinco días, una decisión que "quedará en manos de cada empresa".

Acuerdo social

El programa exigirá a las empresas participantes un acuerdo social con sus trabajadores, así como cláusulas para evitar la brecha de género como consecuencia de un "mal uso" de las ayudas. Además, la Dirección General de Trabajo iniciará un plan de incremento de la productividad y otro de mejora de la innovación.

Preguntado por el presupuesto total que se destinará a esta iniciativa, Nomdedéu ha declarado que la partida exacta es "difícil de cuantificar específicamente". A la ayuda estricta de 1,5 millones de euros para la reducción de la jornada laboral que aportará la Dirección General de Trabajo se deben sumar las ayudas a la contratación y la formación que ofrece Labora y que "no son unas partidas nuevas, sino que forman parte de las ya existentes", ha aclarado.

Por otra parte, ha remarcado que con el objetivo de "ayudar a las pymes, que representan el 85% de la economía valenciana", y "evitar que una empresa muy grande se lleve todo el dinero previsto", el proyecto reservará un 25% del presupuesto para empresas de hasta 10 personas, otro 25% para aquellas de menos de 49 personas, y el 50% restante para empresas con más de 50 trabajadores.

"La idea es que este programa esté vivo hasta que esto comience a convertirse en una realidad, no sé si mayoritaria, pero sí que afecta a muchas empresas", ha expresado. A su juicio, "no hay un momento más oportuno que el actual" para comenzar a poner en marcha este plan y ha reconocido que la aplicación de la reducción de jornada "sería mucho más sencilla si la Comunitat Valenciana contara con un tejido mucho más industrial" y ha descartado "por el momento" la incorporación al proyecto de los trabajadores de la función pública y los autónomos.

Nomdedéu ha explicado que la propuesta de la reducción de la jornada se ha basado en una base teórica de la economía de triple balance. Por una parte, ha contado con un balance medioambiental que ha evidenciado que "la reducción de la jornada laboral en un día a la semana implicaría una reducción del consumo energético, mejoraría el uso del tiempo de las personas, así como nuestra forma de consumir de manera más ecológica".

"A nivel social, reduciría el número de accidentes laborales que se producen especialmente a última hora de la jornada cuando los trabajadores están cansados y empiezan a prestar menos atención", ha indicado, a la vez que ha destacado que, "económicamente, mejoraría la productividad de las empresas". "En España, se trabaja alrededor de 100 horas más de media que la media europea y no somos tan productivos como otros países, lo que quiere a más horas trabajadas no necesariamente se produce más".

Noticias relacionadas
Temas

Empleo