SANCIONES CONTRA PUTIN

España propone a la UE más sanciones y cerrar los puertos europeos a barcos rusos

El Gobierno ya ha cerrado el espacio aéreo español a los aviones de las aerolíneas de Rusia y ahora pide medidas similares en el ámbito marítimo.

Varios cargueros fondeados en el puerto de Barcelona.

Varios cargueros fondeados en el puerto de Barcelona. / Álvaro Monge

1
Se lee en minutos

Los países de la Unión Europea se unen para cerrar el espacio aéreo comunitario a aviones rusos, como represalia contra Moscú por la agresión militar emprendida contra Ucrania. El cerrojazo aéreo forma parte de las sanciones económicas aprobadas por Bruselas contra el Gobierno de Vladimir Putin y se aplica desde las 00.00 horas de este lunes. España reclama ampliar esas sanciones y aplicar medidas similares contra Rusia también en el transporte marítimo. 

El Gobierno de Pedro Sánchez propone a la Unión Europea prohibir el acceso de buques rusos a los puertos europeos, la prohibición de suministrarles combustible o avituallamiento en puertos españoles y comunitarios, o incluso directamente impedir el acceso de los buques rusos o propiedad de empresas rusas a aguas españolas.

El Ejecutivo español ya ha cerrado el espacio aéreo español a las aerolíneas de la Federación Rusa, en aplicación del Reglamento 2002/334, aprobado esta madrugada por el Consejo de la Unión Europea. La nueva regulación comunitaria excepcional prohíbe sobrevolar el espacio aéreo comunitario o el uso de sus aeropuertos a las aeronaves operadas por compañías aéreas rusas o por acuerdos de código compartido o de reserva de capacidad con aerolíneas rusas, así como a cualquier avión matriculado Rusia o las aeronaves no matriculadas pero que pertenezcan o sean operadas de manera indirecta por compañías rusas.

El cierre aéreo contempla como excepciones los aterrizajes de emergencia o de sobrevuelos de emergencia. Además, las autoridades competentes podrán autorizar que una aeronave aterrice en el territorio de la Unión, despegue desde este o lo sobrevuele si tales autoridades competentes han determinado previamente que el aterrizaje, el despegue o el sobrevuelo resultan necesarios con fines humanitarios o con cualquier otro fin coherente con los objetivos del presente Reglamento.

Actualmente son dos aerolíneas rusas, Aeroflot y Siberia Airlines, las únicas que operan vuelos directos entre Moscú y Madrid, Barcelona, Valencia, Alicante y Málaga. Este lunes se verán afectados cinco vuelos de Aeroflot que conectan Moscú con Barcelona, Málaga y Alicante.

Noticias relacionadas