TELECOMUNICACIONES

Orange empieza a cerrar tiendas en España por el parón de ventas físicas tras la pandemia

La teleco ha echado el cierre ya a 40 establecimientos este año por el trasvase de ventas a los canales digitales, y revisa “mes a mes” la facturación y tráfico de cada una de sus 800 tiendas para decidir nuevos cierres.

Una clienta espera su turno en una tienda de telefonía en el centro de Barcelona, en una imagen de archivo. EFE/Marta Pérez

Una clienta espera su turno en una tienda de telefonía en el centro de Barcelona, en una imagen de archivo. EFE/Marta Pérez

4
Se lee en minutos

Orange se suma a la ola de cierre de tiendas físicas en España en que se han embarcado otras telecos (Vodafone lo ha hecho como parte de la negociación de su ERE) y que protagonizan todos los grandes grupos de distribución. La filial del grupo de telecomunicaciones francés ha decidido hacer frente a la caída de ventas en sus establecimientos físicos y ha empezado a desprenderse de algunas de sus tiendas pequeñas.

Orange ha cerrado ya 40 tiendas de superficie reducida en lo que va de año y admite revisa “mes a mes” la facturación y el tráfico de visitantes en cada uno de los establecimientos para decidir nuevas clausuras, según ha confirmado la teleco en la presentación de sus resultados trimestrales. Los planes del grupo pasan por cerrar tiendas pequeñas y seguir abriendo grandes stores en los que poder hacer demostraciones de productos a los clientes y ubicados en zonas de gran afluencia de viandantes. En principio, el objetivo es cerrar dos tiendas pequeñas por cada grande que se abra.

La teleco renuncia a participar en la subasta de los derechos de TV de LaLiga y esperará a recomprarlos al adjudicatario

La compañía aún cuenta en el mercado español con una red de 800 tiendas en que sólo se comercializan productos propios, de los que la inmensa mayoría se explotan en régimen de franquicia (tan sólo 25 puntos de venta son gestionados directamente por el grupo). Vodafone acaba de anunciar el cierre de su red de tiendas propias en el marco del recorte de empleo en la teleco, y se dispone a traspasar los establecimientos.

Orange esgrime que las tiendas físicas registran actualmente un 25% menos de tráfico de clientes potenciales frente al que había antes de la pandemia, lo que para la compañía es un indicador claro de la falta de atractivo que tiene para los consumidores algunas de los puntos de venta de su red. Por el contrario, las ventas a través de canales digitales de la compañía han crecido más de un 30% en relación al año pasado, cuando la progresiva digitalización de muchos procesos ya había arrancado como consecuencia de las restricciones de movilidad por el Covid.

"Adaptamos nuestros canales de ventas a una nueva situación en que la digitalización gana peso. Nos tenemos que replantear el modelo de tiendas", ha explicado este martes Diego Martínez, vicepresidente de la División de Consumidores de Orange España. "No tenemos un objetivo de cierres concreto, depende de cómo evolucione. Lo vemos todo mes a mes".

Fútbol en TV

Orange pretende continuar con la fórmula que lleva utilizando desde hace años para hacerse con los derechos de emisión del fútbol en televisión. A la espera de que en las próximas semanas LaLiga abra la puja por los derechos para las próximas temporadas, Orange renuncia a participar directamente en la subasta y esperará a recomprar los derechos al adjudicatarios o adjudicatarios. Si el ganador fuera Telefónica como actualmente, la compañía está obligada a compartir esos derechos con sus rivales por ser una condición para que Competencia aprobara la compra de Digital+.

“No vamos a participar directamente en la licitación. Tomaremos una decisión después, e iniciaremos las conversaciones con el concesionario para seguir ofreciendo el fútbol a nuestros clientes”, ha sentenciado Jean François Fallacher, consejero delegado de Orange España. “Si participáramos en la licitación sólo serviría para que los precios aumenten”.

Según las cifras facilitadas por la teleco, en el último año ha aumentado un 35% el número de clientes que tiene contratados algún paquete comercial que incluye fútbol. Para la compañía es un cliente muy rentable, dado que los ingresos que genera es un 38% mayor que los clientes que no contratan fútbol y también son más fieles a la marca.  

Caída de los ingresos

Orange ha facturado 3.544 millones de euros en España entre enero y septiembre, un 4,9% menos que en el mismo periodo del año pasado. Una caída que la compañía explica por la presión competitiva en un mercado en el que las ofertas de bajo coste tienen un protagonismo creciente.

El operador francés ha registrado una menor caída de ingresos en el tercer trimestre, donde ha cedido un 4,4% para una cifra de negocio de 1.176 millones de euros. En los últimos tres meses, la compañía asegura haber sumado 76.000 contratos de móvil netos y 8.000 paquetes convergentes, al tiempo que ha aumentado sus líneas de fibra en 43.000.

Orange sostiene que se dirige a todos los segmentos de mercado con cada una de sus marcas: Orange, dirigido al cliente premium; Jazztel, al segmento medio; y Simyo, concentrada en el negocio ‘low cost’. La compañía ha simplicado su porfolio de marcas y ha prescindido de Amena y de República Móvil.  

Noticias relacionadas