EMPLEO PÚBLICO

El Gobierno acuerda con CCOO y UGT que los salarios suban el 7,5% hasta 2024

Csif se descuelga del pacto al considerar insuficientes las condiciones planteadas por Hacienda

El Gobierno acuerda con CCOO y UGT que los salarios suban el 7,5% hasta 2024
2
Se lee en minutos

El sueldo de 3,4 millones de empleados públicos subirá el 7,5% desde ahora y hasta el 2024. Así lo marca el acuerdo alcanzado este lunes entre el Gobierno y CCOO y UGT, del que el otro gran sindicato participante, Csif, se ha descolgado. El Ministerio de Hacienda y Función Pública ata los incrementos salariales para los próximos años, con porcentajes para este año y el siguiente por debajo de la inflación, en un ejercicio de contención salarial que deja a los funcionarios y demás trabajadores de la administración con una pérdida de poder adquisitivo. A cambio, se compromete a incrementos por encima de la media para los dos años próximos, con los que espera amortiguar parte de esa pérdida de salario real. Las conversaciones se han zanjado tras tres reuniones, que empezaron formalmente el miércoles de la semana pasada y han concluido este lunes.

La semana pasada Hacienda subió su apuesta y CCOO y UGT le recogieron el guante, dejando el terreno allanado para un acuerdo parcial y para el que solo ha faltado la ratificación formal de sus máximos órganos directivos. El rango de subidas será el siguiente: Incremento retroactivo del 1,5% adicional para este año, en el que los sueldos ya han subido un 2% antes del pacto cerrado este lunes. Ese punto y medio extra se abonaría en una 'paga extra' a final de año. En 2023 subirán un 2,5% fijo, más otro punto variable (es decir, hasta el 3,5%). Y para el 2024 la subida sería del 2%, más otro medio punto en variables (es decir, hasta el 2,5%). Es decir, desde ahora y hasta el 2024 los sueldos subirán hasta el 7,5% o el 9,5% si se computan los dos puntos que ya aplican en estos momentos para el presente ejercicio.

Los primeros efectos de esta negociación lo percibirán los empleados públicos en su última nómina de este año. Hacienda se ha comprometido a abonar una suerte de 'paguilla' en diciembre -sumada a la paga extra habitual de Navidad- con el importe equivalente a ese incremento retroactivo del 1,5% adicional para este año. Por ejemplo, un trabajador con categoría A1 y un trienio, que percibe actualmente un salario anual de 17.022 euros brutos, cobrará un 'extra' de 255,3 euros.

CCOO y UGT argumentan su apoyo a la propuesta del Gobierno dadas las subidas salariales "realistas" que plantean en el actual contexto de inflación. Y en aras de lograr nuevos consensos de cara a las próximas negociaciones. Como el de recuperar la jornada ordinaria a 35 horas semanales o flexibilizar el acceso a la jubilación parcial. "Por primera vez en un periodo de crisis, los empleados públicos tendremos un incremento salarial, en vez de sufrir recortes en derechos y nuestros sueldos", afirman desde UGT. Después de dos años sin posibilidad de negociación, hemos conseguido que el Gobierno vuelva a la senda del acuerdo salarial", destacan desde CCOO.

Csif, por su parte, "rechaza esta precaria subida salarial que supone un desprecio a la labor de los/as empleados públicos. El Gobierno da excusas de mal pagador, traiciona su palabra y vuelve a fallar a un colectivo fundamental para el mantenimiento de los servicios públicos que reciben los ciudadanos y que jugaron un papel esencial en los peores momentos de la pandemia".

Noticias relacionadas