Agresión sexual

La excarcelación de un violador de Benavente por el solo sí es sí, al Tribunal Supremo

La abogada de la exmujer del condenado, la denunciante, anuncia a la Audiencia de Zamora que recurrirá la rebaja a 4 años de cárcel por la Ley Montero

La excarcelación de un violador de Benavente por el solo sí es sí, al Tribunal Supremo
3
Se lee en minutos
Susana Arizaga

La rebaja a 4 años de cárcel por la aplicación del la ley del solo sí es sí para el hombre que violó a su esposa el uno de agosto de 2012 en el domicilio familiar de Benavente será el primer recurso contra la revisión de una condena acordada por la Audiencia de Zamora que llegará al Tribunal Supremo para exigir que mantenga la pena de 6 años.

La Audiencia Provincial le impuso esa condena de reclusión en marzo de 2014 y los años de prisión que se impusieron al acusado, de iniciales P.J., fueron el resultado del acuerdo alcanzado por la Fiscalía de Zamora, la abogada de oficio de la mujer y la defensa del acusado.

En el recurso, podría alegarse el parentesco entre la víctima y el agresor, que estaban casados cuando ocurrió la violación, una circunstancia que agravaría la pena de cárcel que corresponde por el delito de agresión sexual y que podría impedir que la Ley Montero favoreciera al vecino de Benavente.

Sin embargo, es poco probable que el Supremo tenga en cuenta esa circunstancia, ya que no se recogía en la sentencia de conformidad, por tanto firme, que dictó la Audiencia en 2014. Y es que el Código Penal que entonces se aplicaba no incluía esta circunstancia como una agravante de las penas de cárcel por violación. Esa reforma se introdujo en la nueva normativa aprobada un año después de la sentencia.

El violador fue condenado por otros dos delitos que nada tenían que ver con su pareja, lo que conllevó una refundición de penas de cárcel que prolongaría su estancia en Topas más allá de los 6 años. La revisión de la sentencia por la agresión sexual contra su esposa se firmó el 12 de diciembre de 2022, por lo que el hombre quedó libertad tras estudiar cómo afectaba la revisión a la refundición de penas.

Seis años de alejamiento

Lo que permanece invariable en esa causa es la orden de alejamiento durante 6 años respecto de su exesposa, a la que no podrá aproximarse a menos de 500 metros, ni comunicarse con ella por ningún medio por ese mismo periodo.

Noticias relacionadas

Una vez anunciada la intención de recurrir, será la Fiscalía del Tribunal Supremo la que estudie el caso para determinar si se formaliza. El Alto órgano judicial ya se pronunció con la sentencia del caso de la Arandina en el sentido de rebajar las penas de cárcel dentro de la horquilla que recoge la nueva Ley siempre en favor del reo.

La Fiscalía de Zamora estudia recurrir algunas de las rebajas de penas que ha facilitado la nueva normativa que castiga los delitos contra la libertad sexual de las personas que residen en el país, una reforma en la que los juristas insisten en reprochar que no se haya establecido una disposición adicional para que las condenas anteriores o las calificaciones realizadas antes de su entrada en vigor no pudieran revisarse a la baja.

Rebaja al violador de una anciana

La ley del “solo sí es sí” llevará a la calle al violador de una zamorana de 80 años a la que abordó cuando paseaba por la carretera de Villalpando en 2011, al haber cumplido en mayo la nueva condena a 9 años y siete meses impuesta por que la Audiencia con la nueva normativa. El agresor sexual debía permanecer en Topas hasta octubre de 2024 con la antigua legislación, ya que se le habían impuesto 13 años de reclusión, es decir, 3 años y cinco meses más.

El hombre, de iniciales A.P.P., que era joven cuando abordó a la anciana en Villalpando cuando la mujer caminaba por la carretera que une la villa con la vecina localidad de Villamayor de Campos, zona paseo habitual para los vecinos de ambas localidades, que distan seis kilómetros una de la otra.

La denuncia que investigó la Comandancia de la Guardia Civil de Zamora fue interpuesta en el cuartel de Villalpando. En las diligencias se usaron “técnicas avanzadas de análisis informático” para estudiar los datos recabados durante las diligencias. Asimismo, destacaron la “importancia de la colaboración ciudadana”, para llegar a la detención.