INVESTIGACIÓN

La banda de los DDP ya fue a matar al joven futbolista de Madrid el pasado mes de diciembre

La policía sorprendió hace dos meses a varios pandilleros armados junto a la casa del adolescente, que finalmente fue asesinado el 5 de febrero

La banda de los DDP ya fue a matar al joven futbolista de Madrid el pasado mes de diciembre
2
Se lee en minutos

Jaime Guerrero, conocido como Pepe, un joven de 15 años que jugaba al fútbol, murió asesinado a golpe de machete en la calle Atocha de Madrid el 5 de febrero. La investigación de la Policía Nacional apunta a que lo mataron varios integrantes de la banda de los Dominican Don't Play (DDP). De hecho, miembros de esa banda ya fueron a "cazar" a Jaime una tarde noche del pasado mes de diciembre, aunque la policía lo evitó, según ha sabido CASO ABIERTO, canal de investigación y sucesos de Prensa Ibérica.

Aquella tarde, varios policías de paisano recibieron una información inquietante. Los DDP iban a salir de caza por una zona muy concreta del distrito madrileño de Villa de Vallecas. Los agentes acudieron y siguieron a varios de ellos, que los llevaron hasta un bloque de viviendas.

Listos para atacar

A la entrada, comprobaron que se ponían las capuchas y se preparaban para atacar a alguien. En ese momento, los policías los detuvieron y los identificaron. Llevaban varias armas blancas, que fueron requisadas, pero no dijeron adónde iban ni qué iban a hacer.

Después del asesinato de Jaime, cometido a la puerta de una discoteca de la calle Atocha de Madrid, los investigadores han revisado las últimas operaciones contra bandas y han descubierto que aquella tarde de diciembre, los DDP armados estaban justamente a la puerta del bloque de viviendas de Vallecas donde Jaime vivía con su familia. Aquella noche, el joven se salvó.

El delito que habría cometido Jaime, que jugaba a fútbol en el equipo cadete del Móstoles, era haber rechazado las compañías de los DDP y tontear en los últimos tiempos con sus enemigos, la otra banda que se disputa parte del territorio en algunos barrios de Madrid, los Trinitarios. Y también, según fuentes del caso con la banda de los Bloods, que ha sellado una alianza en Madrid con los trinitarios y contra los DDP.

"Dar la verde"

Dejar una banda o rechazar entrar en ella es una afrenta que puede ser castigada incluso con la muerte. Cuando un integrante de una banda la quiere abandonar, mucho más si es para acercarse a una banda rival, los supremos (jefes) pueden "dar la verde", lo que significa autorizar a que se le someta a cualquier tipo de castigo cuando se le vea.

El pasado 5 de febrero, Jaime estaba a la puerta de una discoteca en la calle Atocha. Entonces, y de forma aparentemente casual, un integrante de los DDP lo reconoció y fueron a por él. Lo "machetearon" allí mismo, y allí murió. El joven había aumentado en los últimos tiempos su relación con integrantes de la banda de los Trinitarios. A pesar de su corta edad, ya había sido investigado por dos robos con violencia. Cuando fue asesinado, llevaba un machete y una pistola de balines.

Tras el asesinato de Jaime, conocido como PP, varios amigos han colgado vídeos de homenaje en redes sociales. En algunos de ellos se incluyen imágenes suyas ("Descansa en paz, Guerrero", "Cuídate allá arriba") y simbología de la banda de los Trinitarios, junto a mensajes amenazantes: "serás vengado".

Noticias relacionadas