Investigación

Bandas latinas | El ‘coro’ de Zaragoza de los DDP afronta casi 80 años de prisión

Los pandilleros están acusados de formar una banda criminal y traficar droga | La Fiscalía propone que cinco de los 14 miembros sean expulsados del país

Bandas latinas | El ‘coro’ de Zaragoza de los DDP afronta casi 80 años de prisión
2
Se lee en minutos
L. M. G.

La Fiscalía quiere que el golpe policial al coro de Zaragoza de los Dominican Don’t Play (DDP) se traduzca en una condena privativa de libertad que coarte futuras voluntades de recomponerlo. La actual organización, cuya primera huella en la capital aragonesa se remonta al año 2009, se rehizo hace tres años cuando esta asociación ilícita llegó a descabezarse. Su anterior líder, Jeison Giovanni Delgado, de 27 años, conocido como el Flaco, huyó a Colombia donde murió en un siniestro vial, recogiendo el bastón de mando el rapero Steven Guarionex Vásquez Montero, según determinó la Policía Nacional. Él y el resto de los trece miembros suman una solicitud de condenas de cárcel de casi 80 años.

Los delitos por los que todos ellos se sentarán en el banquillo por los delitos de pertenencia a organización criminal, tráfico de drogas y tenencia ilícita de armas. Para cinco de ellos, que se encuentran en situación irregular en España, el ministerio pública propone la expulsión del país. Señala el fiscal en su escrito que la organización DDP en Zaragoza, pese a estar menos estructurado y jerarquizado que en épocas anteriores, ha continuado ejerciendo actividades ilícitas asentando su territorio en el barrio de San José, siendo los principales lugares de reunión de sus miembros la plaza Mayor, el parque de la Granja y la plaza de la Memoria. "La rivalidad mantenida entre miembros de los DDP y miembros de la banda denominada Black Panthers (en adelante, BP) ha dado lugar a numerosos enfrentamientos en diversos puntos de la ciudad, en algunos casos multitudinarios y tumultuarios con uso de machetes y cuchillos, y en otros con resultados de lesiones graves para quienes han resultado agredidos", destaca el acusador.

Destaca de la investigación llevada a cabo por la Brigada de Información de la Jefatura Superior de Policía de Aragón que los DDP, además de contar con una caja común para atender económicamente determinadas contingencias, disponían de armas de diverso tipo, algunas de ellas prohibidas, y financiaban sus actividades mediante la venta de drogas tóxicas y sustancias estupefacientes y psicotrópicas, algunas de ellas susceptibles de causar grave daño a la salud, utilizando en muchos casos a menores de edad ya integrados en la organización para realizar estas actividades de venta de sustancias.

La banda estaba dividida en tres escalones, según destaca el fiscal. El primero tendría funciones de liderazgo y al frente del mismo estaría el encausado Steven Guarionex Vásquez Montero, alias Biwan y presunto cabecilla. Sus dos manos derechas eran, al parecer, Miguel Santiago L. V. y JuanDavid G.V. Los tres arrastran antecedentes penales.

A los otros once detenidos el pasado mes de marzo, los sitúa en un segundo escalón, porque si bien estarían a las órdenes de los primeros, su peso en la banda les permitiría asumir funciones de dirección en caso necesario. Por ejemplo, si los líderes acababan detenidos o en prisión. Dentro de este grupo, la Policía incluye a Julio T. L., alias Julito; Jonathan M. C., alias Mosti; Jesús Alfredo E. B., alias Pollo; Cristian Jeffry F. G., alias Machete; Sergio Antonio M. S., alias Versache; Jefferson Israel Ch. G., alias Indio; Enock A. M.; Michael D. C., alias Titua; Juan Estibel F. C., alias Minitu; Clifton S. V.; y Fraindy M. C. En la zona más baja estaban los menores de edad.

Noticias relacionadas