La Costa Brava y el Pirineo de Girona te dan una cálida bienvenida este 2024

La Costa Brava y el Pirineo de Girona ofrecen una experiencia turística completa. Desde playas soleadas hasta impresionantes montañas, este destino lo tiene todo. Descubre paisajes deslumbrantes, actividades al aire libre emocionantes y una deliciosa cocina local. ¡Prepárate para unas vacaciones inolvidables!

Parc Natural de la Zona Volcanica de la Garrotxa. Maria Geli Pilar Planagumà. Arxiu Imatges PTCBG

Parc Natural de la Zona Volcanica de la Garrotxa. Maria Geli Pilar Planagumà. Arxiu Imatges PTCBG

Redacción

Sabes que la primavera ha vuelto cuando no puedes dejar de hacer planes. Decir adiós a la chaqueta y hola a las rosas. En un momento tan señalado del año, la Costa Brava y el Pirineo de Girona representan un destino ideal para gozar de la estación de las flores.

Es obligado descubrir nuevos rincones, al recorrer sus preciosos pueblos, aprovechando el excelente clima. Y para el alojamiento, el turista puede elegir entre un camping cerca de la montaña o escoger entre una gran variedad de apartamentos y hoteles.

 Aunque no hay que decantarse solo por una opción. Montaña y playa, deporte y relax. Puede disfrutarse todo en perfecta armonía.

 Al oeste del mar Mediterráneo, a menos de una hora de Barcelona, se encuentra una región que tiene su nacimiento en la orilla del mar y que alcanza los 3.000 metros de altitud. Dicho contraste, permite disfrutar, en el mismo fin de semana, de una experiencia que vale por dos, combinando playa y montaña.

Calella de Palafrugell. Anna Pla Narbona. Arxiu Imatges PTCBG

Calella de Palafrugell. Anna Pla Narbona. Arxiu Imatges PTCBG / Anna Pla-Narbona

¿Quieres descubrir playas y calas inolvidables?

La primavera no solamente mejora el ánimo y altera la sangre, también provoca que las aguas cristalinas de la zona costera alcancen la temperatura perfecta, para los primeros baños del año. Las mejores calas y playas esperan en la Costa Brava.

Alrededor del mar Mediterráneo, el turista puede encontrar 245 playas con opciones de todo tipo: largas extensiones con dunas, playas urbanas, pequeñas calas escondidas de acceso a pie o en barca, playas de arena, de roca… Una enorme variedad de opciones, para que cada visita a la playa sea un recuerdo único.

Restaurantes de pura esencia Mediterránea

La Costa Brava y el Pirineo de Girona no solamente se unen en el mapa, también lo hacen en la cocina. Mar y montaña se dan la mano, ofreciendo al turista platos tan irresistibles como el pollo con cigalas o las famosas gambas de Palamós. ¿Por qué elegir entre mar y tierra? Disfrutando un delicioso suquet de pescadores o un irresistible arroz de Pals a la cazuela, se puede tener una mezcla perfecta. Sin olvidar el pollo con cigala, la sepia con albóndigas… ¡Será por opciones!

Con una fuerte presencia de productos de calidad, el mar hace acto de presencia con la gamba roja de Palamós, la cigala de Llançà o la langosta del cabo de Creus. Por su parte, la cocina volcánica montañesa, plagada de historia y sabores únicos, aporta a la receta los quesos y embutidos de la zona, con una fuerte presencia de la butifarra artesana, la carne de potro o ternera, las judías de Santa Pau y el clásico trinxat de la Cerdanya.

Pero ¿qué sería de un menú sin un buen postre? Aquí aparece el tradicional Xuixo, que consiste en un rollo de crujiente pasta frita, relleno de crema pastelera y cubierto de azúcar. Un cierre perfecto para un menú de categoría.

Ferran Adria. Arxiu El Bulli Foundation. Arxiu Imatges PTCBG 2

Ferran Adria. Arxiu El Bulli Foundation. Arxiu Imatges PTCBG 2 / El Bulli Foundation

Hogar de reputados cocineros como Ferran Adrià y de los hermanos Roca, la región cuenta con 17 estrellas Michelin, con miles de restaurantes y bares. Descubrir su cocina, plagada de autenticidad y sabores tradicionales, ya sería un motivo más que justificado para visitar la región.

El vino de la Costa Brava: el perfecto maridaje

Podemos localizar el origen en las ciudades de Roses y Empúries, puertas de entrada del cultivo de la viña en la península ibérica para los griegos. En la zona, existe un desarrollo y tradición de 1000 años en la elaboración de vinos.

En la Costa Brava y en el Pirineo de Girona es posible encontrar cientos de opciones que se adapten a todo tipo de edades y gustos. Relax y aventura. Playa y montaña. Arte y gastronomía. Historia y cultura. Deporte y descanso. En la región, todo es posible.

En Empordà existen un total de 51 bodegas dedicadas a la elaboración del vino. De todas ellas, hay 30 que ofrecen actividades el público, con catas y degustaciones, que permiten descubrir las maravillas de tan particulares vinos. Existen numerosas actividades destinadas al enoturismo, como catas con visita guiada teatralizada, experiencias inmersivas, desayunos entre viñedos.

Celler Cooperatiu d'Espolla., Alt Empordà, juny de 2019.

Celler Cooperatiu d'Espolla., Alt Empordà, juny de 2019. / David Aparicio

La cultura se adueña de la primavera

La primavera no solamente tiene una influencia directa en el clima, también permite disfrutar de eventos emblemáticos de la región, como “La Fiesta de Les Enramades de Arbúcies”, en la que las calle se llenan de alfombrar de flores, dando lugar a un paisaje urbano de espectacular belleza natural.

La ciudad también ofrece una gran oferta cultural y artística, destacando la ruta del Triángulo de Dalí, que enlaza los tres centros neurálgicos del Empordà, en los que Salvador Dalí vivió y trabajó. Ademas, recientemente ha tenido lugar la apertura de la casa natal del famoso pintor surrealista,

La historia también tiene un papel fundamental en la Costa Brava y el Pirineo de Girona, siendo posible realizar un viaje a través de ella; ya sea siguiendo la ruta de los iberos o visitando  las ruinas grecorromanas de Empúries y los pueblos medievales de Monells, Pals, Peratallada y Castelló d’Empúries. No hay que olvidar sus preciosos pueblos situados en la montaña: Beget, Santa Pau y  Castellfollit de la Roca.

Castell Gala Dalí Púbol. Josep Algans. Arxiu Imatges PTCBG

Castell Gala Dalí Púbol. Josep Algans. Arxiu Imatges PTCBG / Castillo Gala Dalí, Púbol

Los aficionados al arte, por su parte, tienen paradas obligatorias en las iglesias perdidas o en los impresionantes monasterios como los de Sant Joan de les Abadesses o Sant Pere de Rodes.

Planes para todos los gustos

Si se está buscando un viaje de turismo más activo, la Costa Brava y el Pirineo de Girona también tienen mucho que ofrecer. La primavera permite cientos de actividades al aire libre, gracias al excelente clima: una vía ferrata a orillas del mar, un día en bicicleta por una vía verde por la que antiguamente pasaba el tren, hacer una cumbre en el Pirineo o darse un chapuzón en una playa.

TEMAS