VIRUS

Reino Unido ya ofrece vacuna para la viruela del mono

  • El Sistema Nacional de Salud británico tiene más de 4.500 dosis disponibles y anuncia que va a comprar más

  • La enfermedad corre el riesgo de volverse endémica si salta a los animales

La viruela del mono se manifiesta en forma de llagas, fiebre, dolores musculares y agotamiento, entre otros síntomas.

La viruela del mono se manifiesta en forma de llagas, fiebre, dolores musculares y agotamiento, entre otros síntomas. / REUTERS

3
Se lee en minutos

Reino Unido, como ya ocurrió con la pandemia del coronavirus, está llevando la iniciativa a nivel mundial en la detección y vacunación de la viruela del mono. El rastreo de los casos ha llevado a las autoridades británicas a identificar 57 casos hasta ahora, más que ninguno otro en el mundo y seguido de cerca por España, que ya ha reportado casi 40 casos y más de una veintena siguen en estudio. El ministro de Sanidad británico, Sajid Javid, ha anunciado que van a poner a disposición de las personas que hayan dado positivo y de sus contactos más estrechos las más de 4.500 dosis de la vacuna que tiene, y, en previsión de que el brote pueda ir a peor, ya ha anunciado que van a comprar más, aunque no se ha dado una cifra concreta.

Ayer, 36 casos nuevos en Inglaterra y uno más, el primero, en Escocia, hicieron que Javid empezase a hablar ya de “transmisión comunitaria”. “Entra dentro de nuestras previsiones que durante los próximos días la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido detecte más casos”, apuntó el ministro de Sanidad, que informó de que tendrán una vigilancia especialmente estrecha sobre los profesionales sanitarios del Sistema Nacional de Salud (NHS), a los que se les ofrece una línea telefónica de consulta y test extra para detectar esta enfermedad.

A pesar de que el número de casos todavía es reducido, y de que el riesgo para el Reino Unido se sigue considerando, por el momento, “bajo”, las autoridades británicas hablan ya de que el brote en sí mismo sí que es “importante y preocupante”. Por eso se ha puesto a disposición inmediata de los centros sanitarios más de 1.000 dosis de una vacuna llamada Imvanex, que, a pesar de que no ha recibido ninguna licencia nacional, sí que ha obtenido la “recomendación” de uso por parte del Comité Conjunto de Vacunación e Inmunización (JCVI) del país.

Los ‘pinchazos’, por el momento, están reservados a los afectados y a sus contactos más estrechos, y, según las indicaciones oficiales, si se recibe en el arco de cuatro días desde la exposición se puede reducir el riesgo de infección y si se hace después puede atenuar las consecuencias más graves de la enfermedad. Para evitar la propagación de esta viruela del mono, como ya ocurrió con el coronavirus, el Gobierno británico está recomendando cuarentenas de 21 días a los contactos de mayor riesgo.

“Una proporción importante de los casos en el Reino Unido y en el resto de Europa se han dado entre las comunidades de hombres homosexuales y bisexuales, y es por eso que les pedimos que estén alerta ante cualquier síntoma”, apunta la doctora Susan Hopkins, asesora médica en jefe de Agencia de Seguridad Sanitaria británica. “El virus se propaga por contacto estrecho, así que pedimos a cualquiera que tenga erupciones o lesiones extrañas que se ponga en contacto con su servicio de salud sexual más cercano”.

Si salta a los animales podría quedarse en Europa

El Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC) emitió ayer, además, un aviso preocupante. Si la viruela del mono, como ya ha ocurrido en algunas partes del centro y el oeste de África, consigue dar el salto a los animales, podría volverse una enfermedad endémica más de Europa. “Existe un riesgo potencial de transmisión de humanos a animales”, advirtió el ECDC. Entre los animales con más riesgo de verse afectados por esta enfermedad están los roedores, y, en particular, las ardillas, que podrían actuar de transmisoras rápidas de una viruela que se contagia por contacto físico, por gotículas y por superficie.

Noticias relacionadas