PATINAZO ANTES DE LAS GALLEGAS

El PSOE hurga en el giro de Feijóo con los indultos para forzar su caída como líder del PP

En unas declaraciones enlatadas, sin posibilidad de asistir a ellas ni mucho menos de preguntar, Montero ha profundizado en la estrategia de los socialistas desde que trascendió el pasado sábado el viraje de Feijóo con el independentismo catalán

La vicepresidenta primera y ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

La vicepresidenta primera y ministra de Hacienda, María Jesús Montero. / EFE

El PSOE ve en el giro del discurso de 

Alberto Núñez Feijóo sobre la crisis territorial en Cataluña, que ya ha provocado un enorme desconcierto en el seno del PP, la oportunidad perfecta para terminar de desgastar al líder de la oposición hasta forzar su caída. Los socialistas no acaban de creerse el patinazo de su principal adversario a pocos días de las elecciones gallegas del próximo domingo. “Esto se parece más a una interinidad que a un puesto fijo”, ha señalado este lunes María Jesús Montero, número dos del PSOE, vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Hacienda. 

En unas declaraciones enlatadas, sin posibilidad de asistir a ellas ni mucho menos de preguntar, Montero ha profundizado en la estrategia de los socialistas desde que trascendió el pasado sábado el viraje de Feijóo con el independentismo catalán. Pese a que el líder del PP ha convocado manifestaciones contra la amnistía y los indultos, colocándolos en el centro de su estrategia contra el Gobierno, ese día más de una docena de medios publicaron que fuentes de la dirección de su partido admitían tres cosas que iban en contra de su discurso tradicional: que

Feijóo estaría dispuesto a indultar a Carles Puigdemont si este se arrepiente

 y se somete a juicio, que estudió “durante 24 horas” la posibilidad de aprobar una amnistía como la que impulsa el PSOE y que no considera que la acusación de terrorismo contra el expresident de la Generalitat vaya a tener recorrido judicial.

“Estando de acuerdo con el fondo de nuestra estrategia, el PP ha llevado a cabo arengas tóxicas para intentar impedir la democracia. Ha optado por la crispación irresponsable por puro interés partidista. Hemos escuchado de todo, que estábamos rompiendo España, que estábamos traicionando la Constitución… Y ahora hemos descubierto que el señor Feijóo reconoce que nuestra estrategia es acertada, tras mentir descaradamente a todos los españoles con cinismo e hipocresía”, ha dicho Montero, que ha identificado al líder del PP como el autor del cambio sobre los indultos. Fue el propio Feijóo, ha explicado, quien lo transmitió en “una comida con periodistas”. 

Recta final de la campaña

El patinazo del jefe de la oposición ha insuflado ánimos al PSOE ante los comicios gallegos. Tras un inicio de campaña en la que han optado por un discurso centrado en las cuestiones autonómicas, dejando a un lado el reciente voto en contra de Junts a la amnistía, los socialistas vuelven a colocar ahora bajo el foco la medida de gracia y su política de distensión con el independentismo catalán. La gran batalla del partido de Pedro Sánchez en estas elecciones nunca ha sido alzarse con la presidencia de la Xunta. Su candidato, José Ramón Gómez Besteiro, ocupa el tercer lugar en todas las encuestas, a mucha distancia de la aspirante del BNG, Ana Pontón. Pero el PSOE ve en la cita con las urnas del próximo domingo la oportunidad para que Feijóo, que dejó la comunidad autónoma hace casi dos años y pasó a liderar su partido en todo el Estado, termine dimitiendo, por voluntad propia o exigencia de los barones. 

“Vayamos por partes -ha dicho Montero-. Los indultos han contribuido a avanzar en la convivencia. ¿Por qué lleva entonces el PP dos años criticando las medidas de gracia? ¿Por qué ha mentido de esa forma a tanta gente que le ha creído de buena fe? Pero no son solo los indultos. Feijóo dice también que se pensó la amnistía. Sería interesante saber si durante esas 24 horas en las que la estudió, el PP consultó con Santiago Abascal. Y si dijo no por convencimiento o porque sabía que Vox jamás apoyaría esa medida. Pero lo que está claro es que se lo pensó al mismo tiempo que animaba a los ciudadanos a manifestarse contra la amnistía. No recuerdo un mayor ejemplo de hipocresía. Y la última confesión ha sido sobre el terrorismo. No ve terrorismo en las acciones de Puigdemont. ¿Por qué sigue entonces instrumentalizándolo, por qué habla de terrorismo si ni él se cree lo que dice?”. 

La principal colaboradora de Sánchez, por último, se ha detenido en los posibles motivos por los que Feijóo ha dado este paso justo ahora. “No sabemos si es una reacción de pánico a la carta de Puigdemont”, ha señalado, en referencia al escrito del expresident de la Generalitat en el que anunció que pensaba explicar con detalle las conversaciones de Junts con el PP tras las elecciones generales del pasado 23 de julio. “Todo se sabrá”, advirtió el dirigente de Junts. 

“Tiene miedo a lo que pueda contar Junts. Pero si esto es una voladura controlada, ¿cómo será una voladura fuera de control?”, se ha preguntado Montero, que ha exigido al líder del PP que “pida perdón a los españoles” y explique si se llegó a reunir con Puigdemont.