ABUCHEOS AL PRESIDENTE

Moncloa pide "respeto" para Sánchez el 12-O: "No puede ser la fiesta del insulto"

Los socialistas reclaman también a los populares que respeten la "pluralidad parlamentaria" de forma preventiva a la deslegitimación de la investidura

ERC, Junts, EH Bildu y BNG no asistirán al juramento de la Princesa ante el Congreso que se producirá con un gobierno en funciones tras dilatarse la fecha para la investidura de Sánchez

El presidente en funciones, Pedro Sánchez, y el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo en su encuentro.

El presidente en funciones, Pedro Sánchez, y el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo en su encuentro. / JUAN CARLOS HIDALGO.

El Gobierno insiste en vincular al PP los posibles abucheos a Pedro Sánchez este jueves en el desfile del 12-O. Si ayer era el propio presidente del Ejecutivo en funciones quien traslada directamente a Alberto Núñez Feijóo sus reproches por "agitar la calle", este martes fue la portavoz del Gobierno en funciones, Isabel Rodríguez, quien acusaba al líder del PP de convertir la fiesta nacional en la "fiesta del insulto" para que deje de ser "la fiesta de todos". Durante los últimos años, las críticas a Sánchez se han dejado sentir por los asistentes al desfile militar por las calles de Madrid, y en esta ocasión se esperan más intensas por el contexto de la negociación para la investidura con los partidos soberanistas. Según la portavoz en funciones, estas situaciones se producen solo "cuando el PP no gobierna", según lamentaba en rueda de prensa tras el Consejo de Ministros.

Los socialistas reclaman así "respeto" a Feijóo. No solo al resultado en las urnas, sino que lo extienden también a los símbolos del Estado, a la "pluralidad parlamentaria" y "a todos los españoles". De forma preventiva, se anticipan a un discurso de deslegitimación si sale adelante la investidura de Sánchez. "La estrategia de la confrontación no les lleva a ningún lado", protestó Rodríguez para exigir "sentido de Estado". En esta misma línea, el ministro de la Presidencia en funciones, Félix Bolaños, avisaba a los populares de que no habrá “segunda oportunidad”, en referencia a la petición de repetición electoral por parte de los populares. "Nosotros trabajamos por todo lo contrario", concluyó aclarando que “cualquier acuerdo que adoptemos será impecable desde el punto de vista constitucional”.

La ronda de contactos con los grupos ha continuado este martes con PNV y BNG. Con los nacionalistas vascos se busca un trato preferente, al igual que en la pasada legislatura. En la Moncloa dicen ser conscientes de su competición electoral con EH Bildu y avanzan que tendrán un mayor tacto por ello. Mañana será el turno de ERC, UPN y CC.

El voto de los nacionalistas canarios, que apoyaron la investidura de Feijóo y ahora se abren a hacer lo propio con Sánchez, es crucial para garantizar una mayor estabilidad en la legislatura de salir adelante la investidura. Con todo, no variará nada en la aritmética de la investidura, pues a pesar de ofrecerse como "llavín", no abaratará el precio de Junts. Los de Puigdemont ya han avanzado que solo votará sí o no, descartando la abstención que permitiría una investidura sumando a CC. Sánchez se reunirá con los portavoces de EH Bildu el viernes, antes de cerrar la ronda con Junts.

El ministro que encabeza las negociaciones con los partidos independentistas ha enfriado la posibilidad de una fecha de investidura en el mes de octubre para asegurar que el único calendario sobre la mesa es el de la fecha tope del 27 de noviembre. Lo que está claro es que el juramento de acatamiento de la Constitución de la princesa Leonor el próximo 31 de octubre se producirá con un gobierno en funciones, como dejan entrever desde el Ejecutivo. El Consejo de Ministros aprobó este mismo martes la convocatoria de una sesión conjunta par que la ceremonia coincida con su 18 aniversario, en cumplimiento del artículo 61 de la Constitución.

Casa Real, Gobierno y Congreso han coordinado los trabajos para la ceremonia durante los últimos días. Fuentes de los partidos soberanistas, con los que aspira a pactar su investidura Sánchez, avanzan que se ausentarán de la ceremonia. Los 21 diputados que suman ERC, Junts, EH Bildu y BNG no estarán presentes en el Congreso. Estos mismos grupos parlamentarios ya no acudieron a la ronda de consultas del Rey para la investidura y habitualmente no participan en actos presididos por la Casa Real.

Juramento de la Princesa

Pese a las ausencias, que desde el Gobierno evitan valorar dejándolo en una decisión soberana de los grupos, la Moncloa ha destacado la "enorme carga simbólica" de la ceremonia. Un juramento imprescindible, según remarcó Bolaños en rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, "dado que es la manifestación de la Princesa de que tiene vocación de asumir la jefatura del Estado en el momento que corresponda". Una "fecha señalada" en el calendario, añadió, porque "se garantiza la continuidad de la Corona en nuestro país".

Los conservadores se revolvían este lunes contra la acusación de calentar la calle. Feijóo recordó a Sánchez en la reunión que el mitin de la plaza de Felipe II, en Madrid, fue un acto en apoyo de su propia investidura como líder del PP y la manifestación de este sábado en Barcelona la convocó Societat Civil Catalana y él fue como un ciudadano más. El político gallego explicó que vio al secretario general del PSOE "con una absoluta seguridad de que va a ser presidente del Gobierno". "Entiendo que las negociaciones van bien", apuntó. "Cuando uno está tan seguro de su fin es que va a utilizar cualquier medio", añadió en otro momento.