IMPUESTOS

Ximo Puig plantea a Pedro Sánchez penalizar el 'dumping' fiscal en el sistema de financiación autonómica

  • Ambos mandatarios hacen frente común en Valencia contra las bajadas de impuestos de las autonomías del PP

  • El líder del Consell pide que el "esfuerzo fiscal" compute en la distribución de ingresos del Estado

Ximo Puig recibe a Pedro Sánchez a su llegada al Palau de la Generalitat.

Ximo Puig recibe a Pedro Sánchez a su llegada al Palau de la Generalitat. / L-EMV

3
Se lee en minutos
Mateo L. Belarte

Los socialistas quieren dar la batalla fiscal que está planteando el PP de Alberto Núñez Feijóo llevándose el debate impositivo al terreno político y abordándolo con pedagogía. A pocos meses de elecciones y con una crisis inflacionaria por la guerra mermando el poder adquisitivo de los ciudadanos, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, han hecho frente común este viernes en Valencia para defender que, ante una coyuntura complicada como la actual, el estado del bienestar no puede "limitarse" con bajadas de impuestos a los "más pudientes" como las que están planteando los populares en las autonomías que dominan. Ambos se han esforzado en explicar los efectos que tiene sobre las arcas públicas una reducción de ingresos por la vía fiscal.

Sánchez, recién aterrizado de las Naciones Unidas en Nueva York, ha mantenido un encuentro informal con Puig en el Palau de la Generalitat antes de asistir a un acto de eldiario.es que se celebra en la ciudad. Según fuentes del Gobierno regional, en la media hora de reunión se han abordado los "temas prioritarios de la agenda valenciana".

Según han informado fuentes del Gobierno valenciano, Puig ha puesto sobre la mesa del presidente Sánchez la posibilidad de que las autonomías que "el esfuerzo fiscal también se compute a la hora de redistribuir los ingresos del Estado". Es decir, la Generalitat quiere que el sistema de financiación autonómica penalice el 'dumping' fiscal y que aquellos territorios que suprimen tasas autonómicas no puedan a la vez reclamar más recursos al Gobierno.

Sin citarlas, Puig pone el foco así en Andalucía y Murcia, las comunidades peor financiadas tras la valenciana y que, sin embargo, se han sumado a la ofensiva fiscal del PP y han anunciado reducciones de impuestos.

Los impuestos "cohesionan"

Tras la cita, el presidente del Gobierno ha intervenido desde la plaza del Ayuntamiento. Allí ha hecho una defensa de la gestión que tanto su ejecutivo como la UE ha realizado ante la pandemia de la covid primero y la guerra en Ucrania ahora, poniendo en valor que el modelo socialdemócrata ha permitido una respuesta más rápida y solidaria a la crisis que la dada en 2008, cuando se optó por la "ortodoxia neoliberal".

Así, ha incidido en que "ante la competencia fiscal" que propone el PP en España, "lo importante es preservar el estado del bienestar" porque es "lo que cohesiona a las sociedades y nos defiende ante las adversidades". El presidente asume así el 'dumping' fiscal tantas veces denunciado desde la Comunidad Valenciana.

Sin entrar en detalles, ha avanzado que "donde hubo amnistías y regalos fiscales", en alusión al mandato del PP de Rajoy, ahora habrá "reformas que garanticen que los que más tienen, más aporten" y una "redistribución del esfuerzo".

Rebajas "en el peor momento"

En el mismo sentido, Puig ha criticado que la rebaja fiscal que está proponiendo el PP en todo el país podría ser válida "en otro tiempo" pero que ahora "no tiene ningún tipo de sentido". "Necesitamos fortalecer el estado de bienestar porque necesitamos recursos porque estamos endeudando las arcas públicas", ha asegurado el president, que presentará el martes una propuesta de reforma fiscal valenciana.

En cualquier caso, el líder del PSPV ha vuelto a reclamar una "reforma fiscal en profundidad" en España para que "paguen más los que más tienen" y "cumplir" así "con la Constitución", ya que según Puig no es "suficientemente progresiva". En ese sentido, ha vuelto a abogar por una "armonización fiscal" que ponga un suelo a posibles bonificaciones de tasas autonómicas, especialmente con los tributos "que pueden implicar deslocalización".

Además, el jefe del Ejecutivo valenciano ha querido separar los recientes anuncios en materia fiscal lanzados por las autonomías del PP del debate real sobre impuestos. Ha considerado que se trata de una "utilización partidista" de los populares por la cercanía de elecciones y que además llega "en el peor momento", según Puig.

"No puedes pedir más recursos por una parte y renunciar a la parte por la que puedes lograrlos", ha lamentado en relación a autonomías como Andalucía, socias valencianas en la lucha por reformar la financiación pero que a la vez merman su capacidad recaudatoria eliminando tributos autonómicos como el de patrimonio. "Afecta a 19.000 personas en Andalucía y a 22.000 aquí. Esas personas lo pueden pagar", ha rematado.

Noticias relacionadas