ENTREVISTA A LA PORTAVOZ DEL GOBIERNO

Isabel Rodríguez: "No estamos valorando cortes de suministro en la industria y los hogares"

  • La portavoz del Gobierno y ministra de Política Territorial, Isabel Rodríguez, matiza en esta entrevista con EL PERIÓDICO DE ESPAÑA las críticas a la CEOE de la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, y sitúa la subida del SMI en el compromiso de llegar al 60% del sueldo medio

  • Insiste en la idea de que ni Griñán ni Chaves se han llevado "ni un solo euro de dinero público, ni para sí ni para su partido"

Isabel Rodríguez, ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno.

Isabel Rodríguez, ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno. / José Luis Roca

13
Se lee en minutos

Están ustedes avisando por tierra, mar y aire de que viene un invierno difícil. ¿No no estamos mirando demasiado el ombligo? Son los ucranianos quienes realmente lo están pasando mal.

Bueno, no hay que perder la perspectiva. Se han cumplido seis meses desde que Putin invadió Ucrania y hay todo un pueblo sufriendo esta guerra injustificada. Pero desde el primer momento el presidente del Gobierno advirtió que tendría consecuencias en Europa. Es cierto que se espera un otoño difícil y el Estado y la UE están preparándose para sea lo menos gravoso para la industria y las empresas en nuestro país. Lo primero que me gustaría trasladar es un mensaje de tranquilidad. Acabamos de vivir momentos muy complicados, como consecuencia de una pandemia que nunca habríamos imaginado, y nos hemos sobrepuesto gracias a una acción decidida de los poderes públicos y de la sociedad en su conjunto.

Pero, cómo se les achaca que no explican suficientemente las cosas, ¿esto es una manera de comunicar mejor y de ser más pedagógicos?

Lo primero es actuar antes que comunicar. El Gobierno ha tenido mucho que gestionar porque se ha enfrentado a muchas adversidades. Recordaba la pandemia, pero también catástrofes, incendios, inundaciones e incluso el volcán en la isla de La Palma. Fíjese, yo, cuando se dice que las medidas del Gobierno no son conocidas por la ciudadanía, me niego a creerlo, porque se han adoptado tantas decisiones para la inmensa mayoría que es raro no encontrarte con un ciudadano que no le haya afectado.

Con esta gestión que usted pone sobre la mesa, ¿cómo puede explicarse que el PSOE no esté mejor en las encuestas?

El Gobierno no está en modo electoral, queda más de un año para las próximas elecciones, pero la sociedad española tampoco lo está. Cuando se atiende una crisis no estamos pensando en la rentabilidad electoral sino en la rentabilidad social de nuestras decisiones. Y cuando a este gobierno se le juzgue en las urnas y los ciudadanos valoren cómo nuestra gestión ha afectado a sus vidas, yo espero que ese balance sea muy positivo. España va a ser un país inmensamente mejor cuando esta legislatura concluya.

Tras las manifestaciones de Yolanda Díaz: "La posición del Gobierno es el respeto a la negociación colectiva y al papel de los sindicatos y de los empresarios"

Cuando nos apuntan a un invierno duro, ¿en qué están ustedes pensando? ¿Qué esfuerzos van a tener que hacer los españoles?

Nuestras circunstancias son distintas a otros países de la Unión Europea donde están valorando cortes de suministro en la industria y los hogares. En España no estamos planteando eso, ni ahora ni en el plan de contingencia en el que estamos trabajando. Pero tenemos que hacer algunas cosas. Con apenas subir o bajar un grado el termostato, estamos consiguiendo ya un ahorro del 9% del consumo de electricidad en nuestro país.

Esta semana ha reaparecido la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, con el anuncio de una subida del salario mínimo interprofesional. ¿Está pactada ya?

El aumento del salario mínimo interprofesional es una de esas medidas que han cambiado sustancialmente la vida de la gente. Cuando llegamos al Gobierno estaba en 735 €. El compromiso tanto del presidente del Gobierno en la investidura como de la coalición es que llegue al 60% del sueldo medio.

Usted hacía un llamamiento a sindicatos y patronal para que eviten un conflicto por la subida de sueldos. Volviendo a Díaz, ella ha apelado más a un esfuerzo de la patronal e incluso ha apoyado las movilizaciones anunciadas por los sindicatos.

Cada uno tiene una forma de expresarse, de matizar su posición. Pero el Gobierno no puede hacer otra cosa que un llamamiento a los agentes sociales. La tarea de los sindicatos y de los empresarios es lograr ese acuerdo. Hacer confluir el interés legítimo de los trabajadores demandando un mejor salario y el interés económico de los empresarios en un interés común, que dé respuesta a la situación que vivimos. Yo creo que es muy importante que cada uno haga su trabajo. El Ejecutivo ha hecho lo que tiene que hacer en el ámbito de sus competencias, fijando un salario mínimo interprofesional de referencia e incrementando el poder adquisitivo de los pensionistas y de los funcionarios. El respeto a la negociación colectiva y al papel de los sindicatos y de los empresarios, esa debe ser la posición de gobierno.


/ José Luis Roca

"No estamos valorando cortes de energía en la industria y los hogares"

¿Qué ha sucedido en las últimas semanas para que ministros que normalmente sólo se dedicaban a hablar de su negociado, estén más volcados en poner de manifiesto las deficiencias del líder de la oposición, Alberto Núñez Feijóo?

Ustedes piden información y nosotros les atendemos gustosamente. El Gobierno está muy centrado en una tarea de explicación de aquello que estamos haciendo. Pero no dejamos de sorprendernos de la actitud de Feijóo, como se ha visto en la negativa a apoyar el decreto de ahorro energético. O se ha dejado arrastrar o Ayuso se ha impuesto. Creo que la sorpresa y la perplejidad no es sólo de este Gobierno sino del conjunto de los países de la UE e imagino que también de sus colegas del Partido Popular Europeo.

Pero Feijóo tiene una imagen más moderada que Ayuso. ¿No puede ocurrir que estas críticas más aceradas de miembros del Gobierno se perciban en la calle como extrañas? Parece que nunca ha roto un plato.

Sí, puede parecer más moderado, pero es que la moderación no es una cuestión de imagen es una cuestión de decisiones. Y las decisiones que está adoptando no son decisiones moderadas sino que están muy alejadas de los planteamientos de la derecha moderna europea. La cuestión no es parecerlo sino ser o no ser moderado. Y, si por sus hechos les conocerán, está claro que no es una persona de consenso ni moderada, ni que esté teniendo en estos momentos la altura de miras que precisa España. Al contrario que los ciudadanos, que están aplicando las medidas de ahorro con absoluta normalidad y sin quejas.

En el PP aseguran que esta campaña de críticas se produce porque van por delante en las encuestas.

Me sorprende la mandíbula de cristal. Si cogemos un repertorio de críticas del PP al Gobierno o al presidente no terminaríamos nunca. Hay que venir llorado. El señor Feijóo tuvo que pensarse esto antes de venir de Galicia a Madrid. Aquí hay que venir llorado y dispuesto a trabajar y a dar respuestas a este país a la altura de las circunstancias.

"Ni Chaves ni Griñán se llevaron ni un solo euro de dinero público, ni para sí ni para su partido"


Internamente ¿Cómo va a cambiar el PSOE la llegada María Jesús Montero y Pilar Alegría? Está muy extendida la idea de que en el PSOE falta debate interno pero también que el partido está muy apagado.

El PSOE, como el resto de la sociedad española, ha padecido también la situación de pandemia. Ahora la organización está volcada en preparar este curso político con un objetivo y una cita muy clara, que es mayo del próximo año, pensando en las elecciones municipales y autonómicas.

Precisamente estas elecciones autonómicas son lo que en parte explican el alejamiento entre PP y PSOE ¿Nos podríamos encontrar que de cara a esta cita electoral haya también un distanciamiento con sus socios de Unidas Podemos o con sus socios parlamentarios?

Somos formaciones distintas las que conformamos la coalición de gobierno y también las que suman esos apoyos parlamentarios. La madurez de nuestra democracia se va a ver en estas citas (autonómicas y municipales), donde legítimamente cada uno vamos a defender nuestra posición, nuestro espacio. Pero, sin duda, la acción del Gobierno seguirá hasta que se convoquen las próximas elecciones generales.

No va a ser aún más difícil la convivencia, que ya en muchas ocasiones es complicada.

La convivencia siempre es compleja. También en nuestras propias casas, con nuestras parejas. Pero yo creo que merece la pena por todo lo que estamos haciendo por este país.

Pero ministra, el ruido de esa difícil convivencia, según algunos análisis, podría ser la causa de la desmovilización de la izquierda. De cara a unas elecciones, el ruido será mayor.

En unas elecciones autonómicas o municipales los temas de conversación son bien distintos. La ciudadanía sabe perfectamente diferenciar en cada cita cuál es la urna y qué se está jugando en cada una de esas elecciones. En las comunidades autónomas gobernadas por los socialistas tenemos un liderazgo indiscutible.

"Que exista una relación normalizada entre la Generalitat y el Gobierno es uno de los legados más importantes de la legislatura"


Pero ¿algunos votantes no pueden tener la tentación de castigar a los presidentes autonómicos o a los alcaldes por discrepancias con la gestión del Gobierno? Se lo digo porque ya pasó en 2015 con Rajoy. Él hizo los recortes, pero en las primeras elecciones en que los electores pudieron expresarse quien lo pagó fueron sus barones.

Yo creo mucho en la inteligencia de la ciudadanía y la respeto incluso cuando no me gusta lo que opina. En ese planteamiento que usted me hace lo que ocurrió es que Rajoy impuso recortes y sus autonomías lo ejecutaron. Fueron las autonomías las que despidieron a los médicos, a las enfermeras, a los maestros. Y aquí lo que está ocurriendo es todo lo contrario. El Gobierno de España está dando a las comunidades autónomas los mayores recursos que nunca han tenido en la historia.


/ José Luis Roca

ERC es uno de los socios parlamentarios que puede tener la tentación de alejarse de cara a las próximas elecciones municipales. Sin ellos el horizonte de legislatura se podría complicar.

Esta legislatura ha sido difícil desde el primer momento y a, pesar de ello, hemos sacado adelante más de 150 iniciativas legislativas que han requerido una mayoría de la Cámara.

Ayuda a mantener cerca a ERC la mesa de diálogo con la Generalitat que, en principio, debe convocarse antes de final de año. ¿Hay ya fecha?

Bueno, son asuntos diferentes. Una cuestión es el diálogo en el ámbito parlamentario con los grupos políticos. Y otra, que sin duda es muy relevante para el Gobierno, es haber recuperado la normalidad institucional entre Cataluña y el conjunto de España. Que exista una relación normalizada entre la Generalitat y el Gobierno es uno de los legados más importantes que estamos dejando en esta legislatura. Lo que nos encontramos fue una Cataluña rota por dentro, rota con España, una declaración unilateral de independencia y un referéndum ilegal. Afortunadamente, ya es parte del pasado y estamos en una senda de diálogo, de acercamiento de los lazos entre catalanes.

"El compromiso del presidente y de la coalición es que la subida del SMI llegue al 60% del salario medio"

Sobre la mesa de diálogo, ¿alguna concreción sobre la fecha?

No tenemos una nueva fecha y creo que está siendo positivo el modo en que estamos trabajando. No prima tanto dar cuenta cada segundo sino efectivamente forjar acuerdos. Están los trabajos iniciados, las modificaciones en los estatutos, en los reglamentos del Senado para conseguir el acuerdo de la lengua, para ampliar su uso cooficial. Que a Cataluña le vaya bien es importante para el Gobierno de España.

Y como manchega ¿cree todos los votantes socialistas entienden esta atención más personalizada que se le da a Cataluña?

Bueno, no es una atención personalizada. Es que España tenía un problema de convivencia como consecuencia de un conflicto que intentó quebrar las normas constitucionales y por tanto, era una amenaza. Antes le daba el dato de cómo mira el Gobierno al conjunto del país. Hemos sido el Ejecutivo que más recursos ha destinado a todas las comunidades autónomas.

Usted que es una dirigente pata negra del PSOE, ¿cómo van a poder ganar las próximas elecciones generales con el agujero que el PP les ha hecho en Andalucía?

Lo vamos a hacer no solo con el balance de lo que ya hemos hecho en estos años de gobierno, sino sobre todo proyectando la España que queremos de futuro. Tenemos tan claro y tan definido nuestro proyecto de país que hemos sembrado los cimientos y ahora lo que nos queda es desplegar esos 140.000 millones de euros de fondos europeos, que ya están penetrando en el territorio, en las empresas, en el sector económico y en la ciudadanía.

"En Andalucía que hay que recapacitar sobre lo que ha ocurrido"

Pero el balance que el Gobierno tiene hasta ahora no le ha servido de nada en Andalucía.

Como le decía al principio, la ciudadanía vota distinto en cada ocasión. Nosotros hemos asumido que no ha sido un buen resultado en Andalucía, que hay que recapacitar sobre lo que ha ocurrido. El Partido Socialista en Andalucía tiene que reorganizarse y volver a recuperar el liderazgo que tuvo.

En clave electoral, ¿no les va a venir a ustedes muy mal la posibilidad de conceder el indulto al señor Griñán?

Eso es adelantarse muchas pantallas y adelantarse también sobre el fondo de la cuestión y la percepción que la ciudadanía tenga al respecto. El PSOE asumió sus responsabilidades en su momento y tanto Chaves como Griñán asumieron también responsabilidades políticas. Al contrario de lo que sucede y lo que ha sucedido en otros partidos. Lo que tenemos sobre la mesa es el anuncio de la petición de indulto por parte de la familia, que nosotros respetamos absolutamente y que estudiaremos cuando llegue el momento. A expensas de conocer en profundidad la sentencia, hay una cuestión que queda clara en todos los posicionamientos judiciales que se han producido. Y es que ni Chaves ni Griñán se llevaron ni un solo euro de dinero público, ni para sí ni para su partido.

Parece que en el PSOE haya cierto choque generacional entre personas y dirigentes cercanos a Griñán, y otros a los que ni les va ni les vienen e igual no entienden que se pueda aprobarse el indulto si se produjera.

Es normal que quienes le han conocido y han trabajado con él sean los que más estén sufriendo. Pero el PSOE es un partido con una cohesión intergeneracional muy fuerte. Esa situación no la percibo yo en el seno del partido en este momento.

Sobre el MidCat; "Espero que Francia reflexione sobre su posición y escuche al conjunto de países de la UE"

Son conocidas las discrepancias entre Yolanda Díaz y Podemos. ¿Se plantea usted que que esta candidatura no cuaje y que al final ministras como Irene Montero e Ione Belarra salgan del Gobierno?

No puedo opinar de futuribles. Le deseo suerte. Sí creo que al lado del PSOE tienen que existir alternativas para que aquellas personas que no se sientan identificadas con nuestro proyecto tengan la posibilidad de votar propuestas progresistas y de izquierdas.

Noticias relacionadas

¿Cómo podemos convencer a Francia para que apoye el MidCat, la conexión ibérica de gas y de hidrógeno verde, y que la Unión Europea la financie?

Estamos justo en ese momento. Hemos escuchado también al canciller alemán pedirlo. Esta infraestructura no beneficia sólo a España sino al conjunto de Europa. Por lo tanto, yo espero que Francia reflexione sobre su posición y escuche a todos los países de la UE.