Tribunales

El Tribunal Supremo eleva a Europa la macrodemanda sobre las cláusulas suelo

El Alto Tribunal no ha encontrado justificado denegar el planteamiento de las cuestiones prejudiciales a las entidades recurrentes

El Supremo ve discriminación no cubrir la vacante con una mujer embarazada.

El Supremo ve discriminación no cubrir la vacante con una mujer embarazada.

1
Se lee en minutos
EP

La Sala de lo Civil del Tribunal Supremo ha decidido elevar cuestión prejudicial al Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) por la macrodemanda sobre cláusulas suelo interpuesta por Adicae.

La demanda colectiva por cláusulas suelo de Adicae se dirige contra 101 bancos y cajas españoles que comercializaron cláusulas suelos en préstamos hipotecarios. Aunque la asociación confiaba en tener el fallo del Supremo a su demanda colectiva el pasado 1 de junio, el Tribunal Supremo decidió abrir un plazo de diez días para que las partes se pronunciasen sobre la conveniencia de formular una cuestión prejudicial al TJUE.

Después de que más de una veintena de entidades recurrentes presentaran escritos mostrando su conformidad con el planteamiento de las cuestiones prejudiciales, de que Adicae se opusiera a la petición de decisión prejudicial y de que el Ministerio Fiscal informase de que no consideraba necesaria la elevación de la cuestión prejudicial, el Tribunal Supremo ha decidido formular al Tribunal de Justicia de la UE peticiones de decisión prejudicial en relación a acción colectiva contra las cláusulas suelo.

Según recoge el auto del Pleno de la Sala I, el Tribunal Supremo no ha encontrado justificado denegar el planteamiento de las cuestiones prejudiciales a las entidades recurrentes, que han identificado varias cuestiones controvertidas.

El Tribunal Supremo explica que la acción colectiva se dirige contra prácticamente todas las entidades financieras que en España utilizan o han utilizado cláusulas suelo durante un dilatado periodo de tiempo, lo cual afectaría a millones de contratos, da lugar a una multiplicidad de redacciones y formulaciones de las cláusulas (aunque tengan el denominador común de imponer un tope a la bajada del tipo de interés) y hace "difícilmente utilizable" el concepto de consumidor medio.

Noticias relacionadas