CUMBRE OTAN

Felipe VI: “Europa se enfrenta a la amenaza de una vecindad cada vez más inestable”

El rey destaca el valor de la OTAN como “faro de libertad” durante un foro público organizado en marco de la cumbre de Madrid

El presidente de EEUU, Joe Biden, junto al rey Felipe VI, en Torrejón de Ardoz. 

El presidente de EEUU, Joe Biden, junto al rey Felipe VI, en Torrejón de Ardoz.  / J.J. Guillén

3
Se lee en minutos

 

En un contexto mundial cada vez más imprevisible, Europa se enfrenta a la amenaza que supone la inestabilidad procedente no solo del Este, como hemos visto con la guerra de Ucrania, sino del flanco sur, un ámbito de preocupación mayúsculo para España. El rey Felipe VI se ha hecho eco este martes de esta inquietud al tiempo que ha elogiado la unidad de la que han hecho gala los miembros de la OTAN tras la “intolerable agresión” de Rusia que el pasado 24 de febrero desató una guerra a las puertas de Europa.

Durante su intervención en el Foro Público organizado en el marco de la cumbre de la OTAN por los ‘think tank’ Real Instituto Elcano, German Marshall Fund, Munich Security Conference y Atlantic Council el rey ha recordado que el conflicto bélico ucraniano ha cuestionado muchos de los supuestos que han marcado las relaciones internacionales en las últimas décadas.  

“Hoy, mientras Europa trata de lograr la estabilidad política, la prosperidad económica y el bienestar social, el continente se enfrenta a la amenaza de una vecindad cada vez más inestable, tanto en el este como en el sur, y al complejo reto de un mundo imprevisible”, ha dicho.

 

La cumbre será una oportunidad para reflexionar sobre el futuro de la Alianza en lo que parece ser, en palabras de Felipe VI, "un punto de inflexión en la historia” porque muchas de las ideas y predicciones posteriores a la Guerra Fría, "parecen haberse evaporado" como el hecho de que hace tan solo dos décadas nos felicitáramos de la seguridad, prosperidad y libertad que vivía Europa.

En esta línea, el jefe del Estado ha puesto de relieve que “la antigua lucha mundial entre tiranía y democracia es más relevante que nunca” y que el contexto actual demuestra la importancia de la OTAN como “una alianza que ofrece una disuasión creíble frente a cualquier amenaza a la seguridad de sus miembros, en Europa y América del Norte, venga de donde venga”.

“Más que nunca, la Alianza está demostrando su valor como faro de libertad para todos nuestros amigos y socios más allá de Europa y Norteamérica”, ha señalado.

A su juicio, aunque la región euroatlántica seguirá siendo una de las principales preocupaciones de la OTAN, “el crecimiento económico mundial, la carrera militar y la rivalidad tecnológica desplaza el centro de atención hacia la región del Indo-Pacífico”.

EL DIFÍCIL APOYO DE CHINA

Por eso, cree que “inevitablemente”, los acontecimientos en Europa estarán cada vez más condicionados por “fuerzas exógenas” y en lo que puede interpretarse como una clara alusión a China, ha dejado claro que “conseguir apoyos más allá del ámbito euroatlántico está resultando considerablemente difícil”. Ese es, a su modo de ver, el reto de la comunidad atlántica en los próximos años, especialmente cuando los “competidores estratégicos” sigan cuestionando las normas que sustentan el actual orden internacional.

En ese reto clave, el monarca cree que España debe reforzar la visión transatlántica con África y América Latina al ocupar una posición geopolítica ideal y tener la voluntad de servir de “puente” entre el Atlántico, Europa y el Mediterráneo.

Una de las principales cuestiones a las que se enfrentarán los líderes reunidos en Madrid, ha recordado el monarca, será encontrar el equilibrio entre "responder a las amenazas inmediatas en Europa Oriental y la necesidad de contrarrestar los retos sistémicos a largo plazo” sin perder de vista otros retos transnacionales, que no desaparecerán, como el terrorismo o la relación entre clima y seguridad. “No se trata de opciones sencillas, pero confío en que los dirigentes de la Alianza sabrán sortearlas con éxito”, ha concluido.

El rey ha participado en el acto, celebrado en el recinto ferial de IFEMA, tras haber recibido al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, en la base militar de Torrejón de Ardoz. Felipe VI volvió reunirse con el mandatario norteamericano en el Palacio Real antes de la cena de gala que los Reyes ofrecieron a los dirigentes reunidos en Madrid.

 

Noticias relacionadas