ELECCIONES ANDALUZAS

Juan Marín dimite ante la debacle de Ciudadanos en Andalucía

Su formación pierde 540.500 votos y baja del 18,2% al 3,2% en representatividad | Marín se señala como máximo responsable y apela a irse «con dignidad»

Juan Marín, este domingo en su análisis de los resultados de las elecciones andaluzas.

Juan Marín, este domingo en su análisis de los resultados de las elecciones andaluzas. / EFE

4
Se lee en minutos
José Vicente Rodríguez

El líder de Ciudadanos en Andalucía, Juan Marín, ha anunciado la dimisión de todos sus cargos tras los resultados obtenidos por su partido en las elecciones autonómicas celebradas este domingo, que no le han otorgado ningún escaño.

Ciudadanos firmó otra jornada electoral traumática que se saldó con la dimisión de su líder en Andalucía, Juan Martín, tras perder la formación naranja los 21 parlamentarios que logró en 2018 y quedarse sin representación en la Cámara autonómica. Marín sufrió además el particular revés de quedar en quinta posición en Sanlúcar de Barrameda (la localidad gaditana por la que se presentaba como candidato). Cs ha sufrido un colosal desplome con un retroceso de más de 540.500 votos relación a los anteriores comicios andaluces, pasando de 661.371 sufragios a sólo 120.800. La representatividad del partido liderado por Marín ha bajado así en cuatro años del 18,2% al 3,2%.

Marín, que ha sido desde 2018 vicepresidente de la Junta y consejero de consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, ya anunció esta pasada semana que en el caso de conseguir un único parlamentario no asumiría el acta y dejaría la vida política.

Durante la noche, tras conocerse los pésimos resultados cosechados, el responsable andaluz de Cs concretó que este lunes, «a primera hora» presentará oficialmente su dimisión ante la dirección de su partido, descartando que se vaya a integrar en otro partido, ni siquiera aceptar una posible oferta del candidato del PP-A, Juanma Moreno, para formar parte de su ejecutivo. Por el momento, dijo, seguirá en su cargo de vicepresidente hasta que se forme el nuevo gobierno.

Marín se reconoció como «el máximo responsable del resultado», por lo que apeló a «entrar con dignidad y marcharse con dignidad» de la política. «Llega el momento de dar un paso atrás, que otro compañero o compañera asuma estas responsabilidades», apuntó Marín sobre sus cargos orgánicos en Cs. Sobre los resultados, afirmó que «los andaluces nunca se equivocan», aunque aseguró que a Andalucía «le va a ir mucho peor sin Ciudadanos en el gobierno». «Lo dirá el tiempo», auguró.

A su juicio, la mejor noticia de la jornada electoral es «que Vox no entra en el Gobierno andaluz». Felicitó a Juanma Moreno, por su victoria, y dijo que está feliz de «haber podido contribuir a que, al menos durante cuatro años, no ha habido ningún corrupto en la Junta de Andalucía».

Consideró que «el PP ha sabido rentabilizar muy bien la acción de gobierno» y valoró el trabajo de su partido. «Estamos tremendamente orgullosos, el trabajo está ahí, el trabajo es muy bueno», dijo Marín que, en este sentido, opinó que «el resultado electoral es injusto».

En el haber de Ciudadanos apuntó «contribuir a que en mi tierra funcionaran las cosas un poco mejor y hacer a los andaluces «creer en la clase política», además de la gestión en educación y políticas sociales y económicas.

Marín abandonó el hotel en el que siguió los resultados poco antes de las 22.50 horas, tras abrazar a su hijo Juan, y, visiblemente emocionado, se despidió del centenar de militantes y simpatizantes que se mantuvieron junto a él durante toda la jornada.

La formación naranja consiguió en 2018 su mejor resultado en Andalucía, 21 escaños y el 18,2% de los votos, que le permitió integrarse en el gobierno presidido por el PP. La primera vez que Ciudadanos concurrió a las elecciones de Andalucía fue en 2015 y el resultado fue positivo. El partido obtuvo 9 asientos, el 9,2 % de los votos. Su apoyo se convirtió en la llave para investir a Susana Díaz como presidenta, que gobernaba en minoría gracias al acuerdo con Ciudadanos.

Pero en septiembre de 2018, el partido naranja dio por terminado el acuerdo y avisó de que no apoyaría los presupuestos porque entendían que los socialistas incumplían las medidas firmadas. Así, ante la «imposibilidad» de sacar adelante los presupuestos y aludiendo a la «inestabilidad», Díaz decidió anticipar las elecciones que tendrían que haberse celebrado en 2019. A Cs le salió bien, ya que se convirtió en tercera fuerza, mejoraron sus resultados respecto a 2015 y pasaron a ser parte del Ejecutivo andaluz.

Para las elecciones de este 19J, Ciudadanos ha basado su campaña en reivindicar su gestión coliderando la Junta para intentar dar la vuelta a los pronósticos de las encuestas, que ya habían anticipado los malos resultados para el partido.

Se trata de la segundas elecciones autonómicas en las que el partido de Inés Arrimadas no consigue ningún parlamentario como le sucedió el año pasado en los comicios autonómicos de Madrid. En las de Castilla y León de febrero de este año bajó de 12 a 1. A partir de ahora, tiene por delante el difícil reto de sobrevivir a nivel nacional.

Villacís alaba la "lealtad, elegancia y honestidad" de Marín 

La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, ha alabado este domingo la "lealtad, elegancia y honestidad" del candidato de Ciudadanos a la Junta de Andalucía, Juan Marín, que ha anunciado su dimisión como coordinador del partido en la comunidad después de conocerse los resultados electorales, que implican que el partido desaparece del Parlamento andaluz.

A través de su cuenta en la red social Twitter, Villacís ha calificado a Marín de "queridísimo amigo". "Mi roca en los momentos más difíciles", ha agregado. "Sabes bien cuáles son las cualidades que más valoro, no sólo en política, en la vida. Ojalá esa lealtad, esa elegancia y honestidad, esa verdad y ese cariño fuesen más frecuentes en política. Contigo siempre", ha sentenciado.

Noticias relacionadas