ENTREVISTA

Sánchez se compromete a aumentar el gasto en Defensa y alcanzar el 2% del PIB que pide la OTAN

  • "Rusia es una potencia nuclear que ha invadido un país democrático. Una potencia autoritaria que vive como una amenaza lo que representa la Europa democrática unida. Aquí nadie quiere la guerra, salvo Putin", asegura

  • Anuncia que el Consejo de Ministros del día 29 aprobará el plan de respuesta al impacto económico del conflicto, pactado previamente con los agentes sociales, los grupos parlamentarios y las comunidades

  • El presidente asegura que habrá "rebajas fiscales" pero no concreta si se reducirá el precio de la gasolina

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su entrevista en La Sexta este 14 de marzo de 2022.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su entrevista en La Sexta este 14 de marzo de 2022. / LaSexta

5
Se lee en minutos

Un nuevo choque se atisba en el Consejo de Ministros entre el PSOE y Unidas Podemos. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha mostrado esta noche partidario, en una entrevista en La Sexta, de incrementar el presupuesto en Defensa, una postura que verbaliza por primera vez desde la invasión rusa de Ucrania, en línea con lo que mantienen otros países europeos, tras el estallido de este conflicto en el este de Europa. "Debemos hacerlo", ha dicho. "El compromiso del Ejecutivo es aumentar el gasto en Defensa y cumplir con el mandato de la OTAN de alcanzar el 2% del PIB". Una promesa que puede suponer a Sánchez un nuevo encontronazo con sus socios de coalición, ya contrarios, al menos las ministras Ione Belarra e Irene Montero, a que España envíe armas a los ucranianos.

Sánchez ha avanzado que el Consejo del Ministros del próximo 29 de marzo aprobará "rebajas fiscales", dentro del plan de respuesta del Ejecutivo al impacto económico de la guerra entre Rusia y Ucrania, pero ha esquivado concretar si afectará al precio de la gasolina. Este plan, que ha comenzado a pactarse con los agentes sociales y que se acordará también con los grupos parlamentarios y las comunidades autónomas, intentará amortiguar las consecuencias de esta guerra en Europa y "proteger a los más vulnerables" y tratar de que haya un reparto equitativo, tras la subida del precio de la energía y las sanciones económicas aprobadas contra Rusia. En el Congreso, donde por primera vez se refirió a él en una comparecencia monográfica sobre el conflicto, ya tendió la mano para un acuerdo global y se refirió a su alcance como un "pacto de rentas" Esta noche ha apuntado a medidas de compensación, como las que se adoptó durante la pandemia, que se sumarían a algunas que ya se han puesto en marcha como la reducción del coste del combustible en el transporte y la rebaja de los peajes de la industria electrointensiva.

"PUTIN PREPARÓ LA GUERRA CON EL GAS"

Como ya hizo la semana pasada en la sesión de control en el Parlamento, el presidente ha atribuido la subida "descomunal" de la luz a cómo afecta en la fijación del precio el alza del gas que, en su opinión, obedece que que Vladímir Putin llevaba "preparando esta guerra desde hace meses", dejando las reservas europeas bajo mínimos y ralentizado el suministro para "elevar el precio y financiar el conflicto". Pese a lo preocupante de la situación ha afirmado que la inflación, que ha disparado la factura eléctrica y del gas, no escalará hasta los dígitos: "Tenemos instrumentos y palancas suficientes para evitar este escenario".

"No vamos a permitir que la sociedad española sea rehén del chantaje de Putin", ha señalado, en las horas previas a que comience una gira por Europa para desvincular el precio del gas del cálculo del precio de la luz, una propuesta que España lleva meses defendiendo y que, según Sánchez, una mayoría "apoyan". Este asunto se discutirá en el Consejo Europeo, el 24 y 25 de marzo.

El ACUERDO DE LA PALMA

Sánchez ha concedido esta entrevista, después de la Conferencia de Presidentes de este domingo en La Palma en la que se exhibió una imagen de unidad del Gobierno y las comunidades autónomas, plasmada en una declaración final de cuatro puntos, de la que el presidente se ha mostrado muy satisfecho. Uno, respaldo al Ejecutivo ante el próximo Consejo Europeo, el 24 y 25 de marzo, para lograr una "rebaja de los precios de la energía". Dos, "impulsar la ejecución de los fondos europeos por parte de todas las administraciones públicas". Tres, gestionar de forma "coordinada" la acogida de refugiados ucranianos. España se ha comprometido a atender a 18.200 personas. Y cuatro, un plan nacional de respuesta, para amortiguar los efectos de la guerra, que incluye "rebajas fiscales" para atenuar el impacto de los precios de la energía "en los recibos que pagan familias y empresas". Una propuesta defendida intensamente por el PP, a través del futuro presidente del partido, el gallego Alberto Núñez Feijóo.

Los populares sostenían que existían margen para rebajar el precio del combustible, en el margen de la carga impositiva y éste es uno de los compromisos adquiridos en La Palma. La propia ministra de Hacienda, María Jesús Montero, se abría esta mañana, con toda la cautela, a "revisar la fiscalidad de algunos productos o algunos sectores que estén claramente impactados por el incremento de la inflación". Pero no habrá concreción hasta el Consejo de Ministros del día 29.

"DEBEMOS PARAR A PUTIN"

El jefe del Ejecutivo ha tratado de no ser alarmista y ha asegurado que "nadie quiere la guerra, salvo Vladímir Putin". Y aunque se han producido ataques a 25 kilómetros de la frontera con Polonia y el artículo 5 de la Alianza Atlántica y el 42.7 del tratado de la UE obliga a responder ante una eventual agresión por parte de un tercer país, Sánchez ha asegurado que "no estamos en ese escenario" y "no va a ver tropas de la UE o de la OTAN en Ucrania". Pero, no ha dejado de subrayar que "debemos parar a Putin ya porque no sabemos qué país va a ser el siguiente", ha advertido, sin rechazar tajantemente la posibilidad de que la agresión se extienda a un país miembro de la Alianza o de la UE.

La propuesta de Sánchez pasa por "detener" al presidente ruso, ponerle freno, lo que, a su juicio, "implica la unión" de los aliados y, en el plano económico, "transferir recursos y proveer de material defensivo y ofensivo a los soldados y a los ciudadanos que se están defendiendo de la invasión". "Rusia es una potencia nuclear que ha invadido un país democrático. Una potencia autoritaria que vive como una amenaza lo que representa la Europa democrática unida.

Noticias relacionadas