NO CONVENCE A LOS FISCALES

Las explicaciones sobre la sustitución de Stampa no logran cerrar la polémica

  • El Consejo Fiscal revisa durante tres horas las razones que llevaron a la no obtención por uno de los fiscales del caso de plaza fija en Anticorrupción, pero no cierra la polémica.

  • La Asociación de Fiscales no ha preguntado al jefe Anticorrupción, pero reclama datos sobre la supuesta intervención de Baltasar Garzón en la causa contra el comisario.

  • La FGE defiende el papel de Álvaro García, mano derecha de la fiscal general, al sugerir nuevas diligencias en la investigación al fiscal cesado tras una denuncia de Vox.

El fiscal Ignacio Stampa.

El fiscal Ignacio Stampa.

5
Se lee en minutos

El Consejo Fiscal, órgano consultivo de la Fiscalía General del Estado (FGE), ha 'revisitado' este miércoles durante tres horas, sin llegar a ninguna conclusión definitiva, el capítulo vivido hace más de un año al no designar al fiscal Ignacio Stampa, adscrito al 'caso Villarejo', para una de las ocho plazas fijas en Anticorrupción que se ofertaban, lo que supuso su expulsión de la causa. La fiscal general, Dolores Delgado, no ha sido curiosamente la encargada de informar a los vocales, dejando este papel a su mano derecha, el responsable de la Secretaría Técnica, Álvaro García, y al fiscal jefe Anticorrupción, Alejandro Luzón.

Fuentes consultadas por EL PERIÓDICO DE ESPAÑA afirman que durante su comparecencia y, a preguntas de la propia Delgado, Luzón ha defendido la labor realizada durante su etapa en el caso por Stampa y su compañero Miguel Serrano --que sigue en el caso--, destacando que trabajaban en pie de igualdad, pero también que la sustitución del primero por otros tres miembros de la plantilla de Anticorrupción ha resultado ser ventajosa para el avance de la investigación.

En una segunda pregunta que la fiscal general le ha realizado, Luzón se ha referido al "perfil discreto" y "alejado de protagonismos" de los nuevos encargados de las investigaciones (César de Rivas, Alejandro Cabaleiro y Jorge Andújar), algo que considera esencial en la labor de los profesionales adscritos a su departamento. Ello ha sido interpretado por algunos de los vocales del Consejo como una llamada de atención sobre la falta de estas virtudes en el fiscal saliente, según las fuentes consultadas. 

Fuentes conocedoras de su comparecencia señalan en la que Luzón también ha mencionado que Stampa era conocedor, por su participación en la causa, de un auto de 2019 referido a la pieza 'Pit' de la investigación a José Manuel Villarejo que echa por tierra las afirmaciones de éste en el sentido de que tuviera una especial relación con la actual fiscal general, Dolores Delgado.

No se cierra la polémica

El Pleno se aventuraba poco manejable, y finalmente no ha conseguido cerrar la polémica que se arrastra desde hace más de un año tras la decisión de la fiscal general de no designar a Stampa. 

De hecho, la conservadora Asociación de Fiscales (AF), que reclamaba explicaciones a Delgado sobre este asunto, ha emitido un comunicado al término de la reunión en el que pide determinada información extra, entre ella datos para esclarecer si la pareja de Delgado, el exjuez y abogado Baltasar Garzón, participó en algún momento como letrado de la defensa en la macrocausa de Villarejo.

Fuentes de la Unión Progresista de Fiscales (UPF) han manifestado a EL PERIÓDICO DE ESPAÑA que consideran que con esta petición de información, la AF pretende mantener este asunto vivo de" forma artificial", pues solicitan datos ya proporcionados y durante la reunión, que se ha prolongado varias horas, no realizaron ninguna pregunta a Luzón al respecto. 

Por su parte, durante el Consejo el fiscal jefe de la Secretaría Técnica, Álvaro García, ha informado a los vocales sobre las "falsas afirmaciones publicitadas a través de varios medios de comunicación" en relación con las diligencias de investigación abiertas por la Fiscalía de la Comunidad de Madrid tras la denuncia interpuesta por Vox contra Stampa, al que acusaban de connivencia con la acusación popular ejecida por Podemos en esta causa, y que fueron finalmente archivadas.

Fuentes de este órgano han justificado la labor de García en este asunto, al sugerir en varias ocasiones al que fuera fiscal superior de Madrid, Jesús Caballero Klint, que la investigación a Stampa no se cerrara por ser necesarias más diligencias.

 Las mismas fuentes añaden que todas estas sugerencias se hicieron por escrito, lo que se agradece una vez desatada la polémica, y que una de las propuestas de archivo, que llegó el viernes anterior a la celebración del Consejo que marginó a Stampa, no pudo ser revisada por García a tiempo, negando así que se hurtara información clave a los vocales con el fin de lograr que éste no obtuviera apoyos. 

No figuraba el chat de Podemos

La razón de la insistencia del responsable técnico en que las diligencias contra Stampa no fueran archivadas cuando lo propuso el instructor de las mismas estriba, según explica la nota oficial de la Fiscalía General, en que no constaban en el procedimiento los documentos sobre el chat de los abogados de Podemos que, según el partido liderado por Santiago Abascal, evidenciaba la especial relación entre Stampa y una de las letradas del partido morado.

"La constatación de la existencia y el contenido de ese chat constituía el elemento esencial para contextualizar y contrastar las imputaciones formuladas en la denuncia contra el fiscal señor Stampa", defiende la Fiscalía General en su nota oficial, por lo que la investigación no podía ser archivada. La Fiscalía General también recuerda que Stampa "no obtuvo ninguno de los ochenta votos emitidos para las ocho  plazas a las que concurrió", y que no ha recurrido esta decisión ante los tribunales.

La nota incluye una llamada de atención al instructor de las diligencias, al afirmarse que "puso en conocimiento del fiscal señor Stampa documentos internos de la institución y de naturaleza reservada emitidos por la Secretaría Técnica de la Fiscalía General del Estado —ajenos, por tanto, al conocimiento de cualquier persona investigada en un procedimiento penal, sea o no fiscal—, por lo que el Fiscal Superior se vio en la obligación de dar debida información sobre esta contingencia". A este respecto se han abierto unas diligencias de información que podrían derivar en un expediente disciplinario.

Concretamente, la AF solicita información por escrito de los abogados intervenientes en el 'caso Villarejo' y si el exjuez Baltasar Garzón --pareja de la fiscal general--ha ejercido la defensa de alguno o algunos de los investigados; así como la documentación desglosada de las diligencias de investigación (las comunicaciones en las que García pide más diligencias al fiscal superior de Madrid) y los expedientes disciplinarios abiertos al fiscal cuestionado.

¿Se abstuvo Delgado?

También quieren saber los fiscales de la asociación mayoritaria si existe algún expediente de abstención de la fiscal general en relación con estas diligencias, por entender que debió hacerlo "por ser parte afectada". 

"Se nos ha denegado dicha información, alegando que se trata de materia reservada", afirman en un su comunicado, una consideración de la que discrepan al entender que "no ayuda a despejar las dudas creadas y afecta al artículo 23.2 de la Constitución Española que consagra el derecho a ejercer el cargo público sin perturbaciones ilegítimas". La polémica, por lo que parece, sigue lejos de resolverse.

Noticias relacionadas