Contenido ofrecido por:

MEDIO AMBIENTE

La lluvia deja al Mar Menor al borde de un nuevo colapso

Ayuntamientos, Gobierno regional y plataformas en defensa de la laguna coinciden en que la entrada de agua dulce y nutrientes hacen temer "lo peor"

Proliferación de algas filamentosas frente a la costa de San Javier.

Proliferación de algas filamentosas frente a la costa de San Javier. / A. S . J.

4
Se lee en minutos
Jaime Ferrán

"Hemos llegado tarde otra vez y nos tememos lo peor", lamentan desde Pacto por el Mar Menor. Su presidente, Ramón Pagán, no descarta un nuevo episodio de hipoxia o, incluso, de anoxia en la laguna salada tras las lluvias de las últimas semanas en la Región de Murcia, que han provocado, además del aporte de agua dulce, el arrastre de una buena cantidad de nutrientes al frágil ecosistema que han florecido tras rebosar el acuífero ya contaminado.

Las lluvias dieron paso a una subida considerable de las temperaturas que han propiciado el comienzo el temido proceso de eutrofización en el Mar Menor, causante de la falta de oxígeno.

"En La Manga, donde las playas se suelen encontrar en buen estado, hay una extensión de más de dos kilómetros de algas filamentosas con una anchura aproximada de 50 metros desde la orilla", explica Pagán. La situación en la zona de Los Urrutias y Los Nietos es aún peor, ya que la anchura de la biomasa supera los cien metros, asegura.

Ante esta situación, lo único que se puede hacer ya es retirar las algas, que pronto comenzarán a descomponerse, formando así el fango que mancha la costa marmenorense y provocando mal olor.

"El problema es que es una labor titánica y prácticamente imposible", advierten desde Pacto por el Mar Menor, que recuerdan que llevan años alertando de que la única manera de recuperar la laguna es "controlando y reduciendo el uso de fertilizantes" en la agricultura del Campo de Cartagena. "Mientras no se haga, seguirán entrando en el Mar Menor y provocando constantemente estos procesos de eutrofización", sentencian.

90 efectivos para la retirada diaria de biomasa en las playas

El Gobierno regional cuenta en la actualidad con 90 efectivos para la retirada diaria de biomasa de las playas del Mar Menor "para evitar que su acumulación contribuya a la degradación del ecosistema" y para lo que se ha invertido desde el año 2017 un total de 5’6 millones de euros, informó este miércoles el consejero de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente, Antonio Luengo, durante su visita al Club Náutico de Los Alcázares, desde donde pudo comprobar las tareas de las brigadas de limpieza.

"Estamos viendo una proliferación importante de algas, en concreto de la conocida como ‘cabello de ángel’ (Chaetomorpha linum), que son la consecuencia directa de la entrada masiva de agua por las ramblas, agua dulce cargada de nitrógeno", alertó. L.O.

La asociación señala a las administraciones central y autonómica por lo ocurrido. Al Ministerio para la Transición Ecológica (Miteco), porque "debía haber iniciado con mucha más celeridad" las actuaciones para recuperar el ecosistema; y al Gobierno regional, porque "no se cumple la Ley de Recuperación y Protección del Mar Menor".

Por otra parte, aunque Ramón Pagán celebra la publicación en el Boletín Oficial de la Región de Murcia (BORM) de la orden que regula la figura del operador agroambiental, que será el encargado de asesorar a los titulares de las explotaciones agrícolas del entorno del Mar Menor para garantizar la aplicación de las medidas de protección previstas en la Ley o en los programas de actuación aplicables, denuncia también el "retraso brutal" de la medida, que debía haber estado funcionando desde el pasado mes de octubre, considera.

Soluciones de los consistorios

Desde el Ayuntamiento de Los Alcázares recuerdan que Demarcación de Costas se comprometió a la retirada de espigones de sus playas para mejorar así su limpieza y evitar la acumulación de suciedad y lodos, "una actuación que aún no se ha llevado a cabo".

Asimismo, el consistorio también va a retirar los muertos o anclajes que tradicionalmente utilizan los barcos para fondear de manera ilegal. «Esta retirada se debe llevar a cabo en zonas arenosas, donde no existe fauna, con el objetivo de evitar la creación sobre ellos de caulerpa (un tipo de alga) y frenar su avance en las distintas playas».

Mientras tanto, en San Javier piden al Gobierno central que actúe deteniendo la entrada de agua dulce con nitratos desde las ramblas y poniendo en marcha el bombeo de la rambla del Albujón a pleno rendimiento para rebajar el nivel del freático, «tal y como venía reflejado en el plan de vertido cero al Mar Menor publicado en 2018 en el BOE».

Los Alcázares y San Javier se ofrecen a colaborar

Noticias relacionadas

El Ayuntamiento de Los Alcázares pidió ayer a las administraciones competentes que actúen "de manera inmediata" para evitar un nuevo episodio de ‘sopa verde’ o de mortandad de peces en el Mar Menor y prevenir así una nueva catástrofe medioambiental. El concejal de Medio Ambiente, Antonio Campoy, visitó en barco algunas de las zonas donde está aflorando gran cantidad de algas en suspensión y afirmó que desde el Ayuntamiento están "dispuestos a colaborar, fuera incluso de nuestras competencias, para llevar a cabo de manera urgente la recogida de algas en suspensión antes de que se pudra y genere un problema mayor", explicó.

Por su parte, el alcalde de San Javier, José Miguel Luengo, lamentaba este miércoles que tras varias visitas de la Ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, prometiendo dinero para la recuperación del Mar Menor, "a día de hoy y al inicio de una nueva temporada turística no se ha ejecutado ninguna acción prioritaria ni tomado ninguna medida por parte del Gobierno de la Nación". El alcalde solicita "con urgencia" la puesta en marcha de "medidas contundentes" ante el agravamiento de la situación del Mar Menor y queda "a disposición de las administraciones competentes para colaborar en cuantas acciones sean necesarias".

Temas

Mar Menor