POLÉMICA EN EL PP

Ayuso apoya a Feijóo tras la polémica por el indulto y acusa de “trilerismo” a Moncloa

La dirigente madrileña no ve ningún "giro" en la postura del PP

Pide la dimisión de Marlaska por los sucesos en el puerto de Barbate y endurecer las penas contra el narcotráfico

Isabel Díaz Ayuso en la sesión de control en la Asamblea de Madrid.

Isabel Díaz Ayuso en la sesión de control en la Asamblea de Madrid.

Tras un fin de semana de asombro en las filas del PP, Isabel Díaz Ayuso ha salido en defensa de Alberto Núñez Feijóo y de la postura de Génova respecto al independentismo catalán. La dirigente madrileña ha asegurado que no ha escuchado a nadie en la dirección del partido decir nada distinto a lo que se ha explicado hasta ahora respecto a la amnistía. "Yo no he visto ningún giro", ha asegurado tras la incomprensión que han provocado en las filas del PP las informaciones de este fin de semana sobre cómo la dirección del partido estudió durante 24 horas la ley de amnistía que pedía Junts y la posibilidad de valorar un indulto para Carles Puigdemont si se dan las condiciones necesarias, como someterse a la justicia española.

De hecho, culpa del revuelo al Partido Socialista, asegurando que "se están agarrando a un clavo ardiendo" ahora que llegamos a la "recta final" de la campaña electoral gallega. "Yo no iría con Junts ni a la vuelta de la esquina", ha dicho rotunda en una entrevista en Telecinco, pero insistiendo en que esa es también la postura de Feijóo. "Ha dicho lo mismo, no a amnistía, no a indultos y sí a seguir investigando" los casos relacionados con el terrorismo. Y de hecho, acusa de "trilerismo" al Gobierno de Pedro Sánchez, solo que ahora hay "22 ministros moviendo la bolita". "Estamos rodeados de trileros y para cuando te das cuenta no te quedan ni los zapatos", ha señalado.

Cuando el pasado verano se produjeron varias contradicciones por parte de Génova acerca de las conversaciones del PP con Junts para la constitución de las Cortes, Ayuso fue una de las dirigentes autonómicas que quiso marcar públicamente los límites a esas negaciones, asegurando que "no se puede seguir pagando la fiesta a los independentistas". Pero una vez marcada la línea roja y mostrada su postura aquel 15 de agosto, la dirigente madrileña se ha mantenido fiel a su jefe de filas, con un claro esfuerzo por mostrar su apoyo en público y que nadie pudiera sugerir que ponía piedras en el camino de Feijóo.

Hoy ha vuelto a hacer lo mismo. Ha insistido en que no hay cambio de postura en el PP y que no hay un plan de reconciliación posible mientras no haya arrepentimiento por parte de los independentistas catalanes, reiterando que eso es lo que le escuchó decir a Feijóo en declaraciones desde Ferrol este domingo. Para llegar a un indulto, ha explicado, "lo primero que tiene que ocurrir es que esté (Puigdemont) sentado en el banquillo" y después "llegar a un escenario Z en el que todavía no estamos". "Esto es corrupción pura y dura" por parte del Gobierno de Sánchez que ha necesitado los votos de Junts y de Bildu para mantenerse en la Moncloa, ha insistido.

Dimisión de Marlaska

Respecto a la muerte de dos guardias civiles en el puerto de Barbate tras la embestida de dos narcolanchas, la dirigente madrileña tiene claro que esto merece la dimisión del ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska. "Tiene que dimitir o tiene que ser cesado inmediatamente". "Cuando una viuda te está diciendo en el entierro de su marido 'apártate', te apartas y punto", ha denunciado en referencia a lo sucedido en el funeral este fin de semana.

Ayuso ha repetido que la situación de inseguridad en la que viven los guardias civiles en zonas fronterizas repercute sobre la seguridad de los españoles y ha lamentado que trabajan "sin medios y abandonados a su suerte". Y en línea con su particular cruzada contra las adicciones, ha pedido que se endurezcan "sin duda todas las penas contra el narcotráfico".

También en esto ha aprovechado para arremeter contra Sánchez por no haber dedicado "ni una palabra de solidaridad" hacia los agentes fallecidos o sus familiares en la gala de los Goya.