COMUNIDAD DE MADRID

Ayuso solicita al Gobierno la ampliación del Parque Nacional de Guadarrama para sortear la saturación turística

La Consejería de Medio Ambiente, Vivienda e Interior elabora un mapeo de la región para analizar dónde coloca las cámaras de videovigilancia para la prevención de incendios

Isabel Díaz Ayuso junto a Carlos Novillo, consejero de Medioambiente, en la exposición de 'El Juli'.

Isabel Díaz Ayuso junto a Carlos Novillo, consejero de Medioambiente, en la exposición de 'El Juli'.

A menos de 50 kilómetros de Madrid el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama acoge cada fin de semana a cientos de madrileños que escapan de la ciudad. Suman cerca de 2,5 millones al cabo del año, madrileños y turistas que llegan de otros lados, y eso se traduce en aglomeraciones de visitantes en busca de aparcamiento y rutas en las que siempre hay gente. Desde la zona de Peñalara hasta La Pedriza, la saturación turística ha ido creciendo desde que hace justo diez años este entorno fuera declarado Parque Nacional. Llegados a este aniversario, la Comunidad de Madrid trabaja en ampliar esta protección a un 11,6% más del territorio de la región.

El gobierno regional que dirige Isabel Díaz Ayuso aprobará este miércoles en el Consejo de Gobierno la adquisición de una finca de 453 hectáreas en la zona de El Paular, colindante al noroeste del actual Parque y cercano al centro de visitantes de Rascafría, con una inversión prevista de 4,365 millones de euros. Este espacio, de "alto valor ecológico" y donde hasta ahora apenas ha habido "presencia humana", según la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Agricultura que dirige Carlos Novillo, ya forma parte de la Zona Periférica de Protección del Parque y el plan de este departamento pasa por unir esta zona a las 2.058 hectáreas de Monte Cabeza de Hierro que ya fueron compradas por el Organismo Autónomo de Parques Nacionales, de quien depende la gestión del mismo, y elevar la petición al Gobierno de España, que es quien debe autorizar esta protección.

Además, la idea es crear un nuevo centro de interpretación en esta nueva área que sirva para "reducir la alta presión" que existe actualmente en los puntos más visitados del Parque, así como "reforzar" los objetivos de "conservación de la diversidad y de aumento de patrimonio natural de la región". La zona de nueva adquisición en El Paular es una reserva de buitre negro, lobo, gato montés y varias especias de rapaces, entre otros, y flora de diverso valor natural, explica el equipo de Novillo. Ahora comienza una fase de informes sectoriales pero en la Comunidad confían en que la ampliación esté aprobada para finales de 2024.

Por otro lado, según ha informado la Consejería de Medio Ambiente en un encuentro informal con los medios en el que ha señalado algunos de sus proyectos para esta legislatura, el gobierno regional trabaja en un nuevo sistema de videovigilancia contra el fuego de 24 horas. El objetivo principal es la prevención, pero reconocen que estas cámaras servirán también para la investigación en caso de que se produzcan incendios en la región. El departamento de Novillo apenas ha comenzado el estudio para la implantación del este nuevo sistema de cámaras térmicas y ópticas que servirá para una respuesta más rápida del servicio de emergencias 112 de la Comunidad, pero no será hasta finales de 2024 cuando tenga datos más detallados sobre dónde se colocarán las cámaras y cuántas serán necesarias. Novillo, que proviene previsamente de haber dirigido el 112 de la región, ha explicado que se reforzará también el programa de "pastoreo preventivo", que consiste en que 68 ganaderos y casi 19.000 cabezas de ganado de la región participen en crear "fajas cortafuegos". "La eficiencia es mucho más efectiva porque mantienen menos nivel de vegetación" y eso hace que si el fuego llega esta zona "baje la energía", explican en la consejería.

Otra de las funciones de la Consejería esta legislatura será la renovación de las redes de alcantarillado en hasta 90 municipios de la región, que servirá para prevenir inundaciones y problemas de vertidos, además del tratado de las aguas recogidas. En cuanto al vertido, fuentes de la consejería han informado también que están trabajando en los proyectos de ampliación de los vertederos de Loeches, Pinto y Colmenar Viejo. La vida útil de los vasos de los vertederos está al límite y el gobierno regional financia la ampliación de los mismos. En Colmenar se está tramitando la declaración de impacto ambiental y en Pinto están ya con la adecuación de la instalación. A los vecinos no les gusta tener cerca estos invernaderos y los de los municipios más cercanos se han quejado en distintas ocasiones de su ubicación, pero en la Comunidad se escudan con ellos solo financian lo que las mancomunidades de residuos del sur y del noroeste deciden de forma colegiada.

Por último, sigue adelante la elaboración de una nueva Ley del Suelo, tal y como anunció Ayuso, que la consejería fecha en mediados de 2024 para su aprobación. El objetivo, explican, es armonizar en un solo texto las 18 modificaciones de la ley que se han producido desde su aprobación inicial, y "simplificar" y "flexibilizar" los usos del suelo. La idea, explican, es que la ley sirva "como directriz general" para que cada municipio pueda adaptar el suelo a sus necesidades dotacionales o de vivienda.