RELACIONES CON RABAT

Albares se declara satisfecho de la implementación de los acuerdos con Marruecos

El ministro de Exteriores español se reúne con su homólogo marroquí y dice que la Hoja de Ruta bilateral acordada en primavera ha reducido la inmigración ilegal e incrementado el comercio

José Manuel Albares durante su intervención en el Foro de la Unión del Mediterráneo.

José Manuel Albares durante su intervención en el Foro de la Unión del Mediterráneo.

2
Se lee en minutos
Marc Marginedas

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, ha mantenido este jueves un desayuno de trabajo con su homólogo marroquí, Naser Burita, con quien ha pasado revista a la implementación de la Hoja de Ruta acordada entre ambos países en la pasada primavera para poner fin a la crisis bilateral motivada por la presencia en España del líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, y el aluvión de migrantes que se precipitaron sobre las fronteras de Ceuta. Albares ha asegurado que los puntos de la agenda se están cumpliendo "punto por punto", lo que permitirá pronto la celebración de una cumbre "al más alto nivel" entre ambos países "en la última semana de enero o la primera de febrero".

En una rueda de prensa previa a la celebración, en Barcelona, del fórum de la Unión por el Mediterráneo, Albares ha esgrimido como logros de dicha Hoja de Ruta la reducción del flujo migratorio ilegal desde Marruecos "en un 20%", además de un incremento en los intercambios comerciales de un "30%, alcanzando los 7.000 millones de euros". Además, adelantó la próxima reanudación "del tráfico de mercancías por las fronteras terrestres de Ceuta y Melilla".

Noticias relacionadas

La celebración de una cumbre hispano-marroquí con la participación de ministros y jefes de Gobierno, marcará un cambio radical en la dinámica negativa de las relaciones bilaterales entre ambos países. Semejante evento no se celebra desde hace siete años debido al progresivo distanciamiento entre Madrid y Rabat.

Cooperación cercana

Junto al ministro español se hallaba su homólogo marroquí, quien, al igual que Albares, se manifestó "satisfecho" del ritmo de aplicación de los acuerdos, definiendo como "cooperación cercana" el actual estado de los vínculos entre ambos Gobiernos, y prometiendo la implementación de "todos los puntos" contenidos en el plan de trabajo pactado hace unos meses. Preguntado acerca de la polémica surgida en España a raíz de los sucesos vividos en junio pasado, cuando 24 inmigrantes subsaharianos murieron intentando cruzar la valla que separa Melilla del territorio marroquí, Narita adujo que en su país "se ha abierto una investigación" que ha producido ya "un informe" y que, a partir del documento, "existen lecciones" a aprender. No obstante, ha insistido en el carácter "violento" y "organizado" del aluvión de personas que intentaban entrar en la ciudad norteafricana, dando a entender con sus palabras que la respuesta estuvo a la altura del desafío. Human Rights Watch ha exigido la apertura de una "investigación independiente" e imparcial que determine lo ocurrido y señale a los responsables.