SÓLO SÍ ES SÍ

Igualdad responsabiliza a los jueces de las rebajas de penas por delitos sexuales: "El problema no es la ley"

La secretaria de Estado de Igualdad y contra la Violencia de Género, Ángela Rodríguez, afirma que existen "serios problemas con el Poder Judicial", sus sesgos de género y su interpretación de la realidad que juzgan

La delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, Victoria Rosell. 

La delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, Victoria Rosell.  / EFE/David Fernández

4
Se lee en minutos

"El problema no es la ley", sino una interpretación judicial "voluntarista", "reaccionaria y sorprendente". El mensaje del Ministerio de Igualdad ante la noticia de que se están revisando sentencias a la baja de delincuentes sexuales a raíz de la entrada en vigor de la ley del "sólo sí es sí" ha sido claro: "Hay una mala aplicación de la ley y mucho ruido por parte de quienes más interesados están en ello, los abogados de los agresores".

Así de contundente se ha pronunciado la delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, Victoria Rosell, tras conocerse dos sentencias de la Audiencia Provincial de Madrid en las que se rebajan las penas a dos condenados por delitos sexuales contra menores.

En una rueda de prensa conjunta, la secretaria de Estado de Igualdad y contra la Violencia de Género, Ángela Rodríguez, ha apuntado que existen "serios problemas con el Poder Judicial", sus sesgos de género y su interpretación de la realidad que juzgan.

"No hemos rebajado las penas en la ley, son las mismas. (...) Sólo en casos de menor entidad, estamos pensando en tocamientos en el transporte público, hay una posibilidad excepcional de rebaja y esta excepción tiene una excepción: no se puede aplicar cuando hay fuerza, intimidación, violencia, abuso o superioridad", ha defendido Rosell.

"La ley no baja las penas y en agresiones sexuales a menores de 16 años no baja ni un ápice la pena, prevé una posibilidad para las violencias de menor entidad", ha insistido.

En el caso de la revisión del caso de un padrastro que penetró a su hijastra de 14 años, Rosell ha criticado que no se haya apreciado abuso de superioridad y prevalimiento, con lo que no podría haberse rebajado la pena. "Es evidente que ahí hay un error, no se han leído el artículo completo", ha incidido.

La delegada del Gobierno contra la Violencia de Género ha señalado en varias ocasiones que el problema no es la ley y ha puesto como ejemplo que con la redacción anterior del Código Penal también se dictaban sentencias como la de la condena a tan sólo dos años de prisión a dos policías municipales de Estepona que violaron a una joven. "No es un problema de la ley, hay miles de ejemplos claros, es un problema de interpretación voluntarista judicial en contra de los avances del feminismo y así lo han detectado organismos internacionales".

Rosell ha recordado cómo el comité de la Cedaw dijo que la justicia machista crea impunidad: "Habló específicamente de justicia machista y basada en estereotipos de género como caldo de cultivo de la impunidad".

La delegada ha pedido que no se hable de "avalancha" de revisión de casos, pues hasta la fecha, ha precisado, sólo se han conocido dos rebajas de penas. "Creemos que van a ser pocas y muy voluntaristas", ha añadido.

Ha negado en varias ocasiones que esta reforma sea más favorable que la anterior y ha subrayado que la ley del sólo sí es sí prevé la formación obligatoria de la judicatura y la fiscalía en perspectiva de género, infancia y derechos humanos. "Con la debida formación, esto no debería haber sucedido".

"El problema no es la ley, siempre hay un margen de aplicación de la ley. (...) Es una ley magnífica", ha sentenciado, para añadir que ahora le toca al poder judicial formarse y aplicar la ley de forma completa, no de una manera "tan reaccionaria y sorprendente".

Críticas de la oposición

El PP no ha tardado en salir a criticar los efectos que la ley está teniendo en la revisión de ciertas condenas por abusos. La vicesecretaria de políticas sociales de los populares, Carmen Navarro, ha denunciado que "por desgracia para las víctimas" la nueva norma está sirviendo "para rebajar las penas a los condenados por abusos sexuales".

Noticias relacionadas

"Ya lo advirtió el Consejo General del Poder Judicial, ya lo avisaron los abogados y ya lo hicimos desde el Partido Popular enmendando a la totalidad una mala ley.  Todo el ministerio: la ministra, la secretaria de Estado y la delegada del Gobierno contra la Violencia de Género se burlaron de estos avisos, nos acusaron de generar bulos. ¿Qué tienen hoy que decir?", ha incidido Navarro.

La política del PP ha asegurado que la ley de garantía integral de la libertad sexual hace que gane "el populismo, que ha conseguido llamar agresión a lo que antes era un abuso", y el delincuente a quien "poco le importa cómo se llame el delito si a él le rebajan la pena". "Con la ley del sí es sí perdemos todas", ha subrayado.