RUSIA APORTA MENOS DE UN 6%

Estados Unidos adelanta a Argelia como mayor proveedor de gas de España tras el cierre del gasoducto

  • El gas estadounidense copa el 35% de las importaciones de España en enero, frente al 25% de las compras a Argelia, según los últimos datos de Enagás.

  • España recibe por barco ya el 70% de todo el gas que compra. Hasta el cierre de gasoducto del Magreb, a finales de octubre, las importaciones de gas por tubo y con metaneros se repartían a partes iguales.

Planta de regasificacion en la zona de inflamables del puerto de Barcelona.

Planta de regasificacion en la zona de inflamables del puerto de Barcelona. / Joan Puig

4
Se lee en minutos

En plena crisis energética y en medio de la espiral de alzas de los precios energéticos, la decisión de Argelia de cerrar el mayor de los gasoductos que suministraba gas a España ha provocado un vuelco en la estructura de las importaciones del país. La clausura del tubo submarino del Estrecho, a finales de octubre, ha obligado a España a disparar el peso de las compras de gas que llegan por barco y ha acabado por desbaratar el ranking de países proveedores.

Argelia ha perdido su posición histórica de mayor suministrador de gas y ha sido desbancado por Estados Unidos. Según los últimos datos publicados por Enagás, el operador del sistema gasista español, EEUU concentró el mes pasado el 34,6% de las importaciones de gas del país, (con 13.103 gigavatios hora, GWh), mientras que Argelia redujo su peso al 25,4% del total de gas recibido (con 9.620 GWh)

Argelia echó el cierre el 31 de octubre al gasoducto Magreb-Europa, que conecta con España a través de Marruecos, como consecuencia del choque diplomático entre Argel y Rabat a cuenta del Sáhara Occidental. Desde entonces, las distancias entre las ventas de gas argelino y el estadounidense se habían ido reduciendo hasta casi igualarse, pero en enero se ha producido un claro sorpasso que aún está por ver si será sólo coyuntural o se acaba asentando.

Argelia ha sido tradicionalmente el principal país exportador de gas para España. Lo ha sido durante los últimos años y lo fue también en el conjunto del año pasado, con casi un 43% del total, frente al apenas 14% procedente de Estados Unidos, según los registros combinados de Enagás y de la Corporación de Reservas Estratégicas (Cores). Durante 2020, con la demanda y el comercio condicionados por el parón económico del inicio de la pandemia, se registraron varios meses en que Argelia dejó de ser primer proveedor desbancado por Estados Unidos y por Qatar.

Por otro lado, la preocupación del sector y del Gobierno por el impacto de la tensión militar en la frontera de Rusia y Ucrania no es tanto por eventuales problemas de seguridad de suministro, como por el posible impacto que puede tener en el precio del gas natural en los mercados internacionales. Rusia concentró el 8,9% de las importaciones de gas españolas el año pasado, colocándose como cuarto exportador por detrás de Argelia, Estados Unidos y también Nigeria. En enero, el peso del gas ruso en enero cayó al 5,8% del total de las importaciones españolas. El sector gasista subraya que podría suplir el suministro de gas ruso fácilmente con compras de otros países proveedores.

El 70% del gas ya llega en barco

Desde el cierre del mayor de los gasoductos que conectan con Argelia, hace tres meses, las importaciones de gas de España se repartían prácticamente a partes iguales entre las que llegaban a través de tubería y las que se recibían en barco. Pero ese equilibrio se ha roto y la balanza se ha descompensado a favor de las llegadas en metaneros a las plantas regasificadoras españolas.

Ya en noviembre, el primer mes sin uno de los dos gasoductos con Argelia, las importaciones por barco representaron el 65% del total. Y en diciembre y en enero, el peso de los metaneros ha acabado escalando hasta casi el 69% de todas las compras, según los datos de Enagás y Cores.

En el conjunto de 2021, España importó un total de 415.569 GWh equivalentes de gas, un 13,8% más que en el año previo, en el que el parón económico por la pandemia provocó una caída de la demanda. Durante todo el ejercicio, el 45,5% llegó por gasoducto desde Argelia y el 54,5% vino por barco en forma de gas natural licuado (GNL) a las seis plantas españolas en que se puede regasificar.

Blindarse con más barcos

España ha tomado medidas en los últimos meses para reforzar el suministro de gas en invierno para amortiguar el efecto del cierre del mayor gasoducto con Argelia y con la tensión creciente entre Rusia y las potencias occidentales por Ucrania amenazando con azotar aún más un mercado de gas ya tensionado.

España activó ya antes del cierre del gasoducto un plan de choque para disparar el número de barcos que traerán gas al país y no ha dejado de reforzarlo para blindar el suministro. Enagás ha ido celebrando subastas extraordinarias de slots para aumentar la capacidad de descarga en las plantas regasificadoras del país.

Enagás ya ha adjudicado ya 54 slots adicionales a compañías gasistas para elevar el suministro por barco tras las nuevas subastas de las últimas semanas. Para el periodo invernal -entre noviembre y marzo- la compañía ha adjudicado un total de 145 slots de descarga en las seis plantas regasificadoras del país, una cifra muy superior a los 86 barcos que llegaron el invierno pasado.

Noticias relacionadas