Juegos Olímpicos

El COE retira la candidatura a los Juegos de 2030 por la disputa entre Aragón y Cataluña

El presidente del Comité Olímpico Español dice que "no estamos en condiciones de presentar un proyecto olímpico" por la imposibilidad de poner de acuerdo a las dos comunidades autónomas

3
Se lee en minutos
Fermín de la Calle

Alejandro Blanco, presidente del Comité Olímpico Español, compareció este martes en Madrid para ofrecer su versión sobre lo acontecido con la candidatura catalano-aragonesa para los Juegos Olímpicos de Invierno 2030.

El dirigente olímpico fue categórico en sus explicaciones: “Ha sido cuando han entrado los representantes políticos cuando no ha habido acuerdo y no han avanzado las negociaciones. En las comisiones técnicas sí hubo avances y acuerdos. Aquello por lo que hemos luchado no podemos mantenerlo. No existe la candidatura conjunta. Abrimos la posibilidad de que si algún territorio quiere presentar candidatura lo hagan ante el COE y cuando esté presentado, y la asamblea del COE lo apruebe, hablar con el COI para presentarla”. 

Blanco añadió que “cada uno tiene que asumir su responsabilidad. Hemos luchado para que haya respeto y diálogo. Pero no podemos seguir si hay estas diferencias políticas”.

El presidente del COE explicó que “nosotros como candidatura no tenemos el mejor proyecto técnico que se puede tener, entre otras cosas porque en España no podemos hacer grandes inversiones. Así, los saltos los tenemos que trasladar a otros países. Pero teníamos dos pilares importantes: primero, que podíamos hablar de la regeneración de un territorio. Y segundo, tener un proyecto que se basa en el acuerdo y diálogo de varias partes le daba mucha fuerza al proyecto. Intentaba integrar, unir. Era un proyecto que partía de la sociedad, no estaba liderado por la política. Pero si convertimos esto en un enfrentamiento entre constitucionalistas e independentistas es que no hemos entendido el movimiento olímpico".

Calibrar las consecuencias

Cuestionado por si Pedro Sánchez, del mismo partido que Javier Lambán, ha podido mediar, Blanco advirtió: “Nadie en ningún ámbito político ni económico me ha planteado esta candidatura como una confrontación. Creo que esta candidatura ha sido un punto de encuentro político, pero hay un momento en que Lambán lo lleva a un terreno que no es el deportivo. Es su decisión y no podemos hacer nada más. Es muy fácil decir que no, pero una vez que se dice hay que calibrar las consecuencias”. Para el dirigente “hemos destrozado la candidatura desde casa. Ha habido diferencias, ataques, suspicacias, mentiras… No hemos sido capaces de llegar a un acuerdo entre nosotros. Y eso es lo que más me duele”.

Blanco explicó detalladamente el proceso: “El COE comunicó en su día la presentación de la propuesta y las ventajas de celebrar los JJOO de inviernos en los Pirineos de Cataluña Aragón. Propuse una comisión de 12 personas, tres del gobierno de España, tres del de Cataluña, tres del de Aragón y tres del COE. Esta comisión técnica se reunió seis veces entre el 21 de diciembre y el 22 de marzo. Al finalizar se alcanzó un acuerdo técnico de distribución de las sedes y las pruebas, convocándoles a una reunión institucional. Aragón celebraba 54 pruebas y Cataluña 42, pero había más deportistas en Cataluña y más pruebas en Aragón. Convocamos la reunión el 28 de abril y tres días más tarde, Javier Lambán me mandó un escrito advirtiendo que no estaba acuerdo. No asistió ningún representante de Aragón. No hubo acuerdo para modificar la distribución”.

Repartir el alpino

Explicación que siguió insistiendo en los esfuerzos desde Cataluña por llegar al acuerdo: “En una de las reuniones Cataluña propuso pasar cinco pruebas de freestyle del valle de Arán Cerler. A cambio las cinco pruebas de patinaje pasaban a Cataluña. Esta propuesta de Cataluña no se aceptó y hubo otra reunión. En la siguiente, el 7 de junio, se debate la nueva propuesta de Aragón, por distribución por lotes. Y ahí propone separar el esquí alpino masculino del femenino, a lo que se negó el representante de Cataluña. El problema es que ese reparto del alpino no se puso encima de la mesa nunca en las comisiones técnicas".

Eso provocó que “se anulasen dos visitas de los expertos del COI y dos reuniones telemáticas porque no había proyecto al no haber acuerdo entre los representantes de Aragón Cataluña. Entonces se emitió un comunicado advirtiendo que no se estaba en disposición de presentar un proyecto por ahora”. 

Noticias relacionadas