FÚTBOL

Luis Rubiales: "Tengo miedo a que la mafia que ha violado mis derechos meta un saco de cocaína en mi coche"

El presidente de la RFEF ha defendido que "el acuerdo de la RFEF con Arabia Saudí es ejemplar, aunque lo quieran manchar" y ha negado que existe un conflicto de intereses por las comisiones recibidas por Gerard Piqué, dado que el acuerdo superó todos los filtros éticos de la propia Federación

El presidente de la RFEF, Luis Rubiales.

El presidente de la RFEF, Luis Rubiales. / EFE

5
Se lee en minutos

Luis Rubiales, presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), ha defendido este miércoles el acuerdo para llevar la Supercopa de España a Arabia Saudí, así como el papel jugado por Gerard Piqué, por el que el central del Barcelona se embolsó una comisión de 24 millones de euros a través de su empresa Kosmos.

"Es un acuerdo ejemplar, aunque algunos lo quieran manchar", ha expresado el máximo dirigente de la RFEF, acompañado de su número dos y secretario general, Andreu Camps, que ha incidido en la legalidad del acuerdo y en que la Federación no paga comisiones a Kosmos, sino que lo hace Arabia Saudí.

Rubiales ha ido más allá al asegurar que "el mundo del fútbol debería felicitarnos por lo que estamos haciendo en Arabia", en relación a que ahora haya mujeres entrando en los campos de fútbol o a que se haya puesto en marcha una liga femenina en ese país, compromisos adquiridos en el acuerdo para llevar allí la Supercopa.

"Antes de ir nosotros, en los campos de Arabia no había ni baños para las mujeres y ahora han entrado a los partidos con igualdad y sentándose donde querían. Eso lo ha conseguido la RFEF", ha añadido.

Rubiales ha incidido en la gravedad de que se le haya sustraído de manera presuntamente ilegal información de su teléfono móvil y ha incidido en que desde que es presidente no ha pasado "ni una sola semana sin continuos ataques, querellas, petición de inhabilitación, avalanchas continuas contra mi persona". "Sufro una campaña continua de erosión, desgaste y desprestigio", ha apuntado.

"Un saco de cocaína"

"Yo no bebo ni fumo, pero no puedo descartar que mañana me metan un saco de cocaína en el maletero. Soy un tío valiente, pero tengo miedo. No creo que me encuentren con un tiro en la nuca en una cuneta, pero si hay una mafia dispuesta a utilizar mensajes míos de esta manera", ha señalado Rubiales, que ha incidido en numerosas ocasiones en que sabe quién está detrás del robo de su información privada, pero ha eludido entrar en detalles sobre una investigación que está en manos de la Policía.

Entrando en detalle, Rubiales ha ratificado que la operación es legal y ha incidido en que la RFEF no ha pagado un solo euro de comisión a Piqué o a Kosmos. En cuanto al plano ético o relativo a un posible conflicto de intereses, Rubiales ha destacado que el acuerdo superó los tres filtros internos de la Federación relativos a estos asuntos.

De hecho, ha leído parte de un informe de la Comisión Ética de la RFEF, fechado el 8 de noviembre de 2019, en el que esta da el visto bueno a la operación siempre que Arabia Saudí cumpliera con sus compromisos relativos al fomento de la igualdad de género en el fútbol.

Su salario

Con respecto a su salario, Rubiales ha defendido el modelo por el que una parte importante del mismo está vinculado a los ingresos totales de la RFEF. Un sistema que, según ha explicado, propuso el tesorero de la Federación y que es habitual en el fútbol, frente a otros modelos en los que la parte fija es la que absorbe la mayor parte de los emolumentos. Y ha defendido que él no cobra "comisiones, ni legales ni ilegales".

En esa línea, Camps sí ha reconocido que Arabia Saudí reduce su aportación total si no asisten clubes de "una determinada categoría, no el Barça y el Madrid" y que eso, por la estructura salarial de la presidencia, repercute ligeramente en el salario total que pueda cobrar Rubiales. Pero ha quitado hierro a esa circunstancia y el propio presidente se ha mostrado abierto a que se cambie la manera en que se calcula su sueldo.

"Si el Barça, el Madrid o el Atlético llegan este año a la final de Copa, la hubiésemos vendido por más dinero. Con esa lógica, podríamos llegar a pensar que se puede decir a los árbitros que saquen más amarillas porque las tarjetas generan ingresos por multas para la RFEF", ha añadido Camps, que ha afirmado que han rechazado acuerdos de patrocinio por un importe muy superior a la diferencia del que pueda aportar Arabia Saudí en función de los equipos que se clasifiquen para la Supercopa.

La oferta de Qatar

Acerca de una presunta oferta económica superior a la de Arabia Saudí, procedente de Qatar y sin comisión alguna para Piqué, Rubiales y Camps han asegurado que la oferta era inferior y que lo único acordado con Qatar fue un acuerdo de intenciones, que fue rechazado finalmente por el propio emirato, antes de que la RFEF evaluara si la aceptaba o no.

Sobre la solicitud de ayuda de Piqué para poder jugar los Juegos Olímpicos de Tokio, Rubiales ha asegurado que es habitual que otros jugadores se dirijan a él con peticiones de mediación de ese tipo. "Y les recomiendo que no lo hagan, visto el resultado, porque no fue a los Juegos", ha apuntado, recalcando que la decisión final fue del seleccionador olímpico, Luis de la Fuente.

El contexto

La comparecencia se ha producido dos días después de que 'El Confidencial' comenzara a publicar una serie de audios de Whatsapp entre Rubiales y Piqué, en los que ambos negocian el acuerdo entre la RFEF y Arabia Saudí, que reporta 40 millones anuales a las arcas federativas y otros cuatro (24 en total), pagados por la dictadura, a la empresa del central del Barça, en calidad de comisionista.

La última conversación que ha salido a la luz tiene que ver con el deseo de Piqué de acudir a los Juegos Olímpicos de Tokio, pese a estar ya retirado de la selección absoluta por voluntad propia. Rubiales se compromete a interceder con el seleccionador responsable, Luis de la Fuente, si bien el defensa catalán no fue finalmente convocado para la cita olímpica.

Asimismo, hoy se ha sabido que Qatar realizó una oferta para acoger la Supercopa por 33 millones de euros al año fijos, frente a la oferta de Arabia por 40 que penalizaba con hasta 10 la posible ausencia de Real Madrid y Barcelona. En esa operación, según la información de 'El Confidencial', no participaba la empresa de Piqué, por lo que no habría recibido ninguna comisión de haberse decantado la RFEF por la opción qatarí.

Noticias relacionadas