MENÚ 'ON THE ROAD'

¡Stop! 7 restaurantes de carretera que son parada obligatoria

  • Asados, repostería de postín, bodegas fastuosas... direcciones para hacer un alto en el camino

El huevo con guisantes lágrima del restaurante Las Esparteras.

El huevo con guisantes lágrima del restaurante Las Esparteras.

4
Se lee en minutos

Dice la sabiduría popular que por el número de camiones aparcados se sabe dónde se come bien. Los buenos restaurantes de carretera son un hallazgo en el que repetir y repetir, pequeños oasis gastronómicos al borde de la autovía... Estas siete direcciones cuentan con avales de todo tipo, desde la Guía repsol hasta las propias listas de los transportistas. Cada uno es de su padre y de su madre pero todo tienen en común algo: el que se haga parada y fonda en ellos no se arrepentirá.

Los huevos fritos con morcilla de Landa.

/

Landa 

El paraíso de los que buscan sofisticación y encanto, a pie de la A-1 (km. 235, Burgos). Más de 60 años lleva esta institución ofreciendo sus legendarios huevos fritos con morcilla a todo el que quiera parar y probarlos. Pero hay más motivos para detenerse en este hotel y restaurante: su cordero al horno, su 'foie' o sus delicias pasteleras, del milhojas al canutillo. Todo sobre vajilla inglesa y mantelería fina. Un sueño burgués para aquel que se pone en carretera. Cuenta con piscina interior de seductor 'look' gótico. Para reventar Instagram.

El sorprendente restaurante de Desguaces La Torre.

/ Desguaces La Torre

Desguaces La Torre

¿Puede el menú del día de un desguace ser el mejor de España? Lo que pasa en Desguaces La Torre (carretera Madrid - Toledo, A-42, km. 24, Torrejón de la Calzada) carece de explicación lógica. La obstinación del empresario Luis Miguel Rodríguez y del cocinero Alejandro Rey por dar una comida excelente en un entorno que no parece el más apropiado para ello es digna de elogio. En el menú básico (16 euros) lo mismo aparece una suprema de bonito que una crema de coliflor con gambones. En los menús degustación (a 49 euros), desde una ostra glaseada en caldo 'dashi' hasta pichón de Bresse. Las vistas, eso sí, son a un mar de coches aparcados. Surrealista y sabroso.

La suntuosa bodega del asador Las Esparteras.

/ Instagram Las Esparteras

Las Esparteras

Alguien podría pensar, ¿tiene sentido que un restaurante de carretera tenga una bodega apabullante? Sucede en el Asador Las Esparteras (autovía del Suroeste, 47. Casarrubios del Monte, Toledo) abierto -por cierto- 24 horas. Un sol en la Guía Repsol avala el trabajo que se hace aquí y que pasa por atender a los grandes éxitos de la cocina mesetaria, desde la sopa castellana al cochinillo o cordero al horno. En las más de 140 páginas de su carta de vinos hay de todo, claro: desde referencias muy viejos de Jerez hasta añadas de Vega Sicilia, llegando a botellas de Sudáfrica o Eslovenia. Un lugar único.

Buena cocina en Área Boceguillas.

/ Instagram Área Boceguillas

Área Boceguillas

En el caso de un restaurante de carretera la ubicación lo es todo. Pasa con esta área (A-1, km. 115. Boceguillas, Segovia), a tiro de piedra de pueblos de esos que merecen hacer parada y fonda, como Pedraza o La Granja de San Ildefonso. Aquí la especialidad son los huevos, que se sirven con boletus sorianos, alcachofas, 'micuit' de pato... y cuentan con un menú de ruta en el que no falta el cordero lechal asado en horno de leña. Como en Landa, aquí también cuidan el obrador, con mención especial a sus bizcochos y a sus tortas de aceite.

Las gambas de la cervecería La Viña.

/ Cervecería La Viña

Cervecería La Viña

El ser humano es un animal de costumbres. También cuando está en ruta. Por eso, en la carretera triunfan los negocios que se hacen famosos por su especialidad, ya sea un bocata de panceta o alguna especialidad dulce local como los miguelitos de la Roda o los hojaldres de Guarromán. Con La Viña pasa eso: en este restaurante del pueblo de El Viso de Alcor (Sevilla) las gambas al ajillo son sencillamente legendarias y eso los pone en el mapa. En el mapa de carreteras, en este caso. Su decoración, compuesta por una extensísima colección de aperos y utensilios, tampoco pasa desapercibida..

El Molí de Les Pipes (Arbúcies, Girona).

/ El Molí de Les Pipes

El Molí de les Pipes

Noticias relacionadas

Las plataformas de logística y asociaciones de transportistas también eligen, como si de los 50 Best de las carreteras se trataran, sus restaurantes favoritos. En sus selecciones no suele faltar mencionado El Molí de les Pipes, (GI-543, ctra. Viladrau, km. 2,. Arbúcies, Girona), que ocupa un antiguo molino harinero del siglo XV. Aquí importa tanto lo que se come: caracoles, manitas de cerdo con gambas, carnes a la brasa... como el paseo posterior a la orilla del río para bajar la comida. Cuenta con menú diario a 15 euros.

La carne a la brasa de la Venta del Pobre.

/ Venta del Pobre

Venta del Pobre

La palabra "venta" admite pocas dudas: aquí hay un comercio con vocación de alto en el camino y espíritu popular. Este es un clásico en la autovía que une Almería con Murcia (salida 494. Níjar, Almería) en el que hay que pedir sus especialidades: el guiso del día -buen cocido-, los huevos con patatas a lo pobre, las chuletillas de cordero segureño... El precio del menú del día es de 15 euros y destaca la variedad de flanes que tiene: de huevo, de platáno, de almendra... 

Temas

Restaurantes