TRAS ALMENDRALEJO

La Guardia Civil confirma otro caso de manipulación de fotos de menores desnudas en Huelva

Investigan desde mayo a un menor de edad que modificaba imágenes de menores para luego difundirlas desnudas por grupos y las diligencias están en manos de la Fiscalía de Menores

Los implicados en la simulación de desnudos de niñas en Almendralejo podrían enfrentarse a hasta 9 años de prisión.

Los implicados en la simulación de desnudos de niñas en Almendralejo podrían enfrentarse a hasta 9 años de prisión. / El Periódico de Extremadura

La Guardia Civil ha confirmado que el pasado mes de mayo investigó a un menor de edad como presunto autor de un delito contra la intimidad. Este menor investigado, según la información del instituto armado, "modificaba informáticamente las imágenes de menores para después difundirlas en redes sociales". El caso ha afectado a un instituto de Secundaria de Ayamonte (Huelva) y ha saltado a la luz después del eco alcanzado por la denuncia de un grupo de madres de Almendralejo (Badajoz), que llevaron a la Policía el desnudo de sus hijas con Inteligencia Artificial en un caso que se investiga ya como presunto delito de pornografía infantil, con penas de hasta nueve años de cárcel. Los menores identificados como presuntos autores de esos falsos desnudos creados con inteligencia artificial tienen entre 12 y 14 años y "a priori todo apunta a que son del entorno de las víctimas", según la Policía.

En el caso de Huelva, la Guardia Civil informó de que las diligencias se remitieron a la Fiscalía de Menores y comunicaron que no había salido a la luz porque los familiares de las víctimas no quisieron darle difusión "para mantener la privacidad de los menores".

El presunto autor de esas fotografías manipuladas ya ha sido identificado, según comunicaron, y no usaba Inteligencia Artificial para esas imágenes sino otras herramientas menos sofisticadas para hacer fotomontajes como el programa Photoshop. El caso es anterior al de Almendralejo y no se usó el mismo sistema, advierten desde el ayuntamiento de Ayamonte (Huelva).

Según adelantó 'Vozpópuli' una veintena de víctimas habrían denunciado sus falsos desnudos en redes sociales. Tanto el autor de los fotomontajes, de 16 años, como las victimas compartían el mismo instituto en esta localidad de 20.000 habitantes, donde el caso era conocido desde hace meses. Las fotografías originales fueron robadas de los perfiles en redes sociales de las chicas y una vez manipuladas fueron difundidas por grupos de WhatsApp, aunque quienes las recibieron detectaron rápidamente que se trataba de imágenes falsas. Los padres de las vícitmas acudieron inmediatamente a denunciar lo ocurrido ante la Guadia Civil de Huelva.

Investigación abierta

José María Mayo, teniente de alcalde y delegado de seguridad del Ayuntamiento de Ayamonte, aseguró que el asunto pasó desapercibido pero se remonta a mayo y pidió “prudencia” porque la investigación sigue abierta y están implicados menores. El ayuntamiento dentro de sus competencias, explicó, dio traslado del caso cuando tuvo conocimiento para que se actuara de oficio o por denuncia. Las imágenes manipuladas se tomaron de las redes sociales de las víctimas, confirmó. “Hay que dar formación contra un uso indiscriminado y sin control o información de las redes”, defendió.

La manipulación de imágenes se ha producido con Photoshop y no por Inteligencia Artificial, subrayó Mayo, de manera “más burda” y no tienen el realismo que se obtiene con ese otro método. El portavoz municipal eludió hablar de los delitos que se investigan y del grado de vulneración de la ley. El menor investigado no está matriculado este curso en el instituto y los hechos se produjeron fuera del centro educativo, explicó.

“Los casos son individuales y no se toman de manera colectiva. Hay una serie de niñas que han presentado denuncias, en otros casos se ha actuado de oficio”, añadió para pedir que se preserve en todos los casos la intimidad de las menores. “La investigación sigue abierta y se verá si es una gamberrada con una trascendencia mayor o ha ido más allá. El alcance, si hay un lucro económico, dónde han podido llegar esas imágenes, señaló.

En el caso de Almendralejo, el jefe del Grupo de Protección al Menor de la Unidad Central de Ciberdelincuencia, Javier Izquierdo, informó de que se han recogido veintidós denuncias presentadas por los padres de las víctimas, que tienen la misma edad que los presuntos autores. La creación de desnudos con inteligencia artificial es "algo que recoge el Código Penal y, a pesar de que sean imágenes manipuladas, si son realistas se considera pornografía infantil". A los menores no imputables "no se les aplica la Ley del Menor, por tanto es decisión de la Fiscalía" su destino, mientras que "a los que sean imputables les sería de aplicación la Ley Penal del Menor", a partir de los 14 años.Si los autores fueran mayores de edad, "las penas por producción de pornografía infantil van de 2 a 5 años" de prisión, y si las víctimas son menores de 16 años "la pena se agrava de 5 a 9 años", precisó este responsable del instituto armado.