OPINIÓN

El potencial de Penguin en catalán

Con las adquisiciones de La Campana y La Magrana Penguin, ha pasado a tener un ilustrado listado de escritores en catalán como Josep María Espinàs, Albert Sánchez Piñol o Carles Porta

1
Se lee en minutos
El superventas catalán Albert Sánchez Piñol.

El superventas catalán Albert Sánchez Piñol. / RICARD CUGAT

Fiesta literaria para celebrar los 20 años del grupo Penguin Random House en catalán. Son 20 años contados con muchas manos. No hace tanto tiempo de la existencia de este conglomerado de editoriales, pero se acepta la conmemoración porque siempre es sabio celebrar y la calidad es evidente. 

El origen de todo deberíamos encontrarlo en aquella editorial creada por la unión de dos editores, Germán Plaza (Ediciones Cliper) y del editor y poeta Josep Janés, en el año 1959. Desde aquel tiempo a la fiesta dedicada al catalán realizada en la última planta de uno de los edificios más feos de Barcelona, la Torre Colón, pero con buenas vistas, se han alternado un montón de fusiones, ventas y adquisiciones, que convergen en ese acto.

Fue una de las primeras ocasiones que la división editorial del imperio Bertelsmann decidía reunir al potencial que en estos momentos tiene en catalán. Y no es una tontería. Todo lo contrario. Tras las últimas adquisiciones editoriales, con sellos tan importantes en la historia de la literatura catalana como La Campana o La Magrana y con escritores de altísima calidad, era normal que Núria Cabutí decidiera, junto a su equipo, evidenciar la fuerza editora en catalán de este grupo internacional. Cabutí, mejor que nadie, sabe del esfuerzo que ha existido detrás de la construcción de uno de los grupos editoriales más importantes del mundo y con sede en Barcelona. La suya es una carrera honorable. De abajo a las alturas y sin pisar.

Gracias, sobre todo, a las adquisiciones de La Campana y La Magrana Penguin Random House ha pasado a tener un ilustrado listado de escritores en catalán como Josep María Espinàs, Albert Sánchez Piñol o Carles Porta y los derechos en catalán de autores como Mark Haddon, Philip Roth, Roald Dahl, Emanuel Bergmann, Antonella Lattanzi o Angelika Schrobsdorff. Y lo bueno hay que mostrarlo y disfrutarlo.

Noticias relacionadas