Volkswagen cree en el Mediterráneo

La fábrica de baterías en Sagunt da alas al corredor ferroviario, que se reivindicará el jueves en Barcelona y que es prioritario

1
Se lee en minutos
Volkswagen cree en el Mediterráneo

Del ocaso por la crisis de los altos hornos de la siderurgia al renacimiento al calor del coche eléctrico. Este es el edificante recorrido transitado por la localidad valenciana de Sagunt, el ejemplo más reciente de que quizá el futuro de Europa es el de las ciudades interconectadas internacionalmente, más que el de los Estados nacionales. Allí, donde antaño todo era acero, se instalará la fábrica de baterías eléctricas de Volkswagen, que se levantará sobre 1,2 millones de metros cuadrados, supondrá una inversión de 4.500 millones de euros y dará empleo directo a más de 4.000 trabajadores.

La iniciativa del grupo automovilístico alemán, que consumirá fondos europeos y de todas las administraciones públicas españolas implicadas, confirma la fe que sus directivos tienen en el Mediterráneo y en Sagunt. No es de extrañar que así sea dado que la ciudad, situada a 30 kilómetros de València, tiene una posición geoestratégica clave. Está conectada por carretera y ferrocarril con Barcelona, posee un puerto industrial de primer nivel y en el futuro contará con una estación de ferrocarril intermodal. Esta se convertirá en el corazón del corredor mediterráneo y permitirá conectar a este con el del Cantábrico a través de Zaragoza.

La gigafactoría de Volkswagen podrá así beneficiarse de la cercanía de Sagunt a otras instalaciones productivas que el grupo automovilístico tiene en España, en Martorell y Pamplona.

Noticias relacionadas

Para que todos estos planes no queden en papel mojado será necesario que la gigafactoría y el corredor mediterráneo estén listos a la vez, en 2026, y que se cumpla el exigente calendario al que se comprometió el Gobierno español en 2021.

Es necesario que así sea, porque el corredor mediterráneo, que está llamado a conectar los principales puertos españoles desde la frontera francesa hasta Algeciras, acumula retrasos de 25 años. Se trata de un proyecto que no puede hacerse por fascículos, como si fuera un coleccionable, tal y como denuncian los empresarios de las ciudades afectadas que volverán a manifestarse en masa este jueves en Barcelona. Apoyémosles, porque el corredor permitirá viajar más rápido, contaminará menos y activará la economía posibilitando inversiones como la de Volkswagen en Sagunt.