EMPRESAS

Las eléctricas desvelarán datos de miles de contratos de luz para salvarse de los recortes

Las compañías preparan un envío masivo de contratos a REE para demostrar que no cobran la luz a los precios disparatados que marca el mercado eléctrico a clientes con los que tienen acuerdos a largo plazo y así no tener que devolver el dinero que pide el Gobierno.

Una torre de la red de transporte de electricidad de REE.

Una torre de la red de transporte de electricidad de REE. / EPE

5
Se lee en minutos

Las eléctricas llevan semanas negando la existencia de los beneficios millonarios que el Gobierno quiere recortar en plena escalada del precio de la electricidad. Las compañías insisten en que no están sacando tajada de la espiral de subidas y que la reforma aprobada por el Ejecutivo les provocará un agujero milmillonario en sus cuentas al obligarles a devolver unos ingresos que realmente no reciben.

Así que las grandes energéticas -especialmente Iberdrola y Endesa, como principales afectadas por los recortes- preparan una avalancha de documentación para demostrar al Gobierno que venden la electricidad a sus grandes clientes a un precio muy inferior al que marca el desbocado mercado eléctrico y así salvarse de los recortes.

Las compañías se disponen a realizar un envío masivo de miles de contratos para mostrar las condiciones y el precio de venta al que realizan el suministro a clientes con los que tienen acuerdos bilaterales a largo plazo. El aluvión de contratos los recibirá Red Eléctrica de España (REE), el operador del sistema eléctrica y que ha sido designado por el Gobierno para calcular cada mes cuánto tienen que devolver, y éste los remitirá posteriormente a la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC).

El Congreso de los Diputados convalidó el pasado jueves sin cambios el real decreto ley con el plan de choque eléctrico, pero el Gobierno pretende aplicar “en las próximas semanas” medidas adicionales para garantizar que los recortes no se apliquen a los contratos de suministro a largo plazo que se ejecuten con “precios razonables”. Esto es, que a los contratos que las eléctricas demuestren que se cobra la electricidad a precios estables y con niveles previos al encarecimiento de los últimos meses no se les aplicarán los recortes.

Aclarar la reforma

Entre las medidas adicionales que prepara el Gobierno para las próximas semanas, el Ministerio para la Transición Ecológica pretende precisar negro sobre blanco el alcance de las devoluciones que han de realizar las eléctricas y establecer de manera fehaciente qué tipo de contratos podrán librarse de los recortes. Hace unas semanas el Ministerio comandado por la vicepresidenta Teresa Ribera hizo pública una polémica nota aclaratoria enviada a REE para aclarar cómo debía aplicarse la minoración de ingresos de las eléctricas recogida en el real decreto ley, pero ahora el Gobierno pretende dar rango jurídico para que tenga validez legal.

La reforma eléctrica emprendida por el Gobierno el mes pasado para frenar las subidas del recibo de luz incluye la aplicación durante seis meses de una minoración de los ingresos extraordinarios que algunas tecnologías como nucleares, hidroeléctricas y algunas renovables sin prima estaban obteniendo al vender su electricidad a los precios desorbitados que está registrando el mercado. El Ministerio para la Transición Ecológica considera que las eléctricas, sobre todo los grandes grupos, estaban embolsándose unos beneficios desproporcionados gracias a la fortísima subida del precio del mercado de la electricidad. Unos precios disparados que se deben al encarecimiento del gas y de los derechos de emisión de CO2, que son costes que estas tecnologías no soportan.

Las grandes eléctricas denuncian que gran parte de su producción está vendida este año y el siguiente (el 100% y el 75%, respectivamente) a un precio fijo muy inferior al que marca ese mercado mayorista y que multitud de centrales y plantas renovables sufren la minoración de ingresos impuesta por el Gobierno a pesar de no cobrar los precios desbocados del mercado. Las compañías tendrán que demostrar presentando a REE mediante un formulario creado ad hoc las condiciones de los contratos firmados que no están interiorizando en sus ventas el precio disparado del mercado eléctrico.

Desde el Gobierno se asegura que se librarán de los recortes los contratos sellados con terceros y que no apliquen las subidas del mercado, pero los mantendrá a todos los contratos de suministro firmados entre sociedades de un mismo grupo (las grandes eléctricas generan electricidad y se la venden a su propia comercializadora), al considerar que este tipo de acuerdos cuentan con una “cobertura natural” y que no pueden quedar eximidos de los ajustes.

Entretanto, los grandes grupos energéticos no ocultan, además, que también siguen armando una estrategia para emprender una batalla legal para tumbar las medidas del Gobierno en los tribunales. El primer paso es esperar a recibir las primeras notificaciones de REE ordenando la devolución de ingresos, previstas para mediados de noviembre, para impugnarlas.

La luz baja pero sigue por encima de los 200 euros/MWh

El precio medio diario de la electricidad en el mercado mayorista bajará este martes un 8,93%, hasta los 207,14 euros el megavatio hora (MWh), el nivel más bajo de los últimos seis días, aunque volverá a marcar un récord histórico para un martes.

Se trata del sexto día consecutivo en que el precio se sitúa por encima de la cota de los 200 euros, un nivel que se sobrepasó por primera vez en la historia el pasado 5 de octubre. Fue a finales de agosto cuando se superaron los 100 euros y, en solo mes y medio, ha más que duplicado su valor.

El precio más alto de este martes se dará entre las 20.00 y las 21.00 horas, cuando alcanzará los 256,33 euros/MWh, mientras que el más bajo se registrará entre las 15.00 horas y las 16.00 horas, cuando cotizará a 171,60 euros/MWh.

Tras el descenso registrado el sábado y el domingo por la menor demanda, el precio de la electricidad retomó el lunes la senda alcista después de registrar el viernes el segundo registro más alto de la historia. No obstante, ya hace más de una semana que no se registra un nuevo récord absoluto capaz de pulverizar los 288,53 euros que se llegaron a marcar el pasado 7 de octubre.

Noticias relacionadas