Los peligros de las inversiones virtuales

Qué son los NFTs, cómo funcionan y los riesgos de invertir en ellos.

por Adriana Soler

Cada vez se oye hablar más de los NFTs, ahora bien, ¿qué se esconde tras estas siglas? La definición técnica no es demasiado digerible. Sus siglas significan token no fungible, y aluden a una clase especial de token criptográfico que representa algo único.

Casi nos hemos quedado como antes, ¿verdad? En este artículo pretendemos ser especialmente didácticos y, al terminar, haber dejado claros los principales rasgos diferenciales del concepto. ¿Empezamos?

Qué son los NFTs

Para entender qué son los tokens no fungibles debemos adentrarnos en la órbita de las criptomonedas, pero no son ellas. Hablamos de representaciones inequívocas de activos, digitales o físicos, en la red blockchain.

Los NFTs utilizan idéntica tecnología que las criptomonedas, pero no se pueden dividir ni intercambiar. Sin embargo, sí coinciden con ellas en la posibilidad de comprarlos y venderlos. Una analogía útil para empezar a distinguir los NFTs de las criptomonedas es esta: si entendemos las criptomonedas como una reserva de valor —lingotes de oro—, un NFT sería una obra de arte —por ejemplo, Las meninas, de Velázquez.

Bienes fungibles y no fungibles

Conviene explicar la diferencia entre estos conceptos. Los fungibles son bienes que se pueden intercambiar, ya que su valor depende del número, el peso o la medida. Así, por ejemplo, nos da igual tener un billete de 50 euros u otro, su uso es indistinto. Además, cuando lo utilizamos se consume y dejamos de tenerlo.

Sin embargo, los bienes no fungibles tienen el valor por sí mismos, luego no pueden reemplazarse. No es igual el cuadro citado anteriormente, Las meninas de Velázquez, que otro titulado Las mininas y pintado por Blázquez. Ni siquiera una copia excelsa de la obra original adquiere un valor comparable.

Por ello, en términos de inversión y rentabilidad, la diferencia es clara entre las criptomonedas y las NFTs:

  1. Al comprar o vender las primeras, igual que pasa con el oro, si aumentan los compradores, sube el precio. Y este baja al descender los interesados. En todo caso, se puede cambiar un lingote o una pepita por otro, no hay diferencia al respecto.

  2. Sin embargo, al comprar o vender NFTs son elementos únicos, cuyo valor solo depende de ellos mismos. Ni se pueden intercambiar ni modificar, porque no hay dos que valgan lo mismo. Piense en un joya única hecha en oro: su valor nunca será igual al de otra semejante, aunque sea parecida.

Bienes fungibles y no fungibles.

El valor que se asigna a estos NFTs depende del mercado. Es el que las personas deciden darle, igual que sucede con esas obras de arte empleadas como ejemplo. Son activos únicos y, por ello, se pueden adquirir a cualquier precio. Cuando los vendemos, nos desprendemos de ellos. Siempre podemos crear una copia, pero ya no será igual. Su valor será muy inferior.

Algunos ejemplos de NFT muy bien pagados son el primer tuit de la historia, el primer disco vendido como NFT —el grupo Kings of Leon— y los NFTs con momentos exclusivos de la industria cinematográfica de Hollywood.

El funcionamiento de los NFTs

Vivimos actualmente una época de gran popularidad de los tokens no fungibles. Se pagan cifras desorbitadas por algunos de ellos, por ejemplo 267.000 euros por una roca dibujada. ¿Cuánto tiempo perdurarán esos importes? ¿Aumentarán o disminuirán? No queda claro. Aunque considerando que se trata de un criptomercado incipiente, todo hace pensar que pueden ser inversiones muy rentables.

En la práctica, la situación es comparable a la de los mecenas y coleccionistas de arte clásicos. Cuando compran una obra de un talento novel, desconocen cómo evolucionará su valor. Cuando adquieren una creación afamada, el precio a desembolsar es alto y, posiblemente, hará que su valor final siga creciendo. Aunque siempre hay que asumir el riesgo de que no suceda.

El universo NFT

A partir de la tecnología blockchain o cadena de bloques se crean estos tokens no fungibles. Cada uno cuenta con un certificado digital de autenticidad. Son metadatos no modificables que reflejan la autoría, el valor de inicio, las fechas de los intercambios y las diferentes compraventas realizadas, así como los importes desembolsados. En general, se desarrollan con estándares de la red Ethereum y no resulta complicado venderlos ni comprarlos; aunque es más complejo hacerlo que con las criptomonedas populares.

Ahora bien, ¿conviene invertir en ellos? La incertidumbre es la respuesta más honesta a esta pregunta. Al tratarse de elementos únicos e irrepetibles, con un valor de inicio más o menos elevado, se supone que este importe irá creciendo con el tiempo, aunque es algo que no se puede garantizar.

Muchas veces su adquisición es especulativa. Y este es el principal punto débil de estas inversiones. Si todo sigue igual y evoluciona según lo previsto, la revalorización será real y la rentabilidad podría dispararse. Pero ¿y si cambia la tendencia? Es el riesgo que asumiremos al adquirir estos activos.

Para Fundación MAPFRE, el blockchain permitirá una administración eficaz, fácil y con una probabilidad de error y fraude cercana a cero en varios sectores financieros y aseguradores. En este sentido, áreas de negocio o gestión van a verse afectadas por esta nueva tecnología como es el caso de la Banca, Seguros, Reaseguro, Travel, IT, Recursos Humanos, Contabilidad…. Sin embargo, el gran reto para el funcionamiento adecuado de blockchain, además del impecable desarrollo tecnológico, es la necesidad de un nuevo marco jurídico y regulatorio. El blockchain debería permitir que la probabilidad de error y fraude sea cercana a cero en varios sectores financieros y aseguradores. Sin embargo, la volatilidad de los mercados vinculados tanto a NFT´s como a Criptomonedas nos lleva a pensar que son inversiones muy peligrosas donde la probabilidad de perder el capital es tan alta, que merece la pena pensar antes y de manera muy cautelosa si finalmente la inversión tiene sentido para nuestra cartera.

A través de la web www.segurosypensionesparatodos.org, Fundación MAPFRE ofrece información sobre seguros, sobre pensiones, cursos básicos para comprender los aspectos más generales del seguro y su funcionamiento y recursos didácticos.
En la web, Fundación MAPFRE también ofrece información práctica sobre cómo invertir y qué productos de inversión existen de la manera más óptima y segura posible y que tus ahorros puedan trabajar para ti. Tipos de interés, plazos fijos, bonos, rentas variables... la web te ayudará a tomar las mejores decisiones en cualquier momento y bajo cualquier circunstancia económica. Recuerda que cualquier inversión puede conllevar un riesgo, por eso en necesario que conozcas todas las cuestiones relativas al producto que elijas.