Fuego

El incendio de Ávila obliga a desalojar una urbanización

Una noche más, y ya van tres, sin apartar los ojos del incendio que empezó en Santa Cruz del Valle y ya se ha extendido hasta Pedro Bernardo. Ha sido necesario desalojar una urbanización a las afueras de este municipio abulense. Ya son más de 1.000 hectáreas afectadas por el fuego provocado que prendió el pasado viernes y sigue avanzando sin control. Focos que parecían controlados han vuelto a reproducirse con bastante virulencia. No es el primer incendio que se registra en la zona. El monte quedó calcinado en 1986 y ha habido más, por eso los vecinos se muestran cansados y muestran su enfado con la Junta de Castilla y León. La Guardia Civil ya investiga el origen del incendio. Todo apunta a que ha sido intencionado y se pide colaboración a la ciudadanía para dar con el autor o autores.