Astronomía

Sorprenden a una de las estrellas más antiguas de la Vía Láctea surcando la galaxia a 600 kilómetros por segundo

La estrella hiperveloz triplica la velocidad que alcanza el Sol al orbitar alrededor de la galaxia

Dentro de un intenso sistema binario, la explosión en forma de supernova de su estrella compañera podría haber producido la hipervelocidad y el viaje frenético de J1249+36.

Dentro de un intenso sistema binario, la explosión en forma de supernova de su estrella compañera podría haber producido la hipervelocidad y el viaje frenético de J1249+36. / Créditos: Adam Makarenko/Observatorio WM Keck.

Pablo Javier Piacente

Las estrellas que pueden alcanzar condiciones de hipervelocidad son extraordinariamente raras, pero un nuevo estudio ha logrado identificar una de ellas y, además, ha determinado que se trata de una estrella lejana y antigua, una de las primeras que se habría encendido en la Vía Láctea. Podría provenir del espacio intergaláctico o haber sido expulsada de un sistema binario extremo, entre otras posibilidades.

Una investigación liderada por el profesor Adam Burgasser, de la Universidad de California en San Diego, en Estados Unidos, ha revelado la presencia de una estrella hiperveloz viajando por la Vía Láctea a alrededor de 600 kilómetros por segundo o 2 millones de kilómetros por hora: el viaje alocado de esta estrella, una de las más antiguas de la galaxia, podría llevarla a escapar en algún momento de la Vía Láctea. El hallazgo fue presentada recientemente en el marco de la 244ª reunión nacional de la Sociedad Astronómica Estadounidense (AAS) en Madison, Wisconsin.

Antigua y veloz

Mientras el Sol orbita alrededor de la galaxia a unos 220 kilómetros por segundo, la velocidad de esta estrella, bautizada como J1249+36, sorprendió a los astrónomos vagando por la Vía Láctea con un posible destino de escape. Según una nota de prensa, se trata de una extraña estrella subenana L: son estrellas deficientes en elementos distintos del hidrógeno o el helio y que suelen ser las más antiguas de la Vía Láctea.

Además de ser una variedad difícil de hallar, la hipervelocidad que desarrolla la vuelve aún más rara e inusual: solo un puñado de estrellas han podido detectarse en nuestra galaxia con esta capacidad. Vale destacar que el hallazgo fue posible gracias a la colaboración del proyecto de ciencia ciudadana Backyard Worlds, que reúne a más de 80.000 voluntarios.

J1249+36 podría ayudar a los astrónomos a desvelar el misterio de las estrellas con destino a abandonar la galaxia. Se estima que aproximadamente 175 estrellas se encuentran en proceso de escapar de la Vía Láctea: de continuar en el mismo camino, en algún momento de su historia quedarán vagando en soledad en el espacio profundo.

Posibles explicaciones

¿Porqué esta estrella antigua alcanzó tanta velocidad y sigue un destino errante surcando la galaxia? Aunque aún no existe una conclusión definitiva, según un artículo publicado en Science Alert los científicos consideran varias hipótesis. Una de ellas, quizás la que posee por el momento mayor aceptación, es que fue expulsada de un violento sistema binario: su compañera, una enana blanca, explotó en una intensa supernova y la impulsó a toda velocidad por la Vía Láctea.

Otra opción que tienen en cuenta los científicos es que en realidad J1249+36 provenga del espacio intergaláctico, entre otras alternativas. También podría haber sido catapultada por un agujero negro que aún no ha sido descubierto, en un escenario en el cual J1249+36 era parte de un cúmulo globular con algún tipo de anomalía en su centro.