Antropología

Los efectos adversos del consumo de ayahuasca generalmente no son severos

Afectan a casi el 70 por ciento de los consumidores, pero solo el 2,3 por ciento requiere asistencia médica

Los efectos adversos del consumo de ayahuasca generalmente no son severos
4
Se lee en minutos
EDUARDO MARTÍNEZ DE LA FE

Los efectos adversos del consumo de ayahuasca por lo general no son severos y solo el 2,3 por ciento de las personas que consumen esta decocción herbal amazónica necesita atención médica, según una amplia investigación global.

Un equipo internacional de científicos, que ha examinado los efectos adversos para la salud asociados con la ayahuasca, una decocción herbal utilizada ancestralmente por indios amazónicos, ha descubierto que produce efectos adversos para la salud física y psicológica mientras es consumida, aunque en la mayoría de los casos esos efectos no son severos.

Los resultados de esta investigación, que se publican en PLOS Global Public Health, se basan en una encuesta global sobre ayahuasca en la que participaron a más de 10.000 personas de 50 países.

La ayahuasca es utilizada desde la antigüedad por los indígenas amazónicos en su medicina tradicional. A pesar de su estatus legal ambiguo, en las últimas décadas el uso de ayahuasca se ha incrementado a nivel internacional.

Los datos analizados señalan que los efectos adversos agudos para la salud física (principalmente vómitos) afectaron al 69,9% de la muestra, y que solo el 2,3% informó de la necesidad de atención médica posterior.

Efectos adversos

Los efectos adversos para la salud mental en las semanas o meses posteriores al consumo fueron señalados por el 55,9% de la muestra, aunque alrededor del 88% consideró dichos efectos en la salud mental como parte de un proceso positivo de crecimiento espiritual o integración con la naturaleza. Alrededor del 12% buscó apoyo profesional posterior para resolver estos efectos.

La investigación también reveló que los efectos adversos físicos se aprecian más cuando el inicio en el consumo de ayahuasca se produce a una edad avanzada, y que dependen también del estado de salud física del consumidor.

Influye asimismo el consumo de ayahuasca que se ha tenido durante la vida, así como tener un diagnóstico previo de trastorno por uso de sustancias. Tomar ayahuasca en un contexto no supervisado también es origen de problemas.

Los autores destacan que, aunque hay una alta tasa de efectos físicos adversos y efectos psicológicos desafiantes por el uso de ayahuasca, como por ejemplo los trastornos de ansiedad que a veces provoca, generalmente estos efectos no son graves.

Beneficios

Añaden que la mayoría de los asistentes a la ceremonia de ayahuasca continúan asistiendo a estos ritos, lo que sugiere que perciben que los beneficios superan cualquier efecto adverso.

Concluyen que conocer las variables que podrían predecir efectos adversos eventuales puede servir para evaluar o brindar apoyo adicional a sujetos vulnerables que deciden vivir esta experiencia, asociada particularmente a una búsqueda espiritual.

Asimismo, consideran que una mejor comprensión del equilibrio riesgo/beneficio de la ayahuasca también puede ayudar a los responsables de la formulación de políticas a tomar decisiones sobre posibles regulaciones y respuestas de salud pública.

José Carlos Bouso, director científico de ICEERS. / ICEERS

Coincidencias

Esta investigación es coincidente con la realizada por un equipo de investigadores de Brasil, España y los Países Bajos, cuyos resultados se publicaron en febrero pasado en el Journal of Psychoactive Drugs.

Este equipo descubrió que los participantes en las ceremonias que usan la ayahuasca muestran índices más altos de bienestar general, actividad física, alimentación saludable y una menor incidencia de enfermedades crónicas que otras personas.

José Carlos Bouso, autor principal de esta investigación y director científico del Centro Internacional para la Educación, la Investigación y el Servicio Etnobotánicos (ICEERS), ha dirigido también al equipo que desarrolló el nuevo estudio.

Con motivo del primer estudio, Bouso explicó a T21/Prensa Ibérica que el ritual es tan importante como la ayahuasca y que esta decocción es una potente herramienta para el autocuidado.

Coincidiendo con lo que plantea la nueva investigación, Bouso añade que en España la ayahuasca necesita ser regulada como la MDMA, la psilocibina, la DMT o la LSD, que pronto estarán disponibles en el mercado psicofarmacológico.

Los autores de la nueva investigación advierten en su artículo que “las prácticas de ayahuasca difícilmente pueden evaluarse con los mismos parámetros que se usan para los medicamentos recetados, ya que la miríada de sus efectos incluye experiencias desafiantes que son intrínsecas a la experiencia, algunas de las cuales se consideran parte de su proceso de curación”.

Más investigación

Señalan al respecto que muchas personas recurren a la ayahuasca debido al desencanto con los tratamientos de salud mental occidentales convencionales, por lo que el poder disruptivo de esta medicina tradicional no debe subestimarse.

Añaden que la expansión internacional de la práctica de la ayahuasca crea una serie de nuevos desafíos para las políticas y regulaciones de salud pública mundial, escriben los autores.

También señalan que se necesita más investigación para comprender mejor qué condiciones aumentan la aparición de los efectos adversos.

Noticias relacionadas

Insisten en que, aunque la ayahuasca se considera un alucinógeno, las culturas tradicionales la han utilizado a lo largo de la historia, no para escapar de la realidad, sino para adaptarse mejor a ella.

Referencia

Adverse effects of ayahuasca: Results from the Global Ayahuasca Survey. José Carlos Bouso et al. PLOS Global Public Health, November 16, 2022. DOI:https://doi.org/10.1371/journal.pgph.0000438