Ciencias Planetarias / Astrobiología

Una de las lunas de Saturno podría disponer de un elemento esencial para la vida

El océano subterráneo de Encélado contendría concentraciones importantes de fósforo

Una de las lunas de Saturno podría disponer de un elemento esencial para la vida
3
Se lee en minutos
Pablo Javier Piacente

Encélado es uno de los principales objetivos en la búsqueda de vida en nuestro Sistema Solar. Según se conoce hasta hoy, esta luna de Saturno tiene un océano de agua cubierto de hielo, que a través de extrañas interacciones magnéticas crea una columna que contiene casi todos los requisitos básicos de la vida terrestre. En una nueva investigación, los científicos han predicho que el océano subterráneo podría contar con una cantidad importante de fósforo, un elemento clave para el desarrollo de la vida.

Un estudio internacional liderado por el Southwest Research Institute (SwRI) en Texas, Estados Unidos, ha descubierto nuevas pruebas de un componente clave para la vida en el océano subterráneo de la luna Encélado de Saturno. Los nuevos modelos indican que el océano de Encélado debería ser relativamente rico en fósforo disuelto, un ingrediente esencial para que la vida pueda desarrollarse y prosperar. 

Los mundos oceánicos

Uno de los descubrimientos más trascendentes de la ciencia planetaria en las últimas décadas es que los mundos con océanos debajo de una capa superficial de hielo son comunes en nuestro Sistema Solar. Estos mundos incluyen a los satélites helados de los planetas gigantes, como Europa, una de las lunas de Júpiter, o Titán y Encélado, ambos satélites de Saturno, así como cuerpos más distantes como Plutón. 

Los mundos como la Tierra, con océanos superficiales, deben localizarse dentro de un rango estrecho de distancia de sus estrellas anfitrionas, para mantener así las temperaturas que sustentan el agua líquida superficial. Sin embargo, los mundos oceánicos de agua interior o subterránea pueden mantenerse en un rango de distancias mucho más amplio, multiplicando en forma exponencial la cantidad de mundos habitables que probablemente existan en toda la galaxia.

La nave espacial Cassini de la NASA exploró al planeta Saturno y sus satélites naturales entre 1997 y 2017, facilitando importantes descubrimientos gracias a los datos recopilados. Uno de los hallazgos más trascendentes son las condiciones que posee Encélado, el sexto satélite en orden de tamaño que posee el gigante gaseoso. Con alrededor de 500 kilómetros de diámetro, Encélado posee un océano de agua subsuperficial potencialmente habitable, completamente cubierto de hielo y afectado por las interacciones entre los campos magnéticos de Saturno y sus múltiples lunas.

¿Vida confirmada?

Todo indica que este océano de agua cubierto de hielo contiene componentes básicos de la vida, como carbono orgánico e inorgánico, amoníaco y posiblemente sulfuro de hidrógeno. También dispone de energía química, aunque su habitabilidad podría verse fuertemente afectada por la desconocida disponibilidad de fósforo. Ahora, el nuevo estudio publicado recientemente en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), parece confirmar la presencia de este vital elemento. 

De acuerdo a una nota de prensa, aunque el elemento bioesencial fósforo aún no se ha identificado directamente en Encélado, el equipo de científicos dirigido por Jihua Hao y Christopher Glein descubrió evidencia concreta de su disponibilidad en el océano ubicado debajo de la corteza helada de la luna. Los investigadores concluyeron que la geoquímica subyacente muestra una fuerte presencia de fósforo disuelto, alcanzando niveles cercanos o incluso más elevados que los presentes en el agua de mar de la Tierra moderna.

Los científicos alcanzaron estas conclusiones luego de desarrollar modelos termodinámicos y cinéticos que simulan la geoquímica del fósforo en esa parte del Sistema Solar, en función de los conocimientos aportados por la nave Cassini sobre el sistema del lecho marino en Encélado. En el curso de su investigación, concretaron el modelo geoquímico más detallado hasta la fecha de cómo los minerales del fondo marino se disuelven en el océano de Encelado: esto les permitió predecir que los minerales de fosfato serían inusualmente solubles en ese lugar. 

En resumen, esto significa para la astrobiología que podemos estar más seguros que antes de que el océano de Encelado es habitable: la conclusión nos obliga, según los investigadores, a volver a Encélado para ver si su océano habitable contiene efectivamente una forma de vida microbiana y cuáles serían sus características

Referencia

Abundant phosphorus expected for possible life in Enceladus’s ocean. Jihua Hao, Christopher R. Glein, Fang Huang, Nathan Yee, David C. Catling, Frank Postberg, Jon K. Hillier and Robert M. Hazen. PNAS (2022). DOI:https://doi.org/10.1073/pnas.2201388119

Noticias relacionadas