Entomología

La Tierra es un planeta rebosante de hormigas

Hay 2,5 millones por cada ser humano y su peso supera al de todas las aves y mamíferos combinados

La Tierra es un planeta rebosante de hormigas
4
Se lee en minutos
Eduardo Martínez de la Fe

En la Tierra hay 2,5 millones de hormigas por cada ser humano y su peso representa al 20% de la masa de la humanidad. La mayoría viven en los trópicos, que es donde más abundan sus depredadores. Son una de las pequeñas cosas que gobiernan el mundo.

Los biólogos Sabine Nooten y Patrick Schultheiss, de la Universidad de Julius Maximilians de Würzburg (Alemania), junto a otros investigadores de las universidades de Hong Kong y Charles Darwin, han determinado la cantidad más precisa hasta la fecha de la población de hormigas que pueblan la Tierra: 20.000 billones de individuos (20 seguido de 15 ceros), es decir, 2,5 millones por persona, según informan en un artículo publicado en PNAS.

El estudio calcula asimismo que el peso del total de hormigas "supera la biomasa combinada de aves y mamíferos silvestres y corresponde aproximadamente al 20% de la biomasa de la humanidad”, explica Schultheiss.

Precisa que la masa de organismos generalmente se mide en términos de su composición de carbono y que el carbono constituye aproximadamente la mitad del peso seco de una hormiga. Si se incluyera el peso de otros elementos corporales, la masa total de las hormigas del mundo sería aún mayor, añade.

Estudio global

Este estudio ha sido el primero en investigar empíricamente cómo se distribuyen las poblaciones de hormigas por toda la Tierra y determinó que los trópicos tienen la mayor densidad de estos insectos, lo que podría explicar por qué hay tantas especies de mamíferos que se especializan en las hormigas como alimento en las regiones tropicales.

Además de la zona climática, los ecosistemas locales también juegan un papel importante: los bosques y las regiones áridas son el hogar de la mayoría de los especímenes, mientras que son mucho más raros en áreas fuertemente influenciadas por humanos.

Según los resultados del nuevo estudio, casi dos tercios (61 por ciento) de las hormigas que habitan sobre el suelo se encuentran en bosques húmedos tropicales y sabanas tropicales.

Los investigadores explican también que sus resultados superan entre dos y 20 veces a las estimaciones anteriores realizadas sobre las poblaciones de hormigas.

En 1994, dos biólogos estadounidenses estimaron el número de hormigas que viven en la tierra entre uno y diez mil billones. Esto se debe a que los dos investigadores solo midieron la densidad de hormigas en áreas del sur de Inglaterra y luego la extrapolaron a todo el mundo, explican.

Todos los continentes

Para alcanzar sus resultados, los autores de la nueva Investigación evaluaron los datos de 465 estudios de todo el mundo en los que las hormigas se contaron usando muestras de basura en el suelo o se atraparon usando trampas.

Analizaron 1.300 lugares diferentes en todos los continentes que cubren los hábitats más importantes en los que se encuentran las hormigas que viven en la superficie, destacan los investigadores.

Además, incluyeron datos de 24 estudios sobre el número de hormigas en los árboles, usando rociadores de insecticida en todo el dosel, que es el hábitat formado por las copas de los árboles de un bosque.

Los autores también señalan algunas de las limitaciones de su estudio: por ejemplo, las ubicaciones de muestras están distribuidas de manera desigual en las regiones geográficas.

Además, la gran mayoría de las muestras se recolectaron de la capa del suelo, lo que significa que arrojan muy poca información sobre el número de hormigas en los árboles o bajo tierra. Esto significa que sus hallazgos son algo incompletos.

Mueven el mundo

Establecer las dimensiones de esta población de insectos no es algo baladí: el eminente biólogo Edward O. Wilson dijo una vez que los insectos y otros invertebrados son "las pequeñas cosas que gobiernan el mundo", y tenía razón, escriben los autores de este estudio en The Conversation.

Destacan que las hormigas juegan un papel importante en la descomposición de los residuos orgánicos, como cultivadoras de hongos o cultivadoras de pulgones, pero también como alimento para innumerables aves, artrópodos y mamíferos.

Además, las hormigas mueven hasta 13 toneladas de masa de suelo por hectárea y año, por lo que tienen una gran influencia en el mantenimiento del ciclo de nutrientes, así como también juegan un papel decisivo en la distribución de las semillas de las plantas, explican los investigadores.

Contexto significativo

Otro aspecto importante de estas colonias es que, a veces, su influencia también es negativa. Por ejemplo, las hormigas rojas, una especie invasora, pueden tener un impacto negativo en la biodiversidad local y causar daños considerables, añaden.

Y no menos importante: las hormigas pueden ser más efectivas que los pesticidas para ayudar a los agricultores a producir alimentos.

El contexto también es significativo: el número global de insectos está disminuyendo debido a amenazas como la destrucción y fragmentación del hábitat, el uso de productos químicos, las especies invasoras y el cambio climático.

Sin embargo, los datos sobre la biodiversidad de insectos son alarmantemente escasos, por lo que este nuevo estudio proporciona una base para futuras investigaciones que ayuden a llenar este vacío en un momento de gran cambio ambiental, concluyen los investigadores.

Referencia

The abundance, biomass, and distribution of ants on Earth. Patrick Schultheiss et al. PNAS, September 19, 2022; 119 (40) e2201550119. DOI:https://doi.org/10.1073/pnas.2201550119

 

Noticias relacionadas