Psicología social

Siempre lloramos por cinco razones

Identificadas las claves de las lágrimas emocionales humanas

Siempre lloramos por cinco razones
3
Se lee en minutos
Redacción T21

Los humanos lloramos de emoción cuando nos sentimos solos, impotentes o agobiados, y también cuando asistimos a una boda o cuando nos identificamos con un personaje del cine, la novela o la televisión. Las lágrimas pueden ser de alegría, tristeza, miedo o ira. Y los jóvenes lloran mucho más que los mayores porque se sienten abrumados ante la vida.

Los humanos son probablemente la única criatura capaz de derramar lágrimas emocionales, es decir, de llorar por sentimientos. Estos sentimientos incluyen lágrimas de alegría o lágrimas de tristeza, miedo o ira.

Además de las lágrimas emocionales, también existen lágrimas basales, que mantienen siempre húmedo el ojo y lo protegen. El tercer tipo son las lágrimas reflejas, que se producen, por ejemplo, cuando hace frío, viento o al picar cebollas.

Según un nuevo estudio, realizado por investigadores de la Universidad de Ulm y la Universidad de Sussex en Brighton, Reino Unido, la mayoría de los episodios en los que los adultos lloran por motivos emocionales pueden asignarse de forma fiable a una de estas cinco categorías: la soledad, la impotencia, el estar agobiado, la armonía y el consumo de medios.

El consumo de medios es la suma de los medios de información y entretenimiento que recibe un individuo o un grupo. Incluye actividades como interactuar con los nuevos medios (móviles, redes sociales), leer libros y revistas, mirar televisión y películas o escuchar la radio.

Soledad y tristeza

El equipo, dirigido por el psicólogo social Johannes Keller, de la Universidad de Ulm, señala en un comunicado que la soledad es causada por una necesidad insatisfecha de cercanía, que puede provocar lágrimas. La soledad también genera lágrimas de amor o nostalgia, según esta investigación.

Las lágrimas de alegría, por otro lado, ocurren después de que la necesidad de armonía ha sido intensamente satisfecha, por ejemplo, cuando asistimos a una boda y empatizamos con los novios. Como ejemplo de lágrimas por impotencia, citan la reacción a la noticia por la muerte de un ser querido o conocido.

El llanto en la categoría de "consumo de medios" tiene varias características especiales. En comparación con las otras categorías, la persona que llora en estas circunstancias solo se ve afectada indirectamente, por lo que las lágrimas aparecen "representativamente".

El desencadenante de estas lágrimas es, por ejemplo, una experiencia que le sucede al personaje principal de un libro o de una película, con el que la persona siente empatía. Además, en estas situaciones podemos derramar lágrimas si es un drama, pero también si es una comedia, por lo que puede haber lágrimas de alegría y lágrimas de tristeza en esa categoría.

Tres estudios

Para llegar al fondo del llanto humano, los investigadores realizaron un total de tres estudios en los que se encuestó a estudiantes, además de personas de la población general. La edad promedio fue de 30,3 años; la proporción de sujetos de prueba femeninos fue del 64 por ciento.

En dos estudios, se pidió a los participantes de encuestas en línea que proporcionaran información sobre el último episodio en el que derramaron lágrimas emocionales. En un tercer estudio, se pidió a los participantes que llevaran un diario de sus experiencias de llanto durante 30 días. También se les preguntó una vez al día, a través de un teléfono, sobre cómo se sentían y sobre su llanto.

Una de las cosas que apreciaron los investigadores es que existe una tendencia a que las personas más jóvenes lloraran con más frecuencia que las personas mayores porque estaban abrumadas.

Además, se informaron menos episodios de impotencia en el estudio diario que en los dos estudios retrospectivos. Esto podría deberse a que un mensaje de muerte está más asociado con el llanto que otras categorías emocionales. Eso significa que los participantes del estudio recuerdan mejor los duelos y lo comentan con más frecuencia.

Brecha superada

Este nuevo estudio cierra una brecha en la investigación de las lágrimas emocionales. La clasificación constituye una piedra angular importante en futuras investigaciones sobre el fenómeno de las lágrimas emocionales, destacan los investigadores.

Noticias relacionadas

“Hasta ahora, se sabe relativamente poco sobre el papel de las lágrimas emocionales en la enfermedad mental. También hay una falta de conocimiento sistemático sobre cómo las lágrimas regulan las interacciones sociales. Eso implica conocer qué influencia tienen las lágrimas, por ejemplo, sobre otras personas”, dice Johannes Keller. Identificar las cinco razones más comunes para llorar puede ayudar a responder estas preguntas en el futuro.

Referencia

Five reasons to cry—FRC: a taxonomy for common antecedents of emotional crying. Michael Barthelmäs et al. Motivation and Emotion volume 46, pages404–427 (2022). DOI:https://doi.org/10.1007/s11031-022-09938-1